astrología 2020·construir la esperanza·ecoternura·el tiempo es amor·gran conjunción de saturno y júpiter·gran conjunción de Saturno y Plutón·júpiter en capricornio·mercurio·soberanía creativa

Chirón en cuadratura con los nodos de la luna :: corazón del puente ::

Las estrellas nos acompañan de cerca. Gracias a sus narrativas milenarias y a sus códigos cíclicos nos situamos. Códigos/portales que activan la memoria -y el potencial latente- de nuestra identidad en este tiempo. De cómo encarnarnos en esta realidad que nos toca ahora -a todos y todas- habitar.

Códigos que nos recuerdan que -a mayor o menor escala- el poder del tiempo está en su circularidad.

La aceleración vertiginosa a la cual progresivamente nos lleva el tiempo lineal nos empuja hacia un futuro inalcanzable. Inalcanzable porque va más allá de lo que podemos soñar, va más allá de los que nuestra mente orgánica puede reconocer como real.

Un futuro cuyo costo es tan violento y tan alto, que no lo podemos vislumbrar. Esta gran incertidumbre se revela como una herramienta de control para que no tengamos acceso a nuestro futuro en la espiral. Para que perdamos confianza en nuestra visión, nuestro sueño, personal y colectivo.

Nuestro sueño es orgánico. Nuestra visión está conectada al sueño de la tierra.

¿reconocemos un ciclo de cambio orgánico de uno artificial?

Esta es una buena pregunta para estos tiempos. Una que Mercurio pregunta :

¿es un truco? ¿una ilusión?

¿es orgánico? ¿es numérico?

Qué fértil es el estado de confusión para el parásito, para el virus, la depredación energética-mental. Se alimenta de la falta de claridad. Abre camino al miedo.

Hacer una pausa colectiva -de la magnitud mundial que la situación actual nos propone- implica un colapso social y económico. También tiene el potencial de que revelar algo poderosamente nuevo.

De alguna manera, esto nos va a impactar a todas y todos. Si no es por lo económico, es por lo familiar. O por otra razón que cambia de alguna manera el curso, la dirección de nuestra vida.

Impacta especialmente a los menos privilegiados, a los vulnerables, excluidas, marginadas. Entonces, más allá de negar esta realidad devastadora, se trata de rescatar nuestra dignidad creativa. Para custodiar y cuidar la soberanía de nuestra mente. Especialmente de cara a estos días -hasta fin de mes-, la propuesta es colocarnos en un lugar -elegido- de escucha y aprendizaje.

***

El 16 de marzo Mercurio sale de Acuario y vuelve a entrar en Piscis. A fin de mes Saturno entra en Acuario. Acuario es el signo de la humanidad, del colectivo. Mercurio no ha terminado su camino de retorno al lugar en la elíptica en el cual comenzó su retrogradación.

Reaprender el tiempo es la tarea para este tiempo. Y el aprendizaje es un camino de sanación. Esta sabiduría nos llega de mano de Chirón.

Hoy Quirón hace una cuadratura con los nodos de la luna, que están en el eje de Capricornio y Cáncer. Es un tiempo de rupturas y decisiones.

Un llamado a tejer un puente. Un puente interno, que nos lleva al lugar de retorno a la sabiduría de nuestra herida como el portal interno de transformación, sanación y adaptación para este tiempo.

El puente externo que nos lleva a este lugar a lo mejor tiene que pasar por la expresión de la rabia sagrada como un proceso consciente de sanación del resentimiento, de la guerra, la polaridad proyectada.

Sobrevivir estos tiempos nos puede llevar a perder la medida de nuestros derechos a la hora se garantizar nuestra sobrevivencia.

¿sobrevivencia o estilo de vida?

***

Un tiempo muere y otro renace. Es ley natural. La realidad dimensional de Saturno es la de la fuerza de la gravedad. Es la que nos trae a tierra, al tiempo de la tierra.

Es la conexión con la tierra la que nos devuelve a la memoria de cómo habitar el tiempo circular. Y es nuestro lugar en la espiral la que nos permite recuperar nuestro poder. Nuestro poder en este contexto es nuestra salud.

Salud, poder y soberanía van de la mano. Saturno es la dimensión material de este poder. Entonces Saturno en Acuario nos habla de una restructuración de la visión vinculada a la salud colectiva.  Saturno y Plutón juntos, nos habla del tiempo de vida/salud/muerte de nuestros mayores.

Entonces la aceleración de las narrativas virtuales, el caos informativo, las medidas tomadas por nuestros dirigentes, son amenazas tan letales como este virus que se nos presenta. Independientemente de su origen, está aquí. Revela un aspecto de nuestra sombra, de nuestra inconsciencia, que se hace -visibiliza- consciente. La sombra del descuido.

La luna llena en Virgo -el pasado 9 de marzo- y Mercurio directo ese día, reveló la ambigüedad y confusión en torno a esta manifestación viral, así como las diferentes respuestas.

Aceptemos esta narrativa como real o ficticia -no importa- está aquí, y, de una manera u otra, nos relacionamos con su energía.

***

Hablamos de muerte, sí, y también de renacimiento.

El proceso de renacimiento está en nuestras manos. El potencial está en cómo nos situamos. Está en lo que aportamos a la narrativa colectiva.

Recuperar nuestro poder es usar esta pausa para regenerarnos, para descansar, ensoñar, reparar, soltar, sanar. Porque esta es la realidad : estamos cruzando un portal muy potente de sanación colectiva. Lo cual también implica que estamos cruzando un puente -de un potencial creativo y sanador- cuya vibración y frecuencia necesita ser alimentada, nutrida, para sostenernos en este tiempo.

Este puente de conciencia vibracional está activo en estos días. Sintamos y escuchemos. Habitemos el miedo cuando se presenta, y tomémoslo de maestro.

Este es un tiempo de liderazgos libres de máscaras y pretensiones. Libres de personajes y disfraces. La generación acompañante al parto de este tiempo viene con su herida carteada y honrada, con la belleza de su herida tatuada en su cuerpo etérico. Es su sello protector para estos tiempos.

Esta es la generación que nació entre el 1968 y el 1977. Están viviendo su retorno de Chirón. Este tiempo es un llamado a las almas que reconocen esta medicina -este cuerpo de conocimiento- a asumir su liderazgo.

Para este grupo generacional que nació con Chirón en Aries -1968/1977, este es en llamado a compartir su medicina.

Esta medicina pasa por la valentía de presentarse en primera persona. La valentía de liderar desde la herida.

Entrenador de dioses, maestro terapeuta, guía en el camino de la conciencia corporal, en la sanación de la fragmentación del trauma, Chirón ES el proceso shamánico interno que nos guía hacia nuestra integridad, en este tiempo.

En Aries, Chirón nos habla de una generación pionera. Son las guerreras y guerreros que sueltan la armadura, abren las puertas, y nos ayudan a liberarnos de tener que ser lo que no somos.

Esta generación es la comunidad de almas encargadas de transmitir la medicina del puente, la medicina de la adaptación consciente y cuidada de cómo sostener la red de unión durante el colapso del tiempo falso.

Red necesaria para que este tiempo de aceleración precipitada no borre el código del tiempo vida. Del tiempo amor.

Para que no nos desconectemos de la palabra viva del sol. Para que no olvidamos quienes somos y a lo que vinimos.

El fuego va a ir en aumento. De Acuario, Marte pasa a Piscis ( el 13 de mayo ) y de ahí entrará en Aries (el 27 de junio) , signo donde está Chirón. Marte estará en Aries un tiempo prolongado por su retrogradación de septiembre a noviembre en este signo. Marte transitará por Aries de junio a diciembre.

¿es un fuego creativo que abre camino para otros seguir?

¿o es el fuego de la de la guerra ?

Es mediante la realización empática del momento que nos toca vivir que conectamos con un cambio de conciencia, con un cambio de visión. Se activa la memoria de nuestra voz en este tiempo.

Esta pausa forzosa del tiempo espacio -como lo conocemos hasta ahora-, nos desafía a situarnos en una narrativa de adaptación.

Una de estas narrativas nos invita a vivir este tiempo como una oportunidad única para conectar con la medicina de estar fuera del tiempo lineal. De aprender a sentir y habitar el tiempo circular.

Es cultivar una mirada hacia este momento que nos ayude tomar conciencia de cómo cohabitan los dos tiempos dentro nuestro.

¿qué pasa cuando ralentizamos?

En la lentitud emerge el tiempo amor, y este nos cura de la tristeza del tiempo que muere.

Por más que nos hayamos dedicado a empujar el tiempo hacia adelante (lo llamamos progreso) la realidad es que no hemos avanzado. La humanidad crece tecnológicamente, y “progresamos” en la era de la inteligencia artificial.

También progresamos en nuestra deshumanización. Hay un tiempo involutivo, el que nos devuelve a la repetición del pasado, a las lecciones no aprendidas del linaje. Lo llamamos karma. Saturno es el dios del Karma.

¿y en el tiempo lineal, hacia dónde nos movemos?

¿dónde está nuestro corazón en este movimiento?

Estamos cruzando una parte delicada del puente. Delicada y potente.

Respiremos este tiempo.

El aire que exalamos es la canción de un largo duelo que se ha activado.

La narrativa de este virus global se revela a través del pulmón, asiento de la tristeza. Mientras las ciudades se silencian y ralentizan, el aire se hace más ligero, respiramos.

Nos ahogamos. Nos angustiamos.

Necesitamos respirar profundo, para liberar el estrés, mover nuestro cuerpo, darle reposo, para que nuestro sistema nervioso se descargue, se regule.

Entonces, tomémonos un respiro. Hagamos un tiempo para el duelo. Sintamos. Es mucho lo que ha pasado. Todavía no hemos digerido el trauma de los fuegos de Australia y Amazonia (por solo dar un ejemplo), que nos movemos a otro drama. Es exagerado. No es sostenible sin que algo profundo cambie. Este cambio puede ser una ruptura, o puede ser un encuentro.

Si la ola de pausa nos toca directo, honremos este tiempo.

Si no nos toca aislarnos, acompañemos el movimiento, apoyemos la sanación con toda la fuerza, integridad, recursos y herramientas que tengamos. Y si no tenemos la fuerza. Nos rendimos. Descansamos.

Es tiempo de compartir la medicina, conectar, escribir, hablar, cocrear, desde la distancia o la cercanía disponible. Es un tiempo de unión. Es tiempo de cuidar juntas y juntos este momento de relación.

Escuchémonos en el silencio.

Escuchemos y aprendamos.

Escuchemos y sanemos la herida de la fragmentación.

Es tiempo de fortalecer la red.

***

En este enlace encontrarás la información de LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL :: el horóscopo mensual para cada signo.

Para quienes han escuchado los audios anuales de PUENTE TIERRA :: ENCARNAR LA VOZ (horóscopos 2018) y TIEMPO AGUA :: CONSTRUIR LA ESPERANZA (horóscopos 2019) y me han preguntado por los HORÓSCOPOS 2020, este año la propuesta es LA ALQUIMIA DE LA ESPIRAL.

En vez de ser un horóscopo anual para signo, es un horósocopo mensual.

Te invito a que te acerques, leas la propuesta y si sientes el llamado te unas a LA ESPIRAL.

Puedes hacerlo en cualquier momento del año. Gracias por tu apoyo.

6 comentarios sobre “Chirón en cuadratura con los nodos de la luna :: corazón del puente ::

  1. Hola Paloma! Muchas gracias por tus palabras tan claras que nos permiten concientizar sobre esta situación tan difícil que estamos atravesando toda la humanidad. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.