astrología 2021·eclipse lunar en Sagitario·eclipse solar en Géminis·horóscopos 2021·Júpiter en Piscis·la alquimia de la espiral·luna llena·marte en cuadratura con Chirón·mercurio retrógrado

Astrología del mes de mayo :: audio ::

Saludos a l@s lector@ de Luna de Abril,

Me tomé un descanso de las publicaciones mensuales de Luna llena y Luna nueva. Después de 11 años de fidelidad a estos dos portales lunares he sentido que era tiempo de hacer una pausa.

Les comparto el audio introductorio correspondiente a la entrega de La Alquimia de la Espiral :: el horóscopo mensual para cada signo para el mes de mayo. Espero les sirva de orientación para este ciclo de eclipses.

Sigan atentos a esta página, ya que aunque no publique los textos lunares, sí estaré compartiendo otros recursos para navegar estos tiempos de desafíos y transformación.

Les deseo un bello ciclo de eclipses,

Paloma

***

Para suscribirte a La Alquimia de la Espiral :: el horóscopo mensual para cada signo puedes ir a este enlace :: si te suscribes ahora, recibirás -cada primero de mes- durante un año, una entrega con 12 audios (uno para cada signo) + un audio introductorio de los tránsitos astrológicos más relevantes del mes en curso. Hay precios escalonados y con opciones para compartir los audios en grupo.

http://www.lunadeabril-pago.com

***

:: aquí el enlace de descarga del audio introductorio de la astrología del mes de mayo ::

https://we.tl/t-mSkbNwQuj5

***

:: aquí el texto del correo electrónico del mes de mayo :: (algunos de los tránsitos astrológicos delineados en el audio y en el texto ya han pasado, sin embargo, siguen reverberando y latiendo fuera y dentro nuestro.)

Mayo 2021 es un mes complejo de narrar ya que convergen cambios planetarios importantes, con eclipses y  varios retrógrados, y con un énfasis en los signos mutables. Nuestras líneas de tiempo cambian.

En los audios, tanto en el introductorio como en los de los signos, nombró los tránsitos, es decir, nombro las casas, los signos y los planetas envueltos en la interpretación que ofrezco. Estos tránsitos es importante nombrarlos, aunque no sepamos de astrología, aunque nos resulten ajenos, aunque nos resulte “técnico”.

La razón por la cual es importante nombrarlos es porque funcionan como anclas, son referentes de una coordenada que enlazan cielo con tierra dentro nuestro. Esta ancla no tiene que ser entendida, solo nombrada. Esta información se ancla en el cuerpo y, gracias a nuestra sabiduría interna, la integramos.

Recibimos la información directamente desde la palabra que nombra el tránsito.

Cuando digo, “Urano hace una conjunción con el Sol en tu primera casa”, por ejemplo, independientemente de la narrativa que yo te ofrezca con relación a este tránsito, su resonancia ya le ha dado a tu alma la información que necesita con relación a este evento. Esta es mi visión después de años trabajando con la astrología y la palabra.

Entonces, aunque no entendamos parte del lenguaje, se trata de confiar que al estar vivo, nos toca, nos mueve, nos guía. Dicho esto, a la hora de elaborar la narrativa del mes, también resumo y sintetizo, y tomo en cuenta tránsitos planetarios que no nombro.

***

Este mes me he centrado en compartir enseñanzas védicas que localizan el Soma, la fuente de abundancia y néctar de los dioses, en el sector del cielo sideral en el cual se encuentran las constelaciones de Tauro y Géminis.

Este es el lugar en el cual la tradición celtíbera pagana, honraba el renacer de la tierra a través de festivales y celebraciones que revitalizaban su fe y confianza en los ciclos de la vida.

Este tiempo nos invita a unirnos en torno a la celebración de la abundancia, del alimento, de la cosecha. A reunirnos en torno a la hoguera de l@s ancestr@s, la hoguera de la vida, la que cocina los alimentos, la que nos reúne en la fiesta, el gozo y la alegría.

Estos paisajes celebrativos de nuestro pasado, independientemente de la tradición que hayamos heredado, pertenecen al legado de todas las naciones originarias de la tierra -del norte, sur, este y oeste-. Siempre se miró al cielo, se encendió el fuego, se cocinó en unión, se cantó y predicó al pie de la hoguera, del árbol, de la cascada, en la cueva, y se agradeció la ciclicidad eterna, la abundancia de la vida que siempre retorna.

Independientemente si estamos ahora en el hemisferio norte o en el sur, la historia es la misma : son las dos caras de una misma moneda. El reino del día danza con el reino de la noche. De un lado la tierra se despierta, del otro se duerme.

Los velos de afinan tanto para la vida como para la muerte.

Es tiempo de ofrendas, a la vida, a los muertos, a los reinos invisibles de la tierra, a los elementales; ofrendas que reconocen la multidimensionalidad del reino de la tierra y nuestra pertenencia a sus misterios. Los de la vida y los de la muerte. Los de la transformación y los de la regeneración. Entonces, este mes, le dedicamos tiempo a la polaridad Tauro y Escorpio, y a reconocer la sabiduría compartida por los antiguos que localizaban en estos dos signos las puertas de entrada a nuestra Vía Láctea.

***

Este mes también le dedico tiempo a los eclipses del 26 de mayo y 10 de junio. Este mes tenemos un eclipse lunar total, el 26 de mayo, día de la luna llena en Sagitario.

El 10 de junio tenemos un eclipse solar, el día de la luna nueva en Géminis.

El 29 de mayo Mercurio inicia su movimiento retrógrado en Géminis.

El 10 de junio estará retrógrado y en conjunción con el eclipse solar

La narrativa que se deshace, la historia que muere, es la composta de la nueva historia, la semilla de una nueva narrativa para nuestra vida. Una narrativa enraizada en los valores de la vida. Una narrativa que le da continuidad a la memoria, al cuido de la memoria, de las formas en las que ancestralmente hemos honrado nuestra relación con la vida.

Este mes Júpiter hace su entrada en Piscis, entonces este mes hay un movimiento importante de signos fijos a signos mutables. De signos que son lentos y conservadores, a signos veloces y cambiantes.

Géminis, Sagitario y Piscis sostienen la rueda de cambio de este mes. Aunque la luna nueva es en Tauro, signo de tierra y fijo, vamos a sentir esta mutabilidad cambiante a lo largo de este mes y el próximo.

***

Este mes no he incluido a Marte en el centro de la conversación. Como menciono en el audio introductorio, la narrativa de Marte está presente en CAMINO :: PUERTA :: ENCRUCIJADA :: en horóscopo ANUAL para el 2021 :: (que está incluido en esta entrega, más abajo).

El tránsito más importante de Marte este mes es la cuadratura que hace con Chirón, el día de la luna nueva en Tauro, el 11 de mayo.

Este tiempo tiene que ver con la sanación de una herida primaria de desarrollo que se revela, que se visibiliza a través de un miedo a actuar, expresarnos, independizarnos.

Nos habla de un proceso que implica un despertar de nuestro corazón a través del desarme de nuestras defensas adquiridas. Vivimos un desarme interno. Un desarme del manejo de nuestra energía masculina sobrevalorada y explotada. Hay muchas etapas, planos de consciencia y de despertar, vinculados a este desarme.

Para muchas y muchos es evidente que el colectivo nos devuelve el lado más estridente y desarticulado de la expresión de esta energía masculina, que se escenifica en la batalla sangrienta por prevalecer,- más haya del sentido, más allá del orden-, para ganar.

Yo soy. Yo existo. Mírame. Si no me miras no existo. Si no me miras muero.

Estos decretos son sentencias limitantes o conjuros liberadores. Lo que creemos sobre nosotros mismos y nuestro camino es la base de lo que creamos. Creamos desde lo que creemos.

La cuadratura entre Marte y Chirón, es un paso más en el proceso de darnos cuenta de que eso que se armó, no lo construimos nosotros, que esas defensas, o estrategias de sobrevivencia, ya sean desde la guerra o la seducción, son máscaras que encubren la verdad de la oscuridad que nos habita.

En este proceso de desarme, la revelación es darnos cuenta de que cuanto más adentro, más oscuro, más atrás y más abajo somos capaces de llegar, más sostenemos -en respiración profunda- nuestra compasión sanadora para el mundo.

La herida es feroz. La sanación es darnos cuenta de la verdadera historia de nuestro desarrollo: biológico, afectivo, energético, espiritual. Darnos cuenta de que la herida es la puerta de nuestro nacimiento, que no hemos consentido a esta violencia, que nos ha sido impuesta, heredada. Por sacrificio, o por karma, es tiempo de soltar la carga, la culpa. Chirón conecta lo que se ha roto. Repara, integra, unifica. Nos damos cuenta : no estaba roto. Solo olvidado. En lo oscuro.

Marte es la acción, y en Cáncer cuida y protege lo más íntimo, lo más vulnerable. Los límites no son muros que separan, más bien son membranas que se mueven y adaptan a su conversación con el entorno. Nuestros límites, si sanos, dialogan y negocian, se regulan con el entorno. Esta adaptabilidad -y a la vez cuido protector- es un recurso escaso en el desarrollo humano de este tiempo. Solemos ver este borde como un campo de batalla, como un lugar confuso, ambiguo, en el que ganamos o perdemos, sin matices.

Marte y Chirón desmontan la guerra en los espejos para mostrarnos que la batalla es interna, que nos toca elegir cuidar incondicionalmente esta parte más vulnerable y delicada de nuestro desarrollo, ese lugar en el que perdimos la confianza, la fe, la pertenencia, la seguridad sagrada, vinculada a sabernos protegidas y protegidos por la vida, por la tierra, por la familia.

Son tiempos heridos, y son tiempos de cuido.

Cuando en los audios pongo énfasis en el DESEO es porque el tesoro que emerge de la herida, la medicina que extraemos cuando tomamos contacto con nuestra parte más vulnerable, más herida, es nuestro deseo. A esa voz, si en vez de silenciarla, le damos la bienvenida, escuchamos su mensaje a través del síntoma, su reclamo, entonces permitimos un movimiento interno, que si bien pasa por el dolor, nos libera.

Abrimos tiempo espacio para su medicina.

La medicina es la vida que brota de esos lugares tan profundos como olvidados. Ese volver a sentir lo que más hemos temido sentir, es recordar, es nuestra vulnerabilidad y es nuestro poder. Recordamos quienes somos, pedacito a pedacito, hasta que inevitablemente, tome el tiempo que tome, tengamos la experiencia de nuestro corazón reunificado. De ahí nace el deseo.

Sembrar nuestro deseo de gozo y placer, es sembrar vida en el corazón de nuestra herida.

Atendemos a la herida de Chirón en Aries todos los meses cuando, gracias a nuestra sincronización con el ciclo de la luna, tomamos consciencia del diálogo entre la luz y la sombra dentro nuestro, y en nuestro entorno. Nuestra membrana protectora se mueve con la luna, y reconoce los ciclos de recogimiento y apertura. Este mes sentimos el movimiento telúrico, interno y externo, y más que nunca estos tiempos nos convocan al cultivo de un centro. Un centro que se recoge, que se abre, que escucha, que se alimenta y se cultiva a través de nuestras prácticas de presencia, auto-cuido, sanación.

Este mes nos presentamos. Ante la tierra con ofrendas, ante la tribu con nuestros dones, ante Venus que emerge este mes en nuestro cielo nocturno, ante las flores, ante la noche, ante la muerte: nos presentamos.

En MAYO Venus emerge en el oeste justo a la caída del Sol. Si tenemos acceso a una línea de horizonte abierta la podemos ver, recibir, como estrella de la noche, renacida. A partir de ahora Venus aumenta en brillo y altura en nuestro cielo del atardecer.

3 comentarios sobre “Astrología del mes de mayo :: audio ::

  1. Siempre es tan conmovedor leerte. Sentir. Vibrar con cada palabra, con cada sentir! Maravillosamente GRACIAS por expresar y compartir tan grande sabiduría Paloma.
    Namaste 🙏

  2. Agradezco de corazón tu trabajo tan profundo, sutil y sensible. Gracias infinitas por tu guía y tu maestría!! Ahoo! Haux!😁🙌

Los comentarios están cerrados.