astrología 2018·chiron in aries·construir la esperanza·júpiter en sagitario·la voz de venus·mercurio retrógrado·venus en escorpio·venus en libra·venus retrógrado

Júpiter en Sagitario :: el fuego del ser ::

Es probable que estemos todavía calibrando y ajustándonos a los cambios energéticos de esta pasada semana. Entre la luna nueva en Escorpio y hoy, dos eventos importantes nos hablan de cambio. Estamos en un nuevo territorio. Júpiter ha entrado en Sagitario y los nodos de la luna, después de 19 meses en el eje de Leo y Acuario, acaban de hacer su entrada en Cáncer y Capricornio.

Júpiter (el maestro, el gúru, nuestra mente superior, el guardián del templo de nuestra sabiduría) es una energía expansiva, de apertura hacia la verdad, que se mueve con entusiasmo, confianza y esperanza. Ahora en Sagitario, el planeta más grande de nuestro sistema solar, está en su ambiente, está de vuelta en su casa.  Nos puede ser útil recapitular qué estaba pasando en nuestra vida en el 2006, ya que el ciclo abierto en este momento cierra ahora.

Esta mudanza de Júpiter de Escorpio a Sagitario se expresa con benevolencia y potencia la claridad. La verdad renace de las cenizas, y poco a poco, nuestro fuego alquimizado por la iniciación de Escorpio ilumina y alumbra el camino. Una flecha luminosa abre brecha en la opacidad de nuestras circunstancias y clarea nuestra conciencia. Esta chispa de claridad nos da un adelanto del potencial creativo de nuestro deseo. Hay esperanza, lo sentimos.

El fuego de la verdad de Sagitario es la luz que resplandece tras el paso de nuestro maestro por las aguas oscuras del inframundo de Escorpio. Nuestro templo de la sabiduría interna acoge el retorno a casa de Júpiter y le (nos) ofrece la comprensión sagrada de todo lo experimentado en los reinos de la iniciación a la muerte. Esos reinos  que la palabra no abarca, ese lugar profundo de lo innombrable, ese misterio que nos habita.  Ahora, poco a poco, acostumbrándonos a la luz, acogemos la recién nacida claridad.

Júpiter nos ofrece ahora esa claridad que hemos necesitado e invocado. Esta claridad puede ser práctica, como una simple clarificación de los métodos y pasos a seguir para encauzar nuestra visión (proyecto/deseo). Esta claridad puede ser una experiencia integradora de lo que hasta ahora parecía inconexo y fragmentado. Esta claridad puede ser la puerta a un contacto directo con nuestro ser esencial. Esta claridad puede simplemente ser un renovado y potente sí a la vida, a la creatividad y al gozo de la existencia. Esta claridad puede expresarse ahora como una simple chispa, una braza que emerge de la ceniza y que necesita nuestra atención y alimento para crecer.

La entrada de Júpiter en Sagitario se da dentro de un contexto, no está aislada de otras coordenadas energéticas. Una de las voces de este tránsito es el entusiasmo y, a la misma vez, otras corrientes planetarias nos invitan a honrar el poder del entusiasmo reflexivo, cuidado y cauteloso. Nos toca cuidar la chispa que brota. En nuestra inmadurez o prisa podemos desear ir demasiado rápido. El universo y su sabiduría nos recuerda que nuestra tarea en Escorpio no ha terminado y que, por más que sintamos el llamado a movernos, ahora, todavía no es el momento. Primero hemos de escuchar lo que esta luz revela y esperar a que Mercurio y Venus terminen su jornada en Escorpio.

Venus está en la etapa final de su retrogradación -ahora en Libra- y recupera su marcha directa este viernes 16 de noviembre. Nuestra reina del cielo tiene que recorrer el camino de vuelta de su iniciación que comenzó el 5 de octubre. Este proceso tendrá varias etapas y culminará el 6 de enero con la entrada de Venus en Sagitario.

De aquí al 6 de enero Venus tiene mucho que integrar de su viaje en su inframundo, sobre todo cuando haga su recorrido de vuelta por Escorpio. Una fecha para señalar con una estrella en nuestro calendario es cuando Venus se encuentre con Júpiter en Sagitario, el 22 de enero. Aquí nuestro entusiasmo habrá madurado y, más que una chispa efímera, será una antorcha firme que nos puede acompañar por un largo recorrido en nuestra vida. Entonces en este periodo de ajustes y re-calibraciones, tomemos en cuenta estos espacios temporales y cuidemos el retorno del fuego.

Tradicionalmente Venus y Júpiter son los dos planetas que delinean el camino de la abundancia. El potencial es grande (como todo lo que toca Júpiter) y la grandeza hay que saber manejarla. De ahí el llamado a la mesura y cuidado.

Por otro lado, Mercurio -ahora en Sagitario- empieza su marcha retrógrada este viernes 16, el mismo día que Venus recupera su marcha directa. Es un pase de batón.

La claridad que emerge en nuestra mente, esta chispa de comprensión requiere algún tipo de revisión antes de poder encarnarse. Parece que hay aspectos vinculados al uso que hacemos de la palabra que están pidiendo que profundicemos sobre nuestra manera de comunicarnos. La sombra de nuestra palabra pide que la miremos. ¿cómo nombramos lo que amamos? ¿hay una separación entre lo que sentimos, creemos y nombramos? ¿podemos sostener el fuego de nuestra verdad sin tener clara la maestría hechicera del poder de las palabras?

Mercurio recupera su marcha directa el 6 de diciembre en Escorpio y vuelve a hacer su entrada en Sagitario el 12 de diciembre. Si estamos (re)negociando acuerdos y pactos, tanto a nivel interno como a nivel externo, es prudente esperar a que Mercurio salga de Escorpio y vuelva a entrar en Sagitario para sellarlos. En estos momentos, no todo lo que brilla es oro. Esto quiere decir que tengamos cuidado que el entusiasmo no nuble nuestro discernimiento. No es momento para dejarnos encandilar por fuegos fatuos o estrellas fugaces. Necesitamos este viaje de Mercurio de vuelta en Escorpio para desenterrar alguna verdad oculta imprescindible para elegir y comprometernos con integridad en los nuevos potenciales creativos.

Y así como todo lo que brilla no es oro, también hay un llamado a ser cautelosos con las interpretaciones que hagamos de lo que percibimos como oscuro en otras personas o situaciones. El que una situación parezca poco esperanzadora, poco luminosa hoy, no quiere decir que no tenga un futuro creativo mañana. Este es un llamado a no darle poder a nuestras proyecciones y a no caer en la trampa de interpretar a otra persona, o situación, sin que medie un proceso de claridad compartida.

Todo lo que se da como un diálogo interno en nuestra relación con otra(s) persona(s) que no haya pasado por el espacio de la claridad de la palabra merece nuestra interrogación. Es nombrando lo que nos ocurre y sentimos que pasamos de la proyección a la experiencia.

Esta sería la expresión de la benevolencia : traspasar nuestras carencias, reclamos silenciosos, nuestras estrategias pasivo- agresivas para realmente honrar nuestras relaciones ahí donde están y cómo están, no como nosotros queremos que estén. Este es el camino que desata los nudos de la co-dependencia en nuestras relaciones.

Hemos pasado por momentos muy desafiantes este año, y es ahora, en esta fase final del año, que podemos empezar a integrar nuestra experiencia. La tolerancia es necesaria, así como lo es el respeto, hacia nosotros y hacia los demás. La palabra aquí es la llave, la magia, el puente y la bendición que genera nuevos contratos, nuevas maneras de honrar nuestras relaciones. La primera relación es con nuestras voces internas.

Todos estamos pasando por un poderoso proceso de transformación y regeneración. Cada vez nos damos más cuenta de lo sagrada y preciosa que es nuestra energía. Reconocemos y honramos que nuestra energía es lo que ofrendamos al otro en el camino del amor. Y así también recibimos la energía de la otra persona. Intercambiar nuestra energía con conciencia es construir vínculos interdependientes. En este camino, no podemos usar ni abusar la energía del otro sin su consentimiento. Muchas veces cometemos el error de dar ese consentimiento por sentado. De ahí que la palabra puente sea la que aclara y la que abre el camino a re-consensuar nuestros vínculos de manera que podamos cuidar nuestra energía, valorarla y compartirla de una bella manera. Y cuando hablamos de energía, hablamos de lo que emanamos, hablamos de nuestro tiempo, nuestro espacio, nuestras creaciones, dones y talentos, extensiones de nuestro ser. Hablamos de lo sagrado.

Entonces este periodo, hasta el 12 de diciembre –cuando Mercurio vuelve a entrar en Sagitario-, el 6 de enero –cuando Venus entra en Sagitario-, y el 22 de enero –cuando Venus y Júpiter se encuentran en el mismo grado en Sagitario,- nos promete un camino de reconstrucción del espacio creativo compartido.

Por otro lado, Urano retrógrado ha vuelto hacer su entrada en el signo de Aries. Este cambio de Urano en Tauro a Urano en Aries ha coincidido con el cambio de los nodos de la luna en Cáncer y Capricornio, eje que acogerá los eclipses durante el 2019 y 2020. Esta semana, parte de la sacudida energética que hemos sentido, se ha dado porque los nodos de la luna han estado (y siguen estando) en cuadratura con Urano.

Esta es una energía movilizadora que se puede haber expresado a través de una liberación inesperada. Un orden antiguo ha sido sacudido y esta sacudida ha revelado y abierto la puerta a nuevas posibilidades. Este tránsito nos habla de un cambio de destino. Un destino de emancipación, autonomía, libertad. Algún nudo antiguo que nos ataba a una creencia, institución, relación, persona o grupos de personas ha sido desatado. Este es un buen momento para recapitular y ver qué puertas abrimos en el 2010-11 que ahora piden un cierre -o una renovación de votos- en los que nuestra entrega de tiempo y energía esté actualizada con nuestros valores, más que el de otros.

Necesitamos tiempo para que las energías se asienten y vayan acomodándose entre sí. Para eso el recogimiento, descanso, silencio, auto-cuido es necesario. También lo es acompañar al cuerpo en este proceso tomando mucha agua, desintoxicando nuestro sistema y pasando tiempo en contacto con la naturaleza.

Si nos sentimos atrapados en un bucle mental que nos devuelve a narrativas del pasado que nos oprimen y agotan; si tenemos dificultad en regularnos y encontrar nuestro equilibrio interno; si nos sentimos debilitados por fuerzas hostiles (internas o externas) es señal para que necesitamos pedir ayuda.

A veces el nudo que pide ser desatado está en un lugar que no alcanzamos solos y el apoyo o acompañamiento profesional es un recurso que hemos de tomar y honrar con gratitud y humildad.

Chirón (el shamán herido, el sanador herido) retrógrado, ha vuelto a hacer su entrada en Piscis y el viernes 16, Marte, después de  siete meses en Acuario, entra en Piscis. Marte y Chirón se encontrarán en el grado 28 de Piscis el 29 de diciembre. El telón de fondo de toda esta narrativa energética y arquetípica es la integración las partes fragmentadas de nuestra alma. Estamos encendiendo un fuego para que las partes más perdidas, lejanas, abandonadas de nuestra psiquis retornen, vuelvan al calor del amor, al fuego del ser.

***

Si no has leído el último artículo publicado sobre el tránsito de VENUS, titulado  Luna y Venus :: de la madre a la amada :: puedes ir a este enlace ::

***

Si no has escuchando los audios de Puente Tierra :: Encarnar la Voz :: la delineación astrológica para cada signo del 2018 :: te invito a que lo hagas. Es un buen momento para recapitular nuestros pasos, honrar el territorio que hemos recorrido y tomar la oportunidad de cerrar este ciclo con conciencia.

Los audios están en el menú de la derecha, abajo. Verás que están abiertos al público. También verás que hay un enlace para hacer un donativo. Todo apoyo es bienvenido.

Estoy ahora trabajando en los contenidos de los audios del 2019 para cada signo.

Los audios para el 2019 estarán listos para mediados de Enero. En unas semanas pondré el enlace para que se unan y apoyen rumbo al 2019 :: el año en el que estamos llamados a :: CONSTRUIR LA ESPERANZA ::

 

 

 

 

 

 

11 comentarios sobre “Júpiter en Sagitario :: el fuego del ser ::

  1. gracias y muchas bendiciones

    me acompañas hace un tiempo y me has ayudado mucho en mi caminar

    te leo desde abril de 2015

    gracias totales

  2. Paloma. Sos una poeta a la hora de escribir sobre los astros. Da gusto leerte y luego reflexionar sobre nuestro camino. Saludos desde Argentina

  3. hola Paloma… tus entradas son poderosisimas…. estas leyendo el cielo muy claro. te sigo de hace un tiempo y me reconosco a traves de tu saber/sabiduria como polvo de estrellas. estoy muy sorprendido y ahora lo estoy dimencionando con el cuidado y atencion que mas me sale. que la conciencia me da y mantengo el intento de ser encarnacion estelar de esta sabiduria. infinitas gracias.

  4. Impecable como siempre amorosa.Abrazo y gracias.

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

Los comentarios están cerrados.