#CaminoPuertaEncrucijada·#soberaníaenergética·activismo sagrado·arte ceremonial·astrología 2020·astrología 2021·construir la esperanza·el corazón del leo·gran conjunción de saturno y júpiter·horóscopos 2021·júpiter en acuario·la alquimia de la espiral·nuevos tiempos·saturno en acuario·urano en tauro

la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario :: nuevo orden social

Hoy Júpiter acaba de hacer su entrada en Acuario, signo al cual Saturno entró hace dos días. Ambos planetas están en el grado cero de Acuario. El 21, día del solsticio de Capricornio, culminan la llamada Gran Conjunción en Acuario que abre un ciclo evolutivo de 20 años. Dentro de 20 años se volverán a encontrar en el signo de Libra.

La Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario abre también un nuevo ciclo en el que, hasta el año 2159, Júpiter y Saturno harán sus conjunciones cíclicas -cada 20 años- en los signos de aire.

Con la conjunción de Saturno y Júpiter en Acuario nos despedimos de un ciclo de 200 años en el que estos dos planetas hicieron sus conjunciones en los signos de tierra.

Mucho se habla del impacto positivo de la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario. Si contrastamos la energía integrada a lo largo del 2020, podemos sentir cierto alivio. Especialmente por la salida de Júpiter de Capricornio, signo que reprime y limita la expresión benevolente de este planeta expansivo y jovial.  

A medida que Júpiter cruce los grados de Acuario sentiremos la renovación de cierta confianza en el futuro. Sin embargo, es importante recordar que mientras Júpiter transitará por Acuario durante un año (con una breve incursión en Piscis en mayo), Saturno transitará por este signo hasta el 7 de marzo del 2023. Saturno marca el pulso de este nuevo ciclo de Acuario.

Saturno es el primer regente de Acuario, o su regente diurno. El segundo regente de Acuario es Urano, su regente nocturno. Acuario tiene entonces dos voces : libertario (Urano) y conservador (Saturno); rebelde/represor; irreverente/ obediente.

Saturno en Acuario está en su casa, está fuerte, por lo tanto, domina la narrativa de esta polaridad. Urano se encuentra el Tauro, signo conservador. Con esta simple delineación astrológica podemos vislumbrar que estos próximos tres años de “nuevo orden social” van a traer imposiciones y limites saturninos. Aunque el espíritu del cambio creativo nos llame a la acción, nos vamos a encontrar con límites y oposiciones que nos van a desafiar a encontrar vías constructivas para cuidar y ejercer nuestra libertad.

La Gran Conjunción de Saturno y Júpiter del 21 de diciembre es una semilla de una nueva era, sí. La nueva era del ciclo planetario de Saturno y Júpiter en el signo de Acuario, y la nueva era de 200 años de estas conjunciones en los signos de aire.

Es importante no confundir esta narrativa astrológica con las proyecciones “new age” de la nueva era de Acuario. En este sentido, nos es útil cernirnos a la realidad pragmática de Saturno, que poco tiene que ver con las fantasías escapista de un cambio milagroso, y más con los límites de la realidad social.

Este es un nuevo ciclo de un enorme potencial creativo y creador, sí, y también va a requerir mucho trabajo, paciencia, constancia y compromiso no sucumbir al miedo a expresarnos, y así sacrificar el espíritu creativo individual al servicio del imperativo colectivo.

La nueva era de Saturno y Júpiter en Acuario nos habla de hiper-realismo social. Es decir que la realidad social actual, con sus limitaciones actuales, se magnifica. Por más que deseemos que sea de otra manera la realidad se impone, y esta no es ni cálida ni familiar. Parte de la tarea creativa a la que estamos invitados a participar implica reconocer esta realidad.

La frialdad racional de Acuario se impone sobre el calor creativo y afectivo de Leo, su signo opuesto. En nombre el proyecto colectivo social, la voz de la subjetividad, y la singularidad es sometida a los límites y órdenes de la moral colectiva. El nuevo orden social es eso mismo, un nuevo orden, en el que el Yo Soy Solar tiene poco reconocimiento o espacio para su expresión.

Saturno estará tan poderoso en Acuario como lo estuvo en Capricornio. Acuario es un signo comunitario, nos habla de la mente grupal, y también de la creatividad colectiva. La presencia de Saturno durante tres años por este signo nos habla de una reestructuración y de un reordenamiento del colectivo en todas sus dimensiones, sean corporales, creativas y vinculares.

Si en Capricornio Saturno nos habló desde los límites impuestos por los gobiernos, el estado, el poder institucional y corporativo, en Acuario estos límites se revelarán -además- a través de la red de nuestras alianzas próximas, nuestras tribus y comunidades, en nuestros círculos de amigos, y en los proyectos de colaboración creativa.

El gran potencial creativo disponible requiere que seamos capaces de colaborar en la construcción de un nuevo tejido social, no solo seguir a ciegas el que emerge de las narrativas del trauma y del miedo colectivo.

La dificultad de este nuevo ciclo es que cada grupo creerá ser dueño de la verdad, predicará su moral, y fiscalizará e intentará regular a quienes no sigan su narrativa. Entre rebeldes y policías (dos arquetipos de Acuario) iremos navegando estos vientos de cambio con un sentimiento de alienación solitaria, incertidumbre existencial, y miedos a la expresión soberana y libre de nuestra verdad. Este es el desafío.

La oportunidad es proporcional al desafío. La oportunidad emerge de la red de confianza solidaria que somos capaces de cocrear y sostener.

Con Saturno en Acuario todos y todas tenemos el potencial de ser fiscales y policías, de predicar nuestras morales como imperativos de responsabilidad pública sin reconocer las consecuencias de nuestra obediencia ciega a la mente grupal. La llamada “nueva era” descansa precisamente en la capacidad de discernir y de reconocer este peligro, y de asumir nuestra responsabilidad y participación en esta narrativa represora global.

El desafío de este tiempo está en sostener con gozo, confianza y optimismo nuestra soberanía mental y creativa en medio de la red comunitaria a la cual pertenecemos, independientemente de los imperativos represores que en ella ejercen su poder. El desafío de este tiempo está en construir la esperanza en vez de perderla o cederla.

Las tribus del pasado se irán desestructurando en torno a nuevos valores y metas compartidas a largo plazo. El llamado “proyecto social” revela ser una narrativa peligrosa en la medida en que detrás de las retóricas moralistas del bien y el mal, se anula la voz y la esencia del espíritu creativo del alma humanitaria. Acuario es el signo opuesto al Leo, gobernado por el sol, guardián del corazón.

Acuario es el signo del invento, la tecnología, los avances llamados progreso. Progresos que abrazamos ciegamente, como lo hemos hecho en los pasados 200 años. Ese es el legado de las conjunciones de Saturno y Júpiter en los signos de tierra. La explotación mercenaria de la tierra a favor del progreso humano, y humanista. No se salva nadie de la responsabilidad de haber colonizado la tierra con nuestra ignorancia, avaricia. Es un legado y herida transgeneracional.

Urano, segundo planeta regente de Acuario, está en Tauro, signo de tierra. Durante el 2021 hará cuadraturas con Júpiter y con Saturno en Acuario. Estas sacudidas revelarán la asociación -o disociación- del sueño creativo humano con el sostén o soporte de la tierra. Las ideas progresistas, las retóricas defensoras de los avances de la tecnología y la ciencia, chocarán con la falta de recursos y valores para sostenerlas.  

Mientras uno de los polos de la red social depositará su confianza ciega en el nuevo orden social tecnológico y científico, otro sector se polarizará cada vez más hacia la defensa de la soberanía de la tierra. No es un camino de rosas.

Tal vez nos es útil recordar que el pulso humanitario late en nuestra capacidad de amar y de crear, de vincularnos, de honrar y atender a los valores que cuidan y honran la vida. Los partos, las muertes, las celebraciones de la vida, del duelo, las tradiciones que nos han vinculado al tiempo y orden de la tierra, la fuerza del vínculo amoroso y erótico, la capacidad de cuido, empatía, escucha y compasión, siguen siendo la materia prima del alma humanitaria.

Mientras los grandes ciclos, marcados por los tránsitos de los planetas transpersonales, impactan los órdenes sociales, son los planetas íntimos y personales, (los que están más cerca de la tierra y el sol), la verdadera brújula, la verdadera guía en el camino, en la encrucijada de la vida. Ahí, con menos ruido y con mucho poder, Mercurio, Venus y Marte sostienen nuestra experiencia personal en medio de las grandes narrativas.

En el 2021 habrá mucho que elegir. Es un camino de puertas y encrucijadas. La esperanza se construye gracias al discernimiento de reconocer a qué y quién sirve nuestro corazón, nuestro amor y nuestra creatividad.

El nuevo orden social y la mente grupal puede imponer sus narrativas en determinadas áreas de nuestra vida, sin embargo, es el cultivo y cuido de nuestra verdad íntima y personal la que nutre nuestro discernimiento y nuestra acción coherente.

El evento astronómico de Saturno y Júpiter alineados en el cielo es magnífico. El que se encuentren en la coordenada del solsticio de Capricornio es mágico. Celebremos bajo nuestro cielo la continuidad de esta magia, y hagámoslo comprometiéndonos a servir la vida orgánica, la memoria, soberanía y libertad creativa de la humanidad. Este compromiso es tan sagrado como el evento que presenciamos. Este compromiso nos hace arquitectos y constructores del cambio. No lo esperamos. Lo construimos.

***

6 comentarios sobre “la Gran Conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario :: nuevo orden social

  1. Hola Paloma,
    Sabias palabras que nos llegan del principios de los tiempos.Infinitas gracias Paloma TOOD🎵🎶

  2. Hola,
    Me pareció muy bueno y profundo.
    Hay que saber y tener algo para decir lo que se leyo.
    Bien y muy Avcuariano Uraniano.
    Chapó.

  3. Gracias Flor hermosa!!!

    El El sáb, 19 dic. 2020 a la(s) 17:02, luna de abril escribió:

    > paloma todd posted: ” Hoy Júpiter acaba de hacer su entrada en Acuario, > signo al cual Saturno entró hace dos días. Ambos planetas están en el grado > cero de Acuario. El 21, día del solsticio de Capricornio, culminan la > llamada Gran Conjunción en Acuario que abre un ciclo evolu” >

  4. ¡Feliz Solsticio y Navidad, fiesta del Sol Invencible!
    Ante este nuevo y responsable gran salto, mi abrazo fraternal. Fe, esperanza, amor, agradecimiento y creatividad para ti y toda la Humanidad. ¡Vivir sin miedo!

  5. Paloma,

    Este es uno de los mensajes más fuertes que he leído. Toda mi gratitud siempre.

    Me inscribiré en Camino:: Puerta:: encrucijada::

    Trabajo estos meses en nutrirme desde varias voces para poder ofrecer en lo que hago, lo que pueda para mantener esta solidaridad humanitaria.

    Te mando un gran abrazo,

    Doris

    Envoyé de mon iPhone

    >

Los comentarios están cerrados.