Sin categoría

Mercurio retrógrado en conjunción con el Sol en Escorpio :: renovación de contrato ::

Hoy 25 de octubre Mercurio retrógrado hace una conjunción con el Sol. Este evento cíclico nos invita a recalibrarnos. Recalibra la balanza entre lo cognitivo y lo emocional : entre lo que sentimos, y cómo lo interpretamos. Recalibrar nuestra palabra al servicio de una versión narrativa más cónsona con la identidad que el presente nos pide.

Mercurio retrógrado siempre nos invita a una revisión de cómo integramos la información y cómo la compartimos. Nuestra comunicación, interna y externa, está bajo revisión.

Nuestra mente está siendo acechada por una cacofonía de informaciones contradictorias. Cuánto más estemos en la superficie, más fragmentadas son las versiones que nos influencian. El descenso de Mercurio al inframundo de Escorpio nos habla de un viaje interno a los reinos ocultos de nuestra psiquis, de nuestro deseo, de nuestra intimidad, ahí dónde las semillas de los potenciales ocultos laten a la espera del fuego, del calor, de la conciencia, del deseo. Esta es una bajada consciente, voluntaria y creativa.

Esta activación es lo que experimentamos como una idea, visión, un giro en nuestra interpretación de determinados hechos, que cambian el curso de nuestro camino. Estas semillas, potencias vivas, suelen estar debajo/detrás del velo de la realidad que hemos construido como segura, familiar. Para activar estas semillas -potenciales creativos – tenemos que reconocer la versión de la realidad con la cual nuestra identidad ha sido construida. Son dos historias. ¿cómo convergen? ¿qué conversación tienen entre sí?

Mercurio nos revela con claridad el camino a seguir. Mercurio es el camino.

Mercurio es la conciencia peregrina, que camina y enlaza el reino de la vida con el de la muerte, para tejer la conciencia evolutiva, creativa. En el camino está la respuesta. Abrazar el ciclo de vida muerte vida es la puerta.

Mercurio retrógrado nos invita a sumergirnos en el camino. Nos invita a des-construir una versión heredada, soltar lealtades a linajes de creencias que ya no nos sostienen, desvincularnos de pactos del linaje.  

***

Mercurio retrograda en Escorpio hasta el 3 de noviembre, día que recupera su marcha directa en Libra. Esto quiere decir que durante su retrogradación en Escorpio Mercurio vuelve a entrar en el territorio de Libra.

Escorpio y Libra son signos vinculares. Libra nos habla del contrato vincular que creamos en cada relación en la que nos compartimos. Escorpio nos habla del intercambio de energía en nuestras relaciones, los recursos compartidos.

Es en el territorio de la intimidad emocional de Escorpio que disolvemos el reflejo idealista que pactamos en Libra. Al sumergirnos en la realidad invisible del misterio de Escorpio nos damos cuenta de nuestras proyecciones.

En este ciclo se desmontan narrativas afectivas del pasado.

Si bien el contrato compartido se disuelve, el vínculo puede renovarse en nuevos términos. Como mariposa que se eleva, el vínculo renace. Y si no renace, entonces muere, y fertiliza otros caminos. Este tiempo nos invita a darnos cuenta de lo que no vamos a cuidar ni alimentar más, de lo que vamos a cerrar.

Nuestras relaciones revelan la danza entre lo visible y lo invisible, lo nombrado y lo silenciado, lo ideal y lo real, lo vivo y lo muerto.

El abismo entre lo que deseábamos desear y lo que realmente necesitamos revela el camino de transformación necesario para regenerar nuestro(s) vínculo(s).

Dejar morir, transformar, y acoger lo nuevo, de manera cíclica.

Cuando nos aferramos a la versión de nuestra narrativa ideal, y la ponemos por encima del proceso alquímico y regenerativo del vínculo, repetimos el patrón que nos devuelve al pasado. Puede que hasta ahora la familiaridad de este pasado nos haya sostenido en la construcción de nuestros deseos futuros y de nuestros contratos vinculares (deseos compartidos). Sin embargo, la crisis de adaptación que vivimos hoy desafía, -profundamente, y de raíz-, la estructura, la base, de lo que nos une a determinadas personas.

El tejido vincular colectivo se está transformando -y se va a transformar- a una velocidad vertiginosa. Durante este proceso, la calidad de lo íntimo, de lo emocional, del cuido vincular, se va perdiendo y disolviendo en el paisaje de la sobre-mentalización fragmentada y/o inteligencia artificial.

Lo que nos sostiene profundo es nuestro corazón, que late conectado entre cielo y tierra. Todo viaje al inframundo es en el fondo una invitación a rescatar semillas vinculadas a nuestra memoria afectiva -al linaje del amor- que nos hace ser quienes somos. El linaje del amor de pertenecer a la vida.

Mercurio es el mensajero de los dioses. Es el único autorizado a ir al inframundo y volver. Barquero de las almas conoce el reino de la muerte, y sabe del poder alquímico de nuestra mente.  Mercurio retrógrado en Escorpio/Libra nos habla de una renovación de nuestros contratos vitales y una revisión del guion de creencias con el cual escenificamos nuestras relaciones. El guion ha muerto y la capacidad de aprovechar su composta está en nuestras manos. Es una decisión. Una elección. Una conversación.

La entrada de Mercurio en Libra nos habla de recalibrar nuestra brújula, nuestra rosa de los vientos, nuestra balanza interna. Sin ella no nos podemos situar. Situarnos implica dar un paso atrás y reconocer la realidad de nuestra situación. Reconocer la realidad de nuestras necesidades vitales, y asegurarnos de que en nuestras relaciones íntimas – especialmente dónde hay intimidad sexual, intercambio económico, recursos compartidos- haya claridad, solidaridad y cuido.

¿a qué acuerdos llegamos? ¿son nuestros acuerdos vinculares claros, transparentes?

Parece que necesitamos dar unos pasos atrás para recalibrar nuestra balanza, nuestro equilibrio en determinadas relaciones, o en el tipo de relación que alimentamos .

Parece que los fundamentos éticos sobre los cuales formulamos nuestras alianzas y contratos están pidiendo un tiempo de introspección y de reflexión.

Mercurio retrógrado en Escorpio/Libra nos invita a una lectura más fina y precisa de los pactos inconscientes que dominan nuestras decisiones.

Hoy Mercurio hace una conjunción interior con el Sol. Esta es una fecundación solar. Un nuevo ciclo de Mercurio fertilizado por la penetración del calor solar. Inseminación. Consciencia solar. Logos.

Este es el calor que durante los próximos días Mercurio retrógrado custodia hasta culminar su retrogradación, el 3 de noviembre, el Libra.

Son días para prestar atención a nuevas ideas, a revisar proyectos y colaboraciones, a redefinir prioridades de cara a una reconfiguración de nuestros tiempos de intimidad, y de los vínculos que vamos a poder seguir cuidando, y los que no. Al final, seguimos caminando y creando camino con quienes convergen en una misma narrativa, un mismo pulso creativo, un mismo rezo, un mismo corazón, una misma ética, una misma brújula.

La luna crece camino a la luna llena en Tauro el 31 de octubre. Esta luna llena en Tauro hará una conjunción con Urano. El 31 de octubre es la fecha en la que en el calendario gregoriano celebramos Samhain, la noche en la que -según diversas tradiciones- se honraba a nuestros muertos, a nuestras ancestras y a nuestros ancestros.

Samhain es el nombre que corresponde a la tradición celtíbera, que honraba la Rueda de la tierra en relación con el sol. Las estaciones son el patrón básico de la rueda del zodiaco. Seguir al sol -en relación con la tierra- es honrar los equinoccios y los solsticios. Los celtíberos honraban estas fechas específicas en la rueda de la tierra, siendo Samhain una de las más importante.

Estas fechas son puertas. La puerta de Samhain nos habla de un momento en que los velos que separan el mundo visible del invisible se hacen más finos. Es un proceso gradual, que según la conexión o sensibilidad que tengamos, lo podemos sentir. Esa conexión y conversación sutil con el misterio está abierta. Somos invitadas y bienvenidos.

Según la mitología celtíbera, entre la luna nueva en Libra y la luna nueva en Escorpio, (incluso hasta la luna nueva en Sagitario), era un gran ciclo de transformación anímica que resonaba con la narrativa del sol y de la tierra. El alma humana ha sido acunada en la falda de sus mitos e historias. Seguimos honrando la continuidad de esta narrativa cíclica.

Cuando hace la conjunción interior con el sol, Mercurio entra en el espacio íntimo entre la tierra y el sol.  Este es un espacio protegido en el corazón del sol.

Estos días son propicios para conectar con lo potenciales que queremos cuidar y alimentar, las narrativas que queremos caminar. Hay un llamado a hacer un uso creativo de lo que las circunstancias nos ofrecen. En el campo vincular, hay un llamado a revisar nuestras colaboraciones y cómo circula la energía. Si nos sentimos drenadas o drenados, damos un paso atrás. La regeneración empieza en casa, adentro. Ahí también descubrimos pactos y alianzas, contratos con creencias que nos censuran y dominan desde adentro.

***

En este ciclo, si ponemos atención, reconoceremos dónde está en corazón de nuestra balanza, dónde está nuestro compromiso, nuestro amor. Honrar nuestro árbol, honrar nuestra sangre, y el camino de los que nos precedieron, es tomar la fuerza que necesitamos para comprometernos con nuestro camino, nuestra realidad y nuestras necesidades.  

Este tiempo nos convoca a que honremos lo sagrado, que honremos la continuidad de la que formamos y somos parte. Este es un tiempo para recordar, contar historias de los y las que se fueron, sacar fotos, revisar videos, estar atentos a nuestros sueños, escribir, investigar. Los mensajes traen pista, señales, alumbran el camino. Solo esperan ser escuchados.

((Mercurio entra en Libra el 27 de octubre. El 3 de noviembre se estaciona y recupera su marcha directa. El 10 de noviembre entrará nuevamente en Escorpio.))

***

Únete a la CURA DE AGUA de 21 días en Sacred Water Voices. Estaremos acompañando este tiempo honrando el Agua de la Vida, el Agua de la Continuidad.

#sacredwatervoices #curadeagua #aguadevida #aguacurandera

9 comentarios sobre “Mercurio retrógrado en conjunción con el Sol en Escorpio :: renovación de contrato ::

  1. Gracias por tanta claridad. Tanta luz.
    Tu guía es esencial y única para mi en estos momentos de cambio.
    Gracias Gracias Gracias

  2. me encanta leerte, muchas gracias por tanta claridad, por un trabajo espiritual en consciencia, social y colectivo

    Gracias a los planetas por la vida misma

Los comentarios están cerrados.