activismo sagrado·eclipse en acuario·eclipse en leo·el corazón del leo·el tiempo es amor·entre eclipses·luna llena·marte retrógrado·mercurio retrógrado·soberanía creativa

luna llena en Acuario :: eclipse lunar total :: amar nuestra sombra

Mañana 27 de julio cruzamos en umbral de la Luna llena en Acuario. Este es probablemente el portal Lunar más intenso y transformador del año. Hay una serie de configuraciones astrológicas que han estado formándose en las pasadas semanas que alcanzan su clímax entre hoy y mañana.

El Sol en Leo -en conjunción con el Nodo Norte de la Luna- refleja su luz en la Luna en Acuario que, a su vez, está en conjunción con el Nodo Sur de la Luna. Estas conjunciones son -por un grado- exactas. Cuando la Luna y el Sol están cerca de los nodos lunares tenemos eclipses. Mañana tenemos un eclipse total lunar en Acuario. Este eclipse lunar, además de ser uno de los más largos en la historia de los eclipses, está en conjunción casi exacta con Marte retrógrado en Acuario. Mercurio en Leo comenzó su marcha retrógrada hace unas horas.

Estas alineaciones planetarias nos hablan de que estamos en un momento crítico, tanto en lo personal como en lo colectivo. De hecho, si de algo nos habla esta astrología es que los velos que separan lo íntimo de lo transpersonal, lo visible de lo invisible, lo espiritual de lo material, son meras ilusiones disociadoras de la mente. Si algo nos viene a revelar el umbral de esta Luna llena es que la separación entre los mundos internos y externos son una construcción mental, un invento, que nos separa de la de la conciencia de unidad, humanitaria y planetaria.

Es probable que este sea un tiempo en el que nos damos cuenta de lo fragmentada que está nuestra percepción y lo difícil que es integrar lo que sentimos con lo que percibimos, lo que pensamos y visionamos con nuestra voluntad y nuestras acciones. La revelación de esta Luna llena nos puede mostrar una crisis de propósito, o una crisis en nuestra relación con lo que hasta ahora ha sido nuestro camino de vida.

Los eclipses lunares magnifican el poder del inconsciente. En cada Luna llena y nueva el velo que separa el mundo del visible del invisible se afina, vulnerando nuestra capacidad de actuar conscientemente. Al velo afinarse emergen del invisible unas influencias -más o menos benévolas, más o menos depredadoras- y toman el campo de nuestra percepción, por ende, de nuestra voluntad y de nuestras acciones.

Esta apertura al mundo del inconsciente aumenta cuando la Luna llena , o nueva, es también un eclipse. De ahí que bajo el eclipse Lunar de mañana el llamado sea a la atención, y a intentar integrar la información que quiere salir a la luz de la oscuridad. Para quienes caminemos este momento con apertura y receptividad a lo que emerge, la sombra se hace contenedora de tesoros ocultos y de una renovación de nuestra energía vital y creativa. Para llegar a este lugar, este eclipse lunar nos invita a acoger el proceso de depuración y purificación necesario para que la energía circule hacia una nueva dirección.

Lo importante para acompañar este proceso tiene que ver la capacidad de sostenernos en la fase de incomodidad e incertidumbre -incluso del malestar que quiere ser liberado- de este pasaje. Nuestras estrategias de huida de este trabajo de limpieza, sanación o liberación (como nos resuene llamarlo) nos llevan a buscar refugio en lo familiar y seguro bloqueando así el potencial transformador de este momento.

A partir de esta Luna llena y eclipse en Acuario, la Luna irá menguando hasta el próximo eclipse Solar en Leo, el 11 de agosto. Con este eclipse en Leo no solo cerramos esta temporada de eclipses sino también el ciclo evolutivo que empezó a finales de enero del 2017, con el tránsito al eje nodal en Acuario y Leo.

Para muchos la Luna llena de mañana y estas próximas dos semanas hasta la Luna nueva en Leo tiene sabor a graduación. De ahí que es importante tener tiempo y dedicarnos un tiempo. Por un lado, para recapitular nuestros pasos desde febrero del 2017 hasta aquí y, por otro, para colaborar con las energías de esta última fase de este ciclo. (Al final del artículo encontrarán el enlace con todos los artículos publicados sobre los eclipses en Acuario y Leo. Su relectura puede facilitar encontrar el patrón que ha estado revelándose a lo largo de los pasados 18 meses. Es la toma de conciencia de este patrón lo que nos ayuda y apoya en la fase final de este ciclo.)

El tiempo entre eclipses es un portal de enorme potencial. Es un tiempo en que deshacemos patrones, desactivamos condicionamientos antiguos, desprogramamos influencias nos elejidas. Cuando la Luna mengua entre eclipses el potencial de desarmar determinado patrón que nos ha dominado aumenta. Estas dos semanas – especialmente la semana entre la Luna cuarto menguante (el cuatro de agosto ) y la Luna nueva en Leo el 11 de agosto – son particularmente potente para sanar, depurar, desintoxicar, purificar, deshacer, liberar, despedir, lo que ya no es propicio para nuestro crecimiento. Para liberarnos de lo que entorpece nuestra percepción y condiciona nuestras acciones.

Desde tiempos antiguos los eclipses son fenómenos astronómicos vividos como aterradores. Los eclipses están vinculados a las posesiones, a fantasmas y demonios, a monstruos y bestias que nos torturan. Si bien estas imágenes nos acompañan a través de los mitos, otra cosa es vivir en carne propia la pérdida de la voluntad y actuar bajo el dominio de unas fuerzas – a veces arcaicas y muy antiguas- que toman el poder, el control de nuestro presente y devenir.

Estas palabras no son una invitación a alimentar el miedo, al contrario. Son una invitación a honrar nuestra valentía y a ejercer la voluntad de mirar de frente las sombras que nos han habitado. También nos habla de reconocer las fuerzas que nos han movido hasta ahora en una determinada dirección y actuar conscientemente hacia el cambio que nuestro camino pide. Es una invitación a tomar las riendas del rumbo de nuestra vida haciéndonos cargo de lo que se mueve dentro nuestro y sumir la responsabilidad por lo que emerge en nuestra vida, del invisible al visible.

Es una invitación a navegar la espiral del tiempo y sus narrativas ocultas que buscan luz y conciencia a través de nuestra voluntad y propósito, hoy. Es una invitación a hacernos guardianes despiertos de este portal de conciencia -de honrarlo y respetarlo- sin alimentar los dramas emocionales que, movidos por las energías lunares, toman posesión de nuestras narrativas y vivencias.

Es una invitación a reconocer que lo que movemos en este tiempo -y especialmente bajo esta Luna llena- está potenciado y multiplicado en el tiempo. De ahí el llamado a la cautela y el respeto. De ahí el llamado a la conciencia.

A veces, sin saberlo incurrimos en acciones y pensamientos que tienen consecuencias que no solo nos afectan a nosotros, sino también a nuestro entorno íntimo y nuestros círculo y colectivos. Esta Luna llena y eclipse total de la Luna nos habla de asumir las consecuencias de nuestros pensamientos, percepciones y acciones desde el prisma de que lo personal es colectivo. Esta Luna llena en Acuario nos viene a recordar que nuestra vida personal no está separada ni aislada del tejido colectivo planetario. Nos viene a recordar que todo es relación y que la familia humana, como alma grupal, también está bajo las influencias de estos portales evolutivos. Nos viene a recordar la importancia de que no nos durmamos, de que apoyemos un despertar de conciencia global haciendo nuestra parte en lo íntimo y personal.

En este sentido no se trata de negar o escapar de la sombra que emerge. Más bien se trata de que nos posea lo menos posible. Y si nos sentimos tomados por determinadas energías o fuerzas, se trata de que podamos moverlas de la manera menos destructiva posible para nosotros mismos y nuestro entorno.

De ahí que bajo esta astrología lo propicio sea el recogimiento interior, el disminuir lo más posible los factores estresantes y de relajarnos dentro de esta tormenta evolutiva y transformadora. Se trata de reconocer que el ambiente energético de estos días puede ser volátil, con paisajes de riesgo en los que nuestras defensas reactivas, nuestra inmadurez ante los conflictos o nuestra necesidad de prevalecer en luchas de poder, nos lleve a entrar en escenarios que nos llevan por un determinado camino. Un camino que, en vez de potenciar nuestra evolución, absorbe nuestra energía vital y secuestra nuestra capacidad creativa. De ahí que el cuido y el cuidado sean los valores que prevalecen como guía y brújula para este pasaje. Por lo menos eso nos recuerda Venus en Virgo, dándonos tierra y foco en nuestra cotidianidad y en el cuido de nuestro cuerpo, salud, casa y tarea.

Si observamos la narrativa de los pasados tres meses podremos reconocer un patrón de cambio, un ciclo de crecimiento que se abre en nuestra vida. Este camino es interno y a medida que integremos estas energías irán desplegando su camino en la manifestación de cambios más concretos. Por ahora, con seis planetas retrógrados en nuestro cielo, los cambios externos aún no tienen cauce para expresarse. Poco a poco, a lo largo de lo que queda de este año, iremos cosechando los frutos de los cambios internos que están ahora en marcha.

Por ahora nuestra tarea es caminar estas próximas dos semanas de Luna menguante entre eclipses con el foco puesto en la oportunidad de liberarnos de códigos de obediencia antiguos vinculados a una dominación a través de nuestra mente que bloquea nuestra expresión. La Luna menguante entre el eclipse en Acuario y el próximo eclipse en Leo nos habla de una trayectoria que desmonta todo un cuerpo mental que hasta ahora ha controlado nuestra percepción para poder vibrar, sentir y actuar desde el corazón.

El nodo sur en Acuario nos habla de la mente grupal, del condicionamiento que hemos heredado de que expresar nuestra singularidad creativa podía implicar un rechazo de la manada, del grupo. Nuestro sentimiento de pertenencia, y por ello de sobrevivencia, ha estado dominado por narrativas de obediencia. Esta Luna llena en Acuario puede revelarnos lugares en los que antes no nos sentíamos autorizados a expresarnos libremente, en los que hemos temido compartir nuestra verdad por miedo al rechazo, la humillación o el exilio del grupo.

Es probable que en estos pasados 18 meses la mente grupal dominante -que opera desde el inconsciente colectivo- haya perdido poder sobre nosotros. La visibilización de fisuras de incoherencia y de falta de integridad dentro de dinámicas grupales nos ha forzado a asumir la autonomía de nuestra expresión personal para liberarnos de pactos y contratos que ya no son pertinentes para nuestro camino. La fuerza de nuestro corazón, el deseo de autenticidad y la confianza renovada en definir nuestra realidad en nuestros propios términos se ha fortalecido. De ahí que este último eclipse solar en Leo, dentro de dos semanas, nos ofrezca la oportunidad de honrar este proceso de emancipación e individuación para que podamos liderar con un corazón fuerte, con una confianza encarnada, hecha cuerpo y acción.

Por ahora nos queda un tramo por algunos paisajes del inframundo. Este camino puede ser gozoso y creativo para quien sepa honrar este ciclo desde el cuidado y la conciencia.

Es un momento crítico y para muchos las sombras pueden ser feroces, de ahí que la fuerza del Corazón de Leo, sea nuestra diana en este camino. Un camino que nos recuerda que no hay oscuridad que pueda con nuestro amor, porque amar nuestra sombra es un camino de integridad que nos lleva directo a sentarnos en el trono de nuestro corazón. Este es el gran tesoro que emerge en esta temporada de eclipses. Un tesoro íntimo y colectivo.

:: al final de la página encontrarás los enlaces a los artículos publicado sobre los eclipses en el eje de Acuario y Leo ::

***

Si sientes el llamado de trabajar con tu carta astrológica y conocer cómo las fuerzas planetarias están actuando sobre tu carta puedes ir a  este enlace y hacer una cita. Será un gusto acompañarte en tu camino evolutivo.

***

:: Si quieres recordar cómo trabajar con los ciclos de la Luna como un camino de soberanía creativa acércate al taller de Alquimia Lunar :: Aquí encontrarás las fechas de los próximos talleres en Barcelona ::

***

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo unalicencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright textos e imágenes ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

:: Artículos ::

Luna nueva en Acuario :: círculo y hermandad :: 27 de enero 2017

Luna llena y eclipse lunar en Leo :: encarnar el fuego sin quemarnos :: 10 de febrero del 2017

Luna llena y eclipse parcial en Acuario :: soltar amarras :: 6 de agosto del 2017

Luna nueva y eclipse total del Sol en Leo :: corazón de león :: 20 de agosto del 2017

Luna llena en Leo :: eclipse Lunar :: 31 de enero del 2018

Luna nueva y eclipse solar en Acuario :: la magia creativa de la incertidumbre :: 14 de febrero del 2018

 

5 comentarios sobre “luna llena en Acuario :: eclipse lunar total :: amar nuestra sombra

  1. Que clara explicación de la luna llena eclipsada en acuario y la próxima luna nueva en leo… Me encantó lo comparto.

Los comentarios están cerrados.