astrología 2019·ecoternura·el tiempo es amor·liderazgo compasivo·luna nueva·soberanía creativa·urano en tauro

luna nueva en virgo :: servicio :: gozo :: salud

Saludos a todas y todos, más abajo encontrarán el artículo de la luna nueva en Virgo.

He abierto la consulta astrológica hasta finales de año:: en este enlace encontrarás el calendario de citas, y en este enlace una explicación de los principios que guían la consulta astrológica desde la perspectiva de la astrología evolutiva.

Para las personas que han tomado el taller de Alquimia Lunar y están interesadas en hacer sesiones individuales conmigo, me pueden escribir a consultaluna@gmail.com. Se han liberado algunos espacios.

Si este año sientes el llamado de trabajar con el portal de los ancestros (en noviembre), la espiral de adviento , el árbol de luz y el solsticio de diciembre te invito a que te unas a mi nuevo proyecto :: EL PORTAL DE LOS ANCESTROS :: rescate de energía :: amor nutricio :: camino al sol :: escríbeme a consultaluna@gmail.com para más información.

+++

luna nueva en virgo :: servicio :: gozo :: salud ::

Este viernes 30 de agosto, la luna y el sol se encuentran en el grado 6 de Virgo. Esta luna nueva en Virgo hace una conjunción con Marte y un trino exacto con Urano en Tauro. Venus y Mercurio también están en Virgo. Esta alineación planetaria en Virgo nos acompaña hasta la luna llena en Piscis, el 14 de septiembre.

Esta luna nueva en Virgo nos ofrece un espacio de benevolencia necesaria para honrar un tiempo de reflexión así como una apertura receptiva al cambio. Esta luna no hace ángulos particularmente estresantes con otros planetas por lo cual las energías planetarias favorecen acciones y procesos de ordenamiento creativo con pocos riesgos de fugas y dispersión de energía. Si bien la presencia de Marte y Urano en esta lunación son un elemento volátil, es probable que -gracias al apoyo de Venus y Mercurio en Virgo- la tendencia sea a que esta energía se libere de una manera creativa, eficiente y ordenada, aunque hayan sorpresas.

Estas próximas dos semanas en las que la luna crece hacia su plenitud en Piscis, es un tiempo particularmente propicio para movilizar nuestras ideas hacia la concreción, para abrir nuestros talleres, desempolvar nuestras herramientas, abrir, nuestras libretas, nuestras mesas de trabajo. Es un tiempo propicio para dedicarle tiempo a tareas que ordenen y organicen nuestros espacios productivos y también nuestras ideas.

Es un tiempo propicio para trabajar en nuestros proyectos. Es un tiempo propicio para dedicarle tiempo a nuestros procesos creativos.

¿qué quiere brotar? ¿qué idea, deseo, realización, cambio queremos realizar, materializar?

¿qué visión nos acompaña hace años y ahora sentimos que ha llegado su momento ?

¿sentimos la urgencia de materializar un cambio en nuestra vida?

¿sentimos el llamado a corregir el uso de nuestro tiempo-espacio creativo hacia una práctica más íntegra y coherente con nuestros valores?

¿estamos preparados para accionar a favor de nuestra visión, aunque estas acciones impliquen rupturas con compromisos, contratos, pactos a los cuales les hemos sido fieles hasta ahora?

¿sentimos un llamado a renunciar, a simplificar, a reducir?

¿qué estamos dispuestos a sacrificar para abrir paso a la visión que nos mueve desde adentro?

Necesitamos este orden interno y externo para situarnos de cara al nuevo ciclo que abre con el equinoccio de septiembre. Si tomamos en cuenta que a finales de año tendremos otro portal de eclipses en Cáncer y Capricornio, es importante que encontremos nuestro foco y nuestro equilibrio, que nos ordenemos.

Virgo es también un signo de digestión, de asimilación e integración. Después de la temporada de julio y agosto es mucho lo que nos toca integrar y digerir, de ahí que la energía de esta luna nueva en Virgo sea propicia para hacer pausa para el ordenamiento. Una pausa reflexiva que nos permita digerir la nueva realidad que habitamos – la que los eclipses y la temporada de Leo nos ha traído- tanto personal como colectiva.

Los temas de seguridad y vulnerabilidad son el núcleo de un sentimiento de urgencia de situarnos, de sabernos en nuestro lugar. Una pausa para acoger e integrar la intensidad emocional movilizada por las situaciones geopolíticas cada vez más graves, precarias y violentas. La presión aumenta, despertamos a una realidad que es cruda, sí, y – a la vez- despierta nuestra capacidad de sostener nuestro amor a la vida ante el duelo de lo que desaparece cada día. Ante la incertidumbre del futuro, ante la ira e impotencia, ante el dolor de reconocer cómo hemos entregado el poder, cómo nos hemos dormido, cómo hemos perdido el rumbo como humanidad.

Esta luna nueva en Virgo nos ayuda a digerir la realidad de estos tiempos para situarnos.

¿qué servicio emerge desde nuestro corazón? ¿cómo nos situamos en este mundo cambiante? ¿qué apoyamos? ¿a qué- quiénes le retiramos nuestros apoyo? ¿qué correcciones necesitamos hacer para darle fuerza a nuestro amor a la vida?

No hay nada que nos enfoque más que una tarea en la que nos implicamos de corazón en cuerpo y alma. Marte, Venus, Mercurio, la luna y el sol en Virgo con convocan a honrar el llamado a servir, a honrar el llamado de nuestro propósito sagrado. Virgo es el signo del servicio.

La energía de Virgo es la de un puente que recoge toda la intensidad de la fuerza de Leo y la filtra, separa el grano de la paja, para descartar lo que no nos es útil, y reconocer los recursos que sí tienen el potencial de tomar forma y crecer a lo largo de este nuevo ciclo.

La luna nueva en Virgo es el momento del año propicio para comprometernos con un proceso, con un método, con una práctica. Este año el compromiso -el nuevo orden- pide que abracemos el cambio, que le demos forma, que encarnemos el cambio que se está gestando en nuestro interior, y que encontremos las maneras de corregir los errores, de ajustar las expectativas, de calibrar la integridad de nuestras prácticas, de tomar decisiones, de actuar.

Urano nos despierta, nos sacude y nos convoca a actuar a favor del cambio que se gesta en nuestro interior, el cambio que el mundo necesita ver materializado. Este es el momento de actuar. Ya no hay escusas. Ya no damos marcha atrás. Hemos llegado al cuello del embudo.

¿Qué paso doy?

“Es tan grande lo que siento, y el paso -el cambio que puedo dar- es tan pequeño“, nos decimos, desde un sentimiento de impotencia ante la urgencia a actuar . Esta luna en Virgo nos invita a que no usemos este sentimiento de impotencia y pequeñez como escusa para no actuar. Virgo es un signo de detalle. Sus pasos son pequeños.

Entonces, demos pequeños pasos,  lo importante es darlos, porque es paso a paso que se crea el cambio. Entonces, esta luna nueva en Virgo nos convoca honrar los pequeños cambios, las micro-revoluciones en nuestra cotidianidad, en nuestros patrones, hábitos, en las conversaciones que podemos tener, con nuestra gente, en nuestros círculos.

De lo íntimo a lo colectivo, que nuestras prácticas sean coherentes. En nuestras relaciones, en nuestra capacidad de corregirnos, de dejar de defender lo que ya no tiene defensa, de dar un paso, de hacer el cambio, el que sea. Eso nos pide este consejo planetario en Virgo.

Un cambio de creencia, un cambio de pensamiento, un cambio de perspectiva, un cambio de estrategia, un cambio de mirada, un cambio de actitud.

Toda luna nueva nos ofrece la oportunidad de poner una intención, de conectar con una visión, un deseo que queremos ver materializarse y crecer. Toda luna nueva nos habla del inicio de un nuevo ciclo. Este ciclo que inicia con la luna nueva en Virgo nos ofrece múltiples maneras de ordenarnos, de organizarnos, de crear las condiciones adecuadas para encauzar nuestra visión en un servicio, en una práctica determinada. Virgo es un signo vinculado al proceso necesario para hacer visible lo invisible, para encarnar, para darle forma a la materia, para ordenar el tiempo a favor de nuestra visión.

Virgo es también un signo vinculado a la sanación, limpieza y purificación. El ordenamiento propicio bajo esta luna nueva puede se uno energético, en el que nos tomamos un tiempo para depurar, para desintoxicarnos (mental y emocionalmente). Virgo es un signo de tierra -de cuerpo- de ahí que todo lo que hagamos para que el manejo de nuestra energía sea más eficiente es propicio bajo esta lunación.

Este proceso de depuración abre el espacio necesario para la claridad, para reconocer qué pasos dar. De ahí que una acción liberadora bajo esta luna nueva sea, por ejemplo, la de dietar o la de hacer cambios en nuestros patrones de alimentación. A lo mejor es tiempo de dejar una adicción, de dejar de consumir ciertos productos.

Tambien es tiempo de iniciar un nuevo movimiento, una nueva práctica corporal, de poner el cuerpo ahí dónde nuestra visión nos guía.

Es tiempo de sanar, de soltar, de dejar ir, para dejar el espacio libre y abierto para lo que queremos crear, materializar.

Y si nuestro llamado es a participar con más fuerza y presencia dentro de los espacios colectivos -como agentes de cambio, como activistas de la conciencia, como cuerpos en primera línea de cuido (de los niños, de las plantas de los animales, de los refugiados, de los indígenas, de nuestro futuro)- entonces, necesitamos estar sanos, fuertes, necesitamos y claros, ordenados : necesitamos saber cuidarnos.

El sacrificio al cual Virgo nos convoca desde el valor del servicio no es un sacrificio que niega al ser. No. Solo sacrificamos lo falso, lo que no es íntegro con la vida en nosotros, para abrazar la vida. Sacrificamos la superficialidad, la vanidad, la pereza, la desidia, la ignorancia, las escusas. No sacrificamos nuestra energía. No sacrificamos nuestra verdad.

Nuestra energía la encarnamos en gozo para poder servir. Qué esta luna nos inspire a crear en nuevo orden interno que sostenga nuestra voluntad de actuar el cambio. Todo empieza con un deseo, con una intención. Qué esta luna nos haga sentir el apoyo del universo a nuestra semillas, a nuestras ideas. Nombremos, pidamos, actuemos, comprometámosnos. Es tiempo de servir con gozo y también en renuncia. Es tiempo de separar el grano de la paja, actuar, elegir, liberar. Buena luna y bellas siembras.

17 comentarios sobre “luna nueva en virgo :: servicio :: gozo :: salud

  1. Gracias Paloma por tu inspiración sagrada, por tu palabra y tu ser guía.
    Tauro ascendente Virgo gestando un cambio gigante, amo tus palabras y tu compromiso con el cuidado de la tierra. Gracias ♥️

  2. Una y mil veces, GRACIAS!! Por tanto AMOR y sabiduría y respeto que se reflejan en cada una de las palabras. Gracias.

  3. Me ha gustado mucho,realmente excelente todo.Deseo que ésta luna nos llene de Luz para ser mejor cada día.
    Cumplo años el dia 2 ,y me he sentido identificada en todo.
    Agradecida y Bendiciones.

  4. Gracias Gracias Gracias Paloma! Cumpli mis 41 el 25-08 y este mensaje tuyo me resuena profundísimo!!!

  5. Gracias Paloma, siempre resonando 💜
    Cumplo años el 30! Que regalazo esta luna nueva para renacer

  6. ayer saque turno para el nutricionista, el miercoles 04 tengo que ir, hice muchos cambios alimenticios a lo largo de este año, pero me falta precisión y orden en algunas cuestiones, tengo un objetivo claro pero me estaba estancando… tremendo leer esto. no es la primera vez que te leo y como buena pisciana siento cada palabra expresada.
    gracias! un beso desde ARGENTINA

Los comentarios están cerrados.