#CaminoPuertaEncrucijada·#soberaníaenergética·activismo sagrado·astrología 2021·chirón en aries·construir la esperanza·horóscopos 2021·la alquimia de la espiral·luna llena·soberanía creativa

Luna llena en Libra :: Venus y Sol en conjunción con Chirón :: la valentía de desarmarnos para amarnos ::

Chirón es un cuerpo celeste, asteroide (incluso llamado cometa) descubierto en el 1977 por Charles Thomas Kowal. Su órbita en torno al Sol es ovalada, por lo cual cruza la órbita de dos planetas.

En su trayectoria en torno al Sol, Chirón cruza la órbita de Saturno y la órbita de Urano. De ahí que una de las primeras delineaciones astrológicas que definen a Chirón es la imagen arquetípica del puente. Une dos órbitas inconexas entre sí.

La astróloga Barbara Hand nombró a Chirón “el puente arcoíris entre los planetas interiores y exteriores”. Chirón une dos fuerzas creativas que funcionan en contra-posición. El pragmatismo conservador y estructural de Saturno se enfrenta a la rebelión innovadora de Urano. Saturno contiene, limita. Urano irrumpe, libera. Pasado y futuro compiten por la soberanía del presente. ¿qué narrativa domina?

Saturno conserva la realidad consensuada, la narrativa ancestral que sostiene los huesos, la memoria y el linaje de nuestras tradiciones. Su miedo es a desconectarnos de la memoria, y eso lo puede hacer hace rígido, cerrado al cambio. Sin embargo, Saturno gobierna la maestría del tiempo interno, la estructura de nuestro compromiso y disciplina, recursos necesarios al servicio de la materialización de nuestras visiones.

Por otro lado, Urano es la fuerza arquetípica que canaliza la energía evolutiva del cambio. Urano tiene que ver con la posibilidad de conectar con la visión del futuro, y con la necesidad (a menudo disruptiva y urgente) de cambiar las estructuras del pasado para que esta fuerza evolutiva se exprese.

El equilibrio -diálogo creativo- entre la energía de Saturno y Urano es vital para encarnar el cielo en la tierra, para hacer cuerpo del espíritu.

La fuerza evolutiva de Urano desafía a Saturno al movimiento, y Saturno desafía a Urano a garantizar la seguridad básica para que este movimiento se dé. De ahí que ponga más restricciones para impedir el impulso libertario de Urano.

Podemos ver la continua danza de estas dos fuerzas en los ciclos históricos de la humanidad. A un extremo de esta polaridad colocamos a Saturno, que se puede expresar como la rigidez de la tradición, el conservadurismo radical, al punto de ser dictatorial. Del lado de Urano, el extremo de esta polaridad se expresa a través de las respuestas revolucionarias que -en nombre del cambio y la libertad- intentan derrocar la estructura opresora, sin importar los medios.

Lo que también podemos observar en esta dinámica es que, una vez que la fuerza evolutiva de Urano genera un cambio, posteriormente este cambio se estructura nuevamente y -eventualmente- adopta la rigidez del patrón anterior. La mayoría de las grandes revoluciones revelan este patrón.

El descubrimiento de Chirón a finales de los 70 revela un ciclo de consciencia evolutiva en el que la humanidad está preparada -y madura- para encontrar el camino del medio entre las dinámicas creativas de Saturno y de Urano. Está preparada para conscientemente construir el puente.

Es un puente arcoíris.

El camino del medio es el YO.

El puente es nuestra consciencia diversa y plural, que une el pasado y el futuro en un Hoy presente y consciente.

El presente es el puente.

El puente es nuestro cuerpo presente.

El puente es nuestro Yo en relación consciente con la experiencia de ser espíritu encarnado, de ser cuerpo, encuerpamiento consciente. Chirón es el puente que conecta el adentro con el afuera, el arriba con el abajo, el visible y el invisible, de ahí que lo vinculemos con la experiencia del Yo como puente entre dimensiones.

Aquí nos reconocemos y experimentarnos en la diversidad y complejidad de una subjetividad que se construye día a día a través de la consciencia de ser este puente. Esta es nuestra consciencia corporal sentida y encarnada, camino de cambio y transformación, camino de pertenencia.

El arquetipo de Chirón revela las heridas -separaciones, traumas, fisuras y fragmentaciones- en la experiencia holística, multidimensional, de nuestra humanidad encarnada, con mayor o menor integridad, en la tierra. Chirón está vinculado al proceso de integridad, de integrarnos, de ser Uno.

Desde la perspectiva del puente, es decir desde la mirada curadora y curativa de Chirón, Saturno y Urano son ambos imprescindibles. La maestría del Chirón es crear el puente, es decir, pasa por el diálogo consciente entre estas dos fuerzas tanto a nivel interno como a nivel externo.  

Este diálogo es entonces el puente. Un puente que reconecta, une, hace uno. Es lo que llamamos cura. Unión.

De ahí que el asteroide Chirón sea representado a través del mito de Chirón el centauro, mitad humano, mitad caballo. Chirón, hijo de una diosa, es inmortal. Herido en la cadera por la flecha envenenada de Hércules dedica su vida a buscar la cura para su dolor.

Los caminos para la cura son múltiples y Chirón los engloba todos.

Chirón es el Sanador Herido. La Sanadora Herida. El chamán herido. La mujer medicina herida. El puente herido. Y es el puente que se repara a sí mismo.

Es el arquetipo que engloba nuestra capacidad humana de curarnos a través de la conciencia de ser puentes entre cielo y tierra. La capacidad de recordar encarnar -ser canal encarnado- el espíritu a través de nuestra presencia corporal y ocupar nuestro lugar, nuestra integridad.

La capacidad de sostener nuestro compromiso -y práctica- alineado con la visión que el espíritu nos inspira a querer encarnar. Capacidad de crear la estructura que sostiene el tiempo/ espacio del cambio, en la materia. Esta capacidad nace de la herida consciente que nos habita.

La Herida es la puerta. La Herida es la iniciación. La Herida es la liberación.

La luna llena, mañana 28 de marzo, en el signo de LIBRA, ilumina posibles caminos de cura en torno a nuestros vínculos y afectos.  Es probable que para que estos posibles caminos de cura se abran, necesitemos tomar consciencia de nuestra herida vincular afectiva. Esta es la herida de nuestro corazón.

La luna llena en Libra revela e ilumina nuestras heridas de desamor, personales y colectivas. Chirón en conjunción con Venus y el Sol revela el amor oculto detrás de la armadura. Chirón desmonta la armadura construida para proteger el sentir vulnerable oculto detrás de un falso YO. Chirón abre el potencial alquímico e integrador de nuestro corazón orgánico rompiendo la armadura que hemos construido para protegerlo.

Esta luna llena puede revelar un dolor de desgarre, de muerte, de parto, y activar nuestra necesidad de encontrar nuestro centro, de buscar el equilibrio, de hacer cueva, lamer nuestras heridas. La dificultad bajo esta luna llena es que la ferocidad con la cual nuestra herida afectiva emerge choca con nuestra necesidad de mantener la armonía.

Que la búsqueda de armonía no apague la semilla del fuego naciente de nuestra soberanía afectiva. Que el fuego de nuestras revindicaciones no queme puentes afectivos.

Bajo esta luna llena en Libra el Sol y Venus están en conjunción con Chirón en Aries, primer signo de la rueda. Venus gobierna a Libra, por lo tanto, esta luna llena está bajo su influencia directa. Venus también gobierna a Tauro, signo que acoge la revolución de Urano.

Tal vez bajo esta luna llena en Libra emerge la herida que nos invita a liberarnos de modelos vinculares limitantes, y a crear nuevas vías para relacionarnos, para compartir desde un Yo más auténtico, más vulnerable, menos “armado” para experimentarse más amado.

Bajo esta luna nos des-armamos para amarnos.

Durante el proceso de desarme, tal vez tengamos que habitar la ferocidad del dolor y el fuego del conflicto. La expresión de un enfado primario, infantil, sin vértebra ni marco concreto. Dolor. Profundo. Corazón adentro.

Marte en Géminis nos da aliento, valentía en la respiración. No se distrae. Se queda presente. Siente.

Respiramos en la casa del dolor. Sostenemos su conciencia. Dejamos que abra las puertas. El fuego quema la armadura y libera el agua. Respiramos y lloramos conscientes. Encuerpamos esta conciencia. Estamos presentes.

Nuestra herida afectiva puede ser íntima e interna, reveladora de la biografía de nuestro desamor, de nuestra desvalorización y desmerecimiento.

Esta herida afectiva puede revelarse en el espejo de las luces y las sombras que compartimos -con mayor o menor integridad y conciencia- en la intimidad de nuestras relaciones. También es la herida afectiva que se revela a través de las narrativas del colectivo que nos hace de espejo de lo que está fragmentado dentro nuestro.

Si el desamor que revela el colectivo es espejo del corazón de la humanidad, entonces está en nuestras manos, tanto a nivel personal como en nuestras relaciones íntimas, crear puentes de cura compartida. Esta cura compartida implica dialogar, y acordar crear nuevos modelos vinculares con los cuales tejer una red de sostén y apoyo amoroso. Una red en la que nos valoramos, apoyamos y acompañamos en el doloroso camino de curar nuestra herida de desamor. La que nos une en el amoroso camino de recordar juntas y juntos nuestra pertenencia a estas heridas colectivas, ancestrales, que emergen para que las podamos transformar en unión y colaboración.

Es en el colectivo que el drama de nuestra intimidad se revela. A lo largo del 2021 Saturno en Acuario y Urano en Tauro hacen tres cuadraturas. La cuadratura es un ángulo de 90 grados entre estos dos planetas. No es una confrontación. Es más bien una fricción generada por un contacto en el cual estas dos fuerzas “luchan” por el tiempo espacio de su expresión. Esto genera presión y fricción, de la cual emerge la fuerza evolutiva dominante en el momento. No es una confrontación, sí una lucha creativa.

Es innegable que estamos en una encrucijada evolutiva que desafía la seguridad y protección que la realidad consensuada nos ha ofrecido hasta ahora. Es decir que desafía la narrativa que nos ha sostenido en determinada versión de nuestra experiencia humana hasta ahora.

La luna llena en Libra también revela las encrucijadas éticas ante las cuales estamos llamados a interrogar nuestra obediencia ciega a la autoridad (Saturno) en nombre de nuestra seguridad personal. Nos lleva a interrogar el costo emocional/afectivo que tiene la renuncia de nuestra soberanía espiritual y corporal.

En un corto ciclo de tiempo estamos llamados a elegir y tomar decisiones cuyas implicaciones tienen serias consecuencias para nuestro futuro. Bajo esta luna llena en Libra emerge con claridad la red de vínculos con los cuales compartir nuestras interrogaciones éticas y con las cuales construimos el apoyo amoroso necesario para sostener nuestra integridad, nuestra cura. Es desde la intimidad de los procesos de curación abiertamente compartidos que emergen las posibilidades de organización social y comunitaria necesaria para hacer frente al profundo desamor humanitario que vivimos.

Esta sería la gran aportación de Chirón en Aries en este ciclo evolutivo. Chirón es compasivo. Su cura es amorosa y responsable, nos lleva dolorosamente hacia la luz integradora de la consciencia encarnada en la materia. En Aries nos indica que una nueva conciencia del Yo Singular emerge como guía para el colectivo. Cada corazón desarmado aporta al fuego de la unión. Este es un tiempo de llamado a abrir los corazones y desde la primera línea pionera en el corazón del misterio, soplar el conjuro inesperado, el poder irrevocable de la resurrección del amor.

Es el fuego del amor interno, es el cultivo de un corazón encarnado, puente entre espíritu y materia, que enraizamos los valores sobre los cuales estructurar nuestros compromisos futuros. Empieza profundo adentro. Es un corazón guerrero desarmado. No necesita armadura porque el fuego de su integridad, unión interna, se abre de adentro hacia afuera, brota, nace, se encarna, dice presente.

Venus esta combusta en los rayos del Sol. El 26 hizo una conjunción exterior con el Sol. Este es el momento de su ciclo en el que está más alejada de la Tierra. Es su inframundo. No solo Venus está lejos, sino que su vínculo electromagnético con la Tierra es interrumpido por el Sol. El Sol está entre Venus y la Tierra.

Venus está todavía muy cerca del Sol y lejos de la Tierra, por lo cual el sentimiento de desconexión lo podemos sentir como una experiencia somática afectiva profunda, en la que un sentimiento de separación y desamor se revela o intensifica. También se intensifica la sensación de que una parte nuestra ha de morir para que lo nuevo se abra paso, por lo tanto, también hay un llamado a aceptar y a soltar. Hay un sentimiento de rendición, entrega, muerte, despedida, cierre. Y para quiene tenga oidos para escuchar y ojos para ver, la memoria de la buena nueva de la resurrección.

Venus es la guardiana de nuestra soberanía creativa. Bajo esta luna llena, todavía bajo el impacto de su conjunción con el Sol, en conjunción con Chirón, y en oposición a la Luna, Venus sostiene el potencial de una nueva semilla vincular y afectiva, de una nueva semilla creativa y creadora.

De ahí que esta luna llena revele las heridas afectivas en nuestro corazón, sí, y también revele la herida que los modelos vinculares heredados nos ha causado. Esta luna llena nos habla de la visibilización de un cambio en la manera en que creamos/acordamos nuestros tiempos/espacios vinculares compartidos. Revela una necesidad de poner la semilla creativa de Venus al servicio de nuestras relaciones, tejiendo redes creativas, vinculares, curativas.

Esta luna llena en Libra revela la necesidad de cambiar nuestros acuerdos. Está pidiendo una renovación de nuestros contratos vinculares. Renovación necesaria para que la vulnerabilidad de nuestra verdad sentida pueda ser compartida en libertad.

Esta pidiendo una mirada valiente y clara ante determinadas maneras de relacionarnos que han de morir para que el renacimiento de una nueva manera de co-crear espacios afectivos emerja.

Esta luna llena en Libra nos ofrece la oportunidad de tomar contacto con la visión de un futuro comunitario cuya semilla brota con fuerza hoy. Lo que elegimos ser hoy está estrechamente vinculado a “con quienes” lo queremos construir. Nuestra identidad es interdependiente. Nuestro Yo es interdependiente.

Esta luna llena revela un nuevo patrón -o el potencial de un nuevo diseño vincular- en el que la conciencia de la cura compartida genera nuevos pactos, redes, asociaciones creativas, intimidades vinculares, que aportan al cuido de lo herido, que aportan al amor, al tejido, al camino.

Bella luna

Nos cuidamos

Paloma

***
El 14 de abril Venus entra en Tauro, y el 22 hará una conjunción con Urano. Es probable que esta conjunción de Venus y Urano revele cambios importantes en nuestras relaciones, afectivas, creativas y de negocios. Hay muchos tránsitos planetarios que no llegan a las narrativas de las lunas llenas y nuevas que publico desde abril del 2010 en lunadeabril.com.

Así que si sientes el llamado a seguir más de cerca las narrativas de los tránsitos planetarios, y conocer más mi trabajo, te invito a que te unas a la membresia -mensual o anual- de LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL ::

LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL es un servicio de entrega mensual que incluye un audio de una hora y media de duración, en el que delineamos los tránsitos más importantes del mes + 12 audios, de media hora cada uno, con la delineación de la astrología del mes para cada signo.

Si te unes ahora recibirás la primera entrega de LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL :: tu horóscopo mensual :: el 1 de abril.

Esta entrega incluye además CAMINO :: PUERTA :: ENCRUCIJADA :: EL HORÓSCOPO ANUAL PARA EL 2021 :: PARA CADA SIGNO.

A nivel de inversión es un regalo. Tienes varias opciones de pago, con precios escalonados. Acércate a este enlace para unirte a LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL y caminar en comunidad el tiempo cíclico del Sol, lhttps://lunadeabril-pago.com/a Tierra, la Luna y las Estrellas.

Aquí algunos testimonios de caminantes de LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL. Espero que sus voces te inspiren a unirte a la espiral para recordar nuestra pertenencia a la conciencia cíclica, a nuestro lugar en el centro de la espiral, entre cielo y tierra.

***
TESTIMONIOS SOBRE LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL 2020

Sin duda todo el trabajo de Paloma es fascinante y en concreto la Alquimia de la Espiral ha supuesto para mí una hoja de ruta indispensable en estos tiempos tan convulsos. Luz, Claridad, Conocimiento y Ayuda son las palabras clave que este trabajo me evoca. Recomiendo, sin lugar a dudas, es una inversión en nosotros mismos, merece la pena. Con cariño y mucha gratitud – Cris

La alquimia de la espiral es una cita sagrada que tengo con mi universo interno y externo gracias a Paloma todos los meses. Esa cita se vuelve a repetir varias veces en el mes para seguir explorando mi ser y permitirme sentir libremente lo que conlleva el ritmo de la vida. 

Me siento muy afortunada y bendecida por la compañía del trabajo de Paloma, su voz es un equilibrio de las polaridades femeninas y masculinas, y su paisaje sonoro tropical es un espectáculo natural. Paloma es una Artista cuántica astrológica, gracias por compartir tus dones. —Andrea Restrepo Hernández

Llevo caminando hace años con Paloma, primero leyendo su blog “Luna de Abril”,

Después con ” La voz de Venus”, ” El Portal de los Ancestros” y otras propuestas que ha ido lanzando.

Este año me sumé al camino con la “Alquimia de la Espiral” y de nuevo ha sido un regalo para mi evolución y autoconocimiento. 

Año muy retante y con muchos bloqueos, heridas y traumas que mirar. El contar mes a mes con los Audios de Paloma me han ayudado a entenderme y a entender de fuera- adentro, de arriba a abajo.

Definiría este proceso como de Comprensión, Sanación y Consciencia. – Alba Piñol

Estar suscrita a la Alquímia de la Espiral me ha permitido conocerme más a mi misma, comprenderme y comprender el mundo desde otro lugar. Un lugar amoroso y transformador. Mil gracias por tu trabajo y tu compartir Paloma!! — Raquel Alcayde

Espero cada mes la entrega de La Alquimia de la Espiral para alinearme con las energías que se desprende de los eventos astrológicos. Esto me permite ver con mas claridad qué me está pasando, relativizar muchas de mis reacciones y enfocar -ver, aceptar, asumir y vivir- mis emociones. Me resulta mucho más sencillo caminar con esta ayuda. Cada entrega es una luz potente que me ilumina. ¡Muchísimas gracias! –Inma Baixauli

Me llega mucho tu trabajo “chamánico”, ritual y silencioso. Me ayuda a verme y comprender dentro y fuera mí la “narrativa” colectiva a la que pertenezco ahora. Cuando dices que Venus, Luna y Tierra son tres hermanas en el cielo, esto me llega al corazón, e incluiría a Lilith. Tu sentido poético y comprometido con la Vida y la Humanidad ancestral es un gran estímulo de conciencia para tod@s. 

Agradezco y valoro grandemente tus conocimientos de la Tierra y el Cielo y los esfuerzos y trabajos compartidos desde tu red humana. En este último audio de diciembre he conectado más sensiblemente con tu llamada y me uno a ella en favor de la Vida y este precioso e inmenso Cuerpo. Este momento lo siento y lo defino como una “revolución silenciosa”, que se ha venido gestando y ahora se hace cada vez más necesaria en medio de tanta confusión y ruido informativo.

¡Es una gran oportunidad para todos! Esto dependerá en gran medida de nuestras elecciones individuales y colectivas.

Un abrazo en unidad con tu red humana y con la Luz del Solsticio Navidad — Juan Carlos Toste

Hoy en día que proliferan los falsos maestros que enseguida caen en el parloteo vacío y constante como un insoportable zumbido de fondo, oír a alguien que conoce lo que habla, que lo que dice tiene sustancia y sabiduría y que además sabe nombrarlo en belleza es un rarísimo tesoro.

Paloma se toma el tiempo. No cae en la trampa de la velocidad, de la obligación aparentemente inherente a las redes-telaraña con sus conexiones fugaces y por lo general triviales de generar constantemente contenido destinado a caer rápidamente en el olvido. Veloz se torna paja lo que brotó veloz.

Paloma se toma el tiempo, y por eso su palabra no es fugaz, su voz es un árbol de raíces profundas que se sienten al leerla, al escucharla, y se saborea como un dulce fruto que posa su semilla en quien la oye. Su palabra impacta, sacude, despierta, alimenta. Nos regala un mapa muy útil para transitar nuestros territorios internos y externos, para tomar decisiones más útiles en cada encrucijada del camino, para estar presentes en cada sucesivo ahora.

Su palabra rescata una memoria muy antigua que nos vuelve a reunir alrededor del fuego primordial donde se originó el símbolo, la palabra que sueña. Esas viejas historias liberadas del olvido, curiosamente, son renovadoras como el aire de la sierra, como el agua fresca del primer deshielo. No huelen a polvo y a carcoma como cualquier dogma. No están contaminadas por ninguna creencia. Son historias que ven.

Esas narraciones arquetípicas, mitos vivientes, tienen el poder de transportarnos al manantial de donde nace la palabra no disociada de la cosa: nos recuerda cómo se habla el lenguaje de los pájaros, nos lleva allí donde todos los fragmentos se reúnen en un mismo canto universal, allí donde todos podemos encontrar refugio.

La voz de Paloma nos acompaña en el viaje hacia el más allá de todas las historias, hasta llegar al silencio primordial de las que todas emanan: el sagrado no lugar que precede el mito, el corazón de la espiral del tiempo que acompasa todos nuestros corazones y todos y cada uno de nuestros pasos. El espacio pleno de potencialidad donde brota nuestro poder de nombrar y crear, el espacio vacío donde podemos sembrar nuestro deseo más puro y recobrar el poder de la inocencia y la integridad de nuestra voz. – Noemí Pájaro Luna

Desde marzo que me uní a las entregas mensuales de la Alquimia de la Espiral. Desde entonces, escucho y tomo nota atenta de los audios que envía Paloma puntualmente a comienzos de cada mes. Para mí este material constituye un pilar, un soporte para encarar el mes. Se trata de un material delicadísimo, super cuidado y profesional que me ayudó muchas veces a atravesar estados propios y del entorno, a darme cuenta de las heridas propias y de otros, a tomar conciencia de la red que nos une a todo lo animado y lo inanimado. No es un recurso más dentro de la sobre oferta de talleres y cursos con los que nos encontramos a menudo en la net. Es un obsequio de sabiduría, de nuevas formas de saber y de autoconocimiento, que Paloma condensa de manera magistral. Fue un lujo haber podido contar con estos audios durante el 2020 y voy por el 2021 también. Lo recomiendo 100%. – Sol

La alquimia de la espiral es una guía práctica que me ayuda a estar mucho más acertada en mi día a día y estar atenta a los periodos que son más propicios y cuando debo esperar para iniciar movimientos. No son los días exactos, sin embargo, la sincronocidad con lo que se mueve cada mes para mi horóscopo (soy leo leo) es impresionante. Sólo puedo darte las gracias y pedirte que sigas siendo rigurosa e intuitiva en tu trabajo, tal como eres. La astrología sin rigor da mala fama a algo sagrado y la astrología sin intuición, pierde la magia y deja de ser un arte. – Lea

Soy Beatriz Monzon y escribo desde Barcelona. Quiero profundamente agradecer el trabajo de Paloma en La Alquimia de la Espiral, tu horoscopo mensual. Lo recomiendo a todo el mundo que tenga curiosidad por saber qué le pasa, por qué se siente como siente, a quien desee aprovechar los movimientos e impulsos planetarios para su propio beneficio, sabiendo que hay momentos mas propicios que otros…comprender qué pasa a nuestro alrededor…es una guia exquisita de tal precision, que siempre tengo la sensacion de que Paloma hizo el horoscopo del mes para Mí!! Y siempre siempre me rindo a la gran sabiduría del Cosmos y la Maestría de Paloma para interpretarla. GRACIAS!!! Gracias!!

Desde que se inició este hermoso proyecto, cada mes me sintonizo con la vibración, el sentir y la guía de Paloma. Es para mi un trabajo resonante que me enmarca en la narrativa que propone el cosmos. Me ayuda a entender mis procesos, y a aprovechar las energías disponibles para transitar el caminito con conciencia. Es un apoyo, una guía, una voz que me acompaña. Un gran regalo! – Lautaro Zabala

Para mi el recorrer el camino de la Espiral este 2020, ha sido un gran apoyo y guía para comprender y aprovechar las energías cósmicas de cada mes y poder conectar con ellas a través de la escucha, integración y también lo ceremonial, lo que me ha dado mucho equilibrio para andar estas subidas y bajadas. ¡Muchas gracias Paloma por ser guía y luz en este tránsito tan denso que nos ha tocado vivir! – Patricia Bezares Cóbar

4 comentarios sobre “Luna llena en Libra :: Venus y Sol en conjunción con Chirón :: la valentía de desarmarnos para amarnos ::

  1. Gratitud por tu texto Paloma… tremendo
    «donde existe el otro, existe el miedo» sugería el Upanishad.

    Saturno exaltado y Urano la regencia esotérica de Libra…. Quirón es el ‘reparador sistémico y un sabio mago de lo relacional’

  2. Gracias Paloma, Como siempre, tus palabras y tu mensaje son profundos, inspiradores y a la vez desafiantes. Siento mucho agradecimiento hacia ti. Isabel

    >

Los comentarios están cerrados.