el mito de INANNA·el tiempo es amor·géminis evolutivo·la perla de sofía·la voz de venus·la voz de venus y marte·venus en géminis

La voz de VENUS y MARTE :: la Perla de Sofía :: inscripción abierta ::

:: LA VOZ DE VENUS 2020/21::

INSCRIPCIÓN ABIERTA

:: La Voz de Venus y Marte :: la Perla de Sofía ::

de agosto del 2020 a diciembre del 2021

Si conoces el proyecto, y/o sabes de lo que se trata, puedes ir directo a las opciones de pago en este enlace.

Cualquier duda o pregunta con relación a esta propuesta por favor escribe a lavozdevenusymarte@gmail.com

Este correo será atendido por Lilianna Rivera que estará apoyándonos con la gestión de este proyecto.

***

:: EXPLICACIÓN del PROYECTO ::

El ciclo de Venus en Géminis que inauguramos el pasado 3 de junio abrió la nueva Estrella de Cinco Puntas y la Flor de Venus que culmina el 22 de junio del 2028.

Estamos en el corazón de la semilla de este fractal que va a crecer a lo largo de los próximos 8 años.

Dentro de este ciclo de 8 años -en los que Venus da 13 vueltas alrededor del Sol- forma, desde su alineación con la tierra, una Flor.

Esta es La Flor de Venus.

En el corazón de esta flor, Venus forma una Estrella de Cinco Puntas.

***

LA VOZ DE VENUS Y MARTE :: LA PERLA DE SOFÍA 2020-2021

Este es un recorrido de 18 meses seguiremos a Venus en su tránsito de 18 meses en el cielo como Estrella del Amanecer y como Estrella del Atardecer.

En este nuevo ciclo de La Voz de Venus – y a lo largo de su tránsito – también seguiremos a Marte en su trayectoria por el zodiaco. Abriremos un diálogo entre ambos planetas y sus narrativas astrológicas a lo largo de los 18 meses bajo la impronta evolutiva de VENUS * GÉMINIS.

Marte retrograda en ARIES de septiembre a noviembre.

Las narrativas intercaladas de VENUS y MARTE  en diálogo creativo -sanador, reparador, fecundo- son la semilla de una nueva mirada y relación con nuestros procesos creativos. La actualización de la conversación entre nuestro principio femenino y masculino es la puerta a una renovación de nuestra energía creativa, generadora de nuevas narrativas y realidades.

Géminis nos habla de la biodinámica creativa de nuestras mentes. Mentes encarnadas en cuerpo y movimiento en dirección y propósito. Venus*Géminis nos revela de lo somos capaces cuando ponemos el centro de nuestra conciencia en nuestro corazón. Cuando nuestra mente sirve al corazón. Desde ahí cultivamos nuestra mente como la escucha receptiva del latido que nos mueve. La energía que nos levanta. Esta biodinámica se traslada entonces a nuestra acción, y está es entonces la voz de Marte. Nuestro impulso irá detrás de la energía que lo atraiga. Venus es magnético. Marte es dinámica.

Géminis es dinámica creativa mental. Venus en Géminis es nuestra mente*corazón en unión, creando el SAGRADO TERCERO que nace de la escucha activa.

La conversación entre Venus Géminis y Marte Aries funciona como diálogo arquetipo evolutivo potenciador de cambios narrativos creativos, dinámicos y rápidos.

El peligro con Venus * Géminis es que nos quedemos en la superficie, en lo artificial. La mayoría de las narrativas que nos influencian desde el colectivo están teñidas, corruptas por el mimetismo voraz.

Necesitamos rescatar las narrativas antiguas que nos hablan de los primeros fuegos que alimentamos, las cuevas refugio en nuestro inconsciente que guardan los códigos del amor que nosotros/nosotras -desde la sabiduría de nuestro espíritu- escondimos para recordarlas hoy.

Somos nuestr@s ancestr@s y venimos a corregir un error.

Un malentendido.

La conversación entre Venus Géminis y Marte Aries es la semilla fractal de una transformación colectiva necesaria para re-crear el equilibrio sostenedor de la red y continuidad de la vida.

Nuestro camino evolutivo está en la redistribución energética generada por el diálogo consciente entre nuestra energía masculina y femenina.

Venus abrió su flor en Géminis junto a la entrada del Nodo Norte de la Luna en este signo.

Géminis es un portal.

El portal de la dualidad. Cada pilar de Géminis es necesario para abrir el portal de la paz, la armonía. El tercero sagrado que se revela en la unión. El vínculo.

El Nodo Norte de la Luna apunta al Dharma de la humanidad. Hacia donde crecemos y evolucionamos.

En estos 18 meses evolucionamos con Venus y el nodo Norte de la Luna en Géminis.

***

Es el viaje al corazón de esta conversación entre nuestra Voz Masculina y nuestra Voz Femenina que encontramos la Perla de nuestra Sabiduría.

Es en nuestra consciencia dinámica femenina*masculina que reconstruimos el tejido de la intimidad rota, interna y colectiva, a la misma vez. Esta es una renovación y regeneración de una relación interna muy antigua que está viva,  pertinente y necesaria de reconocer y encarnar en estos tiempos.

El tejido de la memoria humanitaria se deshace velozmente. De ahí la urgencia de nutrir el alma en sus raíces más profundas, alimentar nuestro árbol de la vida , narrar historias vivas que honren la sagrada relación de la cuales todas y todos somos custodios.

***

Este es un trabajo enmarcado dentro de la visión de la astrología evolutiva. Esta mirada nos lleva a delinear las narrativas astrológicas desde una perspectiva de potencial creativo humano en biodinámica con la tierra y el cosmos, en interrelación y coherencia. Cada una y uno somos lo mismo. Guardianes y guardianas de nuestra llama sagrada, de nuestro fuego, esencia, consciencia, mente*corazón. No dejemos que las narrativas represoras y polarizantes nos desvíen del cuido de lo sutil. Lo sutil como la fuerza que se expresa en nuestro cuido y protección.

La VOZ de VENUS y MARTE es un susurro de paz, un aliento de amor, que se recuerda a sí mism@ desde bien adentro.

***

El mito de Inanna y su descenso al inframundo

El ciclo astronómico de Venus está vinculado al antiguo mito sumerio de Inanna.

ESTE MITO narra el descenso de la diosa sumeria Inanna al inframundo, lugar al cual tiene que entrar desnuda, despojada de todos sus poderes, para morir … y resucitar.

Esta narración -de 5000 años de antigüedad- precede los mitos de muerte y resurrección más próximos. Este mito nos lleva a lugares no colonizados, nos domesticados de nuestra psiquis. Lugares olvidados, sí, tal vez en ruinas, sí, y, sin embargo, son lugares en los cuales las narrativas patriarcales no dejaron su huella profunda.

El mito de Inanna en sincronía al tránsito de Venus, nos lleva a reconocer esta parte exiliada, separada de nuestra psiquis.

Esta parte es ELLA – nuestra voz- nuestra esencia femenina, que siempre está, siempre ha estado y estará, porque ELLA es la creación. ELLA es el principio femenino. Infinita, ELLA es el primer sonido, y el último será. Ella es el primer aliento y el último también. Ella es ETERNA.

Al escucharla también queremos escuchar a Marte escucharla.

Si VENUS es el sonido, MARTE es la chispa que lo propulsa, el poder que lo expande. Venus emana. Marte actúa.

Detrás de lo que hemos heredado y construido, en el corazón de nuestra herida, ELLA emerge viva. Su exilio es temporero. Ella siempre vuelve. Retorna. Ella siempre alumbra. Y EL también porque está invitado a escucharla en lo profundo de su VOZ para encontrar el ALIENTO que le dará el poder a la Palabra.

Entonces este camino es también el RETORNO de MARTE al corazón del templo.

Al ser invitado a escuchar, sabe que será escuchado.  Ella lo invita al corazón sutil de lo femenino, a la relación íntima que extrae de su conexión directa con el SOL y la TIERRA.

Venus llega ahí donde Marte no llega. Ella llega al corazón de la unión entre el Sol y Tierra. Lo lleva al código de la creación, a la frecuencia armónica, vibración que enciende la llama de su pasión, e impulsa su movimiento.

No hablamos de géneros, sino de polaridades. Hablamos de una dinámica creativa polar que se multiplica.

***

El tránsito de Venus vivido a través del mito de Inanna es una escuela personal íntima y singular de cada alma con el misterio. Es una joya narrativa preservada en el tiempo, un mito vivo y fecundo que transforma y despierta la memoria de nuestra sabiduría antigua. Venus/Inanna abre rutas alternas en nuestra psiquis que movilizan narrativas traumáticas a través de nuestro sistema nervioso. El camino de Venus e Inanna es un camino de cura, de sanación, de iniciación, muerte y nacimiento. Es también un camino creativo y corporal.

La diosa originaria del mito de Inanna viene de lejos y pertenece a otro orden. Es muy antigua. El mito nos lleva al corazón del inframundo, el nuestro y el de la humanidad, para darnos cuenta que ese lugar abandonado, exiliado, censurado, ese “Gran Abajo”, ha quedado frio y devastado, cuando en verdad es el lugar del primer fuego, el primer templo.

El inframundo femenino es un lugar que merece ser rescatado, porque es casa, raíz profunda. Es nuestra conexión con la tierra, con la vida, la creación.

Estos son los misterios que navegamos cuando seguimos a Venus en su descenso al inframundo. Estos son también los misterios que escucharemos resonar y dialogar con Marte.

El mito de Inanna es una metáfora narrativa astronómica que no solo sigue el tránsito de Venus en el cielo, sino que nos abre a una comprensión e integración de las dimensiones más profundas y feroces del mito de la diosa.

Inanna precede las versiones maquilladas y domesticadas de la diosa. Su mito nos lleva a lugares arcaicos en nuestra psiquis, desempolva arqueologías vivan, recursos, valores, dones pertinentes y necesarios para los tiempos de aridez creativa que nos rodean. Como todo mito antiguo de la diosa, el mito de INANNA es una oda a la tierra y a la fecundidad, a la fertilidad, a la abundancia creativa, a la celebración erótica, a la muerte, el duelo, al sacrificio y la redención. A la oscuridad y también a la renovación, la resurrección de la luz y de la vida.

***

Durante su descenso al inframundo Inanna cruza siete puertas ante las cuales, tiene que entregar sus atributos reales, sus poderes.

Estas siete puertas corresponden a las siete conjunciones que hace Venus con Luna menguante antes de hacer la conjunción EXTERIOR con Sol.

La conjunción EXTERIOR es cuando Venus desaparece detrás de los rayos del SOL. Esta es la fase en el ciclo de Venus que más lejos está de la tierra. La conjunción EXTERIOR  de VENUS y SOL corresponde con el momento en que -en el mito- Inanna está en el inframundo, muere y resucita para posteriormente reaparecer como Estrella de la Noche. A partir de ahí Venus asciende en brillo y altura en nuestro cielo nocturno y hace siete conjunciones con la luna creciente.

Estas son las siete puertas que Inanna cruza en las que recupera sus poderes.

Seguiremos a VENUS en sus conjunciones con la luna menguante, en el inframundo y con la luna creciente en diálogo con MARTE que también retrograda, también se inicia, también vive su proceso. Esta es la propuesta y el recorrido.

Si sientes el llamado de unirte a este camino en este enlace encontrarás la información de pago.

#laperladesofia #conversacionantigua #lavozdevenus #lavozdevenusymarte #venusgeminis2021 #martearies2020

7 comentarios sobre “La voz de VENUS y MARTE :: la Perla de Sofía :: inscripción abierta ::

  1. Hola Paloma! Que preciosa propuesta. Quisiera incribirme pero en Argentina no nos es posible pagar por pay pal. Habra otra opcion? Muchos cariños

    Magui

  2. Buenas noches Paloma, quisiera anotarme en el espacio de *LA VOZ DE VENUS Y MARTE :: LA PERLA DE SOFÍA 2020-2021 * pero lamentablemente no me dejan pagar con ninguna tarjeta desde Argentina, habrá alguna otra posibilidad? Agradezco porque me encantaría participar. ABRAZO.

  3. No pude ingresar al enlace y estoy interesada. Agradezco mas información. Gracias x tu servicio siempre, de corazón a corazón.

Los comentarios están cerrados.