astrología 2018·chirón en aries·el corazón del leo·encarnar la voz·júpiter en escorpio·luna nueva·mercurio retrógrado·puente tierra·soberanía creativa

luna nueva en Piscis :: un nuevo cuerpo de palabras ::

PISCIS_FINALSe acerca el Equinoccio de Marzo. Desde el punto de vista de la astrología, este es el inicio del nuevo ciclo solar. Cerramos un recorrido, nos abrimos a otro. A partir de esta lunación entramos de lleno en la narrativa del 2018.

Si no has leído los artículos que publiqué en Enero, te invito a que te acerques y te familiarices con las energías del año. Quienes ya los hayan leído, pueden volver a recorrer los textos ya que es ahora que empezamos a sentir algunas de estas fuerzas arquetípicas moverse en nuestro interior y en los espacios compartidos.

:: aquí están los enlaces de los dos artículos ::

Puente Tierra :: introducción a la energía planetaria del 2018

El clima astrológico del 2018 :: los tránsitos más importantes

Otra invitación que te hago es a que te unas al proyecto de Puente Tierra :: Encarnar la Voz :: este proyecto consta de 12 audios de más de una hora cada uno. Cada audio delinea la astrología del 2018 para cada uno de los signos. Puedes escuchar el de tu signo solar y el de tu ascendente.

Es una inversión económica que puedes hacer en grupo, uniéndote con otras personas para comprar los audios. También puedes invertir y compartirlos con tus círculos y con tu tribu. Haciendo esta aportación no solo apoyas el servicio y trabajo de Luna de Abril, sino que también contribuyes al proyecto social https://www.cdpecpr.org/comedores-sociales-de-puerto-rico .

Parte de los fondos de Puente Tierra están destinados a apoyar en la reconstrucción de Puerto Rico tras el devastador paso del huracám María, el 20 de Septiembre del 2017.

Pero sobre todo te invito a que inviertas en los audios para ti. El 2018 es un año puente, un año de desafíos es el que vamos a necesitar claridad y discernimiento para elegir y movernos con integridad. El propósito de los audios es acompañarte todo el año en este camino . Son entregas transformadoras y profundas que no tienen  caracter predictivo ni oracular. Son la delineación de una energía que le habla directo a tu alma, con la cual puedes resonar, integrarla, moverla y crear con ella.

Este es un proyecto artesanal, que he hecho con entrega y devoción y con un intención muy clara de cuido y servicio. Me muevo fuera de las estrategias del marketing y de los lenguajes invasivos que buscan vender por encima del cuidar. No te estoy intentando convencer. Solo quiero que recordarte que he hecho este trabajo y que es hermoso y poderoso y no quiero que no te lo pierdas por una falta de claridad de mi parte.

Esta es una oportunidad vigente hasta dentro de una semana ya que cerraré la venta de los audios pasado el Equinoccio. Aquí el enlace de Puente Tierra :: Encarnar la Voz :: https://lunadeabril.com/horoscopos-2018/

Y a todas y todos los que ya han dado el paso y se han acercado a este fuego, ¡muchas gracias! gracias por el apoyo e infinitas gracias por el feedback. Ha sido una bellísima experiencia sentir sus resonancias.

Un abrazo a todas y todos,

Paloma

***

Mañana cruzamos el umbral de la Luna nueva en Piscis, la última Luna nueva del ciclo solar. Con esta Luna cerramos un ciclo de trece lunas y recorremos el último tramo en la espiral de la Rueda Evolutiva del Zodiaco.

Esta lunación abre una intensificación de la actividad astrológica. Los planetas empiezan a alinearse con la narrativa evolutiva del 2018. Estamos a unos días del Equinoccio -el 21 de Marzo-, umbral del cambio cíclico. Este suele ser un momento intenso en el que nuestra memoria genética reconoce el impulso evolutivo. Este es un momento del año en el que se activa un proceso, corto e intenso, en el que somos invitados a dar un salto. Un salto al vacío. Un salto que nos separa de lo familiar. Un salto hacia la vida  que, sin embargo, también nos habla de una muerte. Cuando el Sol cruza el grado cero de Aries, la oportunidad de un nacimiento emerge en nuestra conciencia y con ella también un miedo antiguo y visceral al cambio.

La Luna nueva en Piscis de mañana está en conjunción con Chirón. Esta no es una energía fácil de asimilar ya que Chirón nos habla de las heridas arquetípicas, trans-generacionales, energéticas y espirituales que influencian la encarnación del propósito de nuestra alma. Chirón nos invita a honrar los procesos de crecimiento que necesitan de nuestra voluntad y conciencia para traspasar los umbrales del desprendimiento -a veces doloroso- tan necesario para crecer.

El 8 de Marzo Júpiter empezó su marcha retrógrada en Escorpio, abriendo la puerta trasera de nuestra conciencia hacia dimensiones ocultas de nuestra psiquis. Este movimiento de Júpiter en combinación con la Luna y el Sol en conjunción con Chirón en Piscis nos habla de que nuestras aguas se están moviendo. Es probable que en estos días previos a la Luna nueva hayamos sentido la intensificación de nuestras emociones y que hayamos empezando a entrar en contacto con un nuevo cuerpo de vulnerabilidades. Hay una sanación en curso, sin embargo, el nivel de conciencia con el que acompañamos o no este proceso determina su nivel de incomodidad o sufrimiento. De ahí que la suavidad y la dulzura garantizan una disolución armónica de lo que nos retiene. En esta disolución benévola el dolor puede convivir con el gozo consciente de estar incondicionalmente presentes para nuestro proceso.

Algunos síntomas pueden ser un agotamiento, una pérdida de energía, una sensación de colapso energético, más o menos sutil, que nos nubla. Una burbuja energética en la que sensaciones intangibles nos mueven hacia escenarios del pasado parece arroparnos. Algunas escenas o sensaciones emocionales han desfilado en nuestro interior, algunos dramas emocionales se han despertado. O, algo externo nos fuerza a parar, a retirarnos, a descansar.

Este es un momento emocional, en el que miedos primarios emergen y nos hacen sentir que retrocedemos, que nos empantanamos, que el aire está espeso y nos cuesta movernos. Esta atmósfera es emocional. A mayor la represión o disociación de las emociones que quieren expresarse, más incómodo es el malestar. Si negamos el poder transformador de la emoción : de emocionarnos, de dejarnos mover por el agua de nuestro ser y de honrar nuestra agua, entonces estamos atrapados en centrífugas de energía estancada que nos paraliza y nubla nuestra capacidad de actuar y elegir. Nos confundimos. Dudamos.

Otros síntomas de esta energía nos habla a través de nudos en el estómago, contracturas en el cuerpo, desórdenes alimenticios y de descanso, dispersión, la mente nublada, dificultad en concentrarnos, escapismo y aislamiento, hiperactividad social.

Buscamos conforto en la huida en vez de sostener el movimiento interno, escucharlo, dedicarle tiempo. Le dedicamos tiempo haciendo una pausa, reposando nuestro cuerpo, descansando, interrogando el síntoma, moviéndolo a través de la expresión creativa, anclando la energía en el cuerpo, respirándolo con conciencia, en contacto con la naturaleza y la tierra. Lo acompañamos estando incondicionalmente presentes para nosotros mismos, sin escapar de la incomodidad, honrando sin juicio lo que emerge.

Quienes saben tomarse su tiempo, quienes tienen una práctica de autocuido y escucha interna, quienes honran sus emociones sin juzgarlas, pueden estar navegando esta agua de una manera dulce y amorosa. Las resistencias al cambio se disuelven suavemente en la medida en que como comadronas nos acompañamos en este pasaje de nacimiento. Este acompañamiento abre puertas a la creatividad visionaria. Entramos en contacto con nuevos potenciales y sabemos honrar un presente cauteloso porque confiamos en las fases del proceso creativo.

Esta atmósfera previa al Equinoccio también nos habla del cambio de la energía mutable del agua de Piscis a la energía cardinal del fuego de Aries. Este es el pasaje más crucial de la rueda del zodiaco. Poderoso y delicado, es un momento que nos pide atención y cuidado. No porque haya peligro, sino porque las oportunidades de renovación están presentes y merecen nuestra atención.

El pasaje entre Piscis y Aries es el Alpha y el Omega del ciclo evolutivo. Es un pasaje sagrado y ancestral de iniciación. Es el Uróboros, la serpiente que se come la cola, y nos habla de la naturaleza cíclica de la vida : de la muerte y del renacer. Esta Luna nueva en Piscis nos invita a honrar los finales, a culminar con honra y respeto lo que ha muerto, y a situarnos con valentía de cara a lo nuevo. Nos invita a abrazar este tiempo como una iniciación. Este es un momento sagrado.”

Entre la Luna nueva de Piscis y la Luna nueva en Aries, Mercurio iniciará – dos días después del Equinoccio de Marzo- su retrogradación en Aries.

Dentro del contexto del fin de ciclo solar, esta configuración astrológica nos habla de oportunidades de rasgar el silencio y traspasar una prohibición ancestral a hacer valer nuestra voz con autonomía y libertad. Este no es un proceso rápido. La retrogradación de Mercurio en Aries nos habla de pasar primero por un proceso de reconocimiento del cuerpo de palabras oculto que emerge de detrás de velo de esta negación antigua. Nos habla de no precipitarnos a tomar la espada y cortar impulsivamente lo que hemos reconocido que nos domina y de lo que nos queremos liberar. Nos podríamos hacer daño. Más bien nos habla de un proceso y sus etapas. Nos habla de nuestra capacidad de crecer en este proceso sin necesitar respuestas inmediatas, sin someternos a la impaciencia.

El primero de Abril Mercurio inicia su nuevo ciclo solar. Este día hace una conjunción con el Sol.  La recomendación es a esperar esta inseminación del Sol a Mercurio y que el mensaje interno que quiere salir a la luz emerja. Después, a medida que Mercurio se vaya separando del Sol, hay que darle tiempo a este mensaje a que se encarne, eche raíz y madure.

Mercurio recupera su marcha directa en Aries el 15 de Abril, dos días antes de la Luna nueva en este signo. De ahí que este mes entre la Luna nueva en Piscis y la Luna nueva en Aries merece nuestra presencia y atención para acoger esta voz que viene de lejos y profundo, para anclarla, y para acompañarla hacia su nacimiento. Esta voz nos acompañará a lo largo del nuevo ciclo Solar. Esta voz es una semilla de vida. Esta voz es fértil.

La voz del fuego de Aries encarnada en palabras valientes y liberadoras, sinceras y auténticas, se abre camino desde las entrañas de antiguas obediencias. Los miedos a expresar la verdad de nuestras necesidades y deseos sinceros, se disuelven a medida que nuestro corazón toma fuerza y confianza en su expresión.

Hay una palabra que quema. Hay una palabra que hiera. Hay un silencio que congela. Hay un silencio que tiene sabor a muerte. Hay palabras que nos aterroriza traer al mundo. Sentimos el miedo al cambio y el miedo a que las cosas no cambien. Nos callamos y nada se mueve.

El cambio se gesta en la palabra. Una palabra que nombra nuestro deseo, nuestra intención. Una palabra que emancipa. Una palabra que nos empuja todos a crecer y a madurar. Ya no hay tiempo para seguir sosteniendo las mascaradas, las farsas, las escenificaciones que encubren esta sombra antigua, esta inconsciencia dominante.

Hablar no es ir en contra de nadie sino a favor de la verdad. Quien domina nuestra expresión secuestra nuestra energía. Escuchamos decretos en nuestro interior que nos dicen: “vas a destruir a la familia”, “calla, te vas a quedar solo, sola”, “vas a herirlo, vas a herirla”, “serás rechazado, excluida, humillada, expulsado”, “es peligroso”, “para qué, si nadie te escucha”

Estas son algunas de las voces de la autoridad silenciosa. Ese poder oculto que nos habita. La que circula de manera sutil, la que es difícil de denunciar. La que nos hace dudar de nosotros. Este es el cuerpo de los secretos y de los temas tabú. Los no dicho en la familia o en los círculos que llamamos familia.

La escusa de preservar la tradición, de cuidar las formas y de honrar el orden, la seguridad y la estabilidad, tiene un costo. Estas escusas encubren una profunda carencia emocional, una discapacidad de ir a la raíz del trauma, de la herida oculta, personal y compartida. Ahí donde se expresa esta carencia emocional hay una brecha energética que abre la puerta al abuso. Al abuso espiritual, energético, de poder, sexual, económico, de autoridad.

Frente a este poder silencioso entregamos nuestra soberanía de elegir. Cuando no podemos elegir hay partes nuestras que no están unidas. Decimos que sí cuando es un no, o viceversa. No nos atrevemos a dar nuestra palabra, nos movemos en espacios donde regulamos nuestra expresión por miedo. Somos cómplices de lo que nos hiere.

Júpiter en retrogradación en Escorpio nos habla de los submundos que tememos tanto  navegar y que, sin embargo, son lugares que algunos y algunas conocen, pueden y saben manipular. Este puede ser un tiempo en el que emergen las voces delatoras del abuso energético y espiritual al cual estamos sometidos a través de grupos, instituciones, sistemas, a través de personas que tienen el poder de la energía, la información.

No podemos ver la retrogradación de Júpiter en Escorpio fuera del contexto de los eclipses en Acuario y Leo. Estamos ahora profundizando en las dimensiones evolutivas de los eclipses de Enero y Febrero. Esta narrativa energética nos sigue empujando hacia nuestra libertad de expresión desde el fuego de nuestra verdad dicha desde el corazón.

Nuestras lealtades aprendidas pasan por el filtro de nuestra integridad personal y la incoherencia de apoyar sistemas que no reflejan nuestra verdad interna ya es insostenible. Júpiter retrógrado en Escorpio nos habla de los maestros, los guru, brujos y brujas internos : esa dimensión de sabiduría a la cual todas y cada uno tenemos derecho y acceso. Nos damos cuenta que el poder ha sido abusado por quienes tienen la información y el conocimiento. Nos damos cuenta que cuando nos habitamos y honramos el fuego de nuestra verdad, cuando seguimos nuestro corazón, no hay engaños, ni mentiras que se sostengan.

Estas semanas iremos viendo cómo se despliegan estas narrativas. Como mínimo, veremos la incongruencia en el camino de algunas de las personas en quienes hemos puesto nuestra confianza. En otros casos, los velos del engaño se rasgan y veremos cómo el abuso del conocimiento -lo compartido y lo no compartido- nos habla de un control ancestral del saber.

En un nivel más profundo, para quienes nos tengan miedo a las iniciaciones liberadoras del abuso energético, veremos cómo cada vez más personas están dispuestas a mirar la verdad detrás de la perversión sexual infiltrada en los sistemas de poder y control económico, político y social. La valentía de Aries unida a la búsqueda de la verdad oculta de Júpiter retrógrado en Escorpio promete una apertura en la conciencia colectiva a temas hasta ahora completamente rechazados e invisibilizados por la realidad consensuada.

En Escorpio el agua se estanca, en Piscis se mueve. Mover lo que está estancado puede doler. Como puede doler un músculo que no usamos hace tiempo. Esto requiere de un proceso y de un cuidado. El peligro con la intensificación de la energía de Aries, y la carga emocional de Piscis y Escorpio, es que para algunos esta energía solo puede encauzarse a través de la ira.

La energía reprimida puede brotar y desgarrar el embalse que contiene el agua. La presión es enorme, de ahí que la energía de Mercurio en retrogradación nos convoque a ralentizar, a ir menos rápido. Si actuamos impulsivamente, si no honramos el proceso, si la prisa domina nuestra capacidad de reflexión, podemos herirnos o herir.

Entre la Luna nueva de Piscis y la Luna nueva de Aries tenemos un tiempo para sostener este proceso de cierre y desprendimiento que abre espacio para lo nuevo. En la Luna nueva de Aries, sembramos las semillas-intenciones de lo que queremos ver crecer a lo largo del nuevo ciclo solar.

Estas cuatro semanas entre Lunas también son un tiempo en el que Chirón recorre los últimos grados de Piscis, ya que el 17 de Abril, día de la Luna nueva,  hace su entrada en Aries. Este tránsito tiene varias fases ya que Chirón volverá a entrar en Piscis en Octubre de este año y  hará su entrada definitiva en Aries el 18 de febrero del 2019.

Por donde pasa Chirón teje un puente, une lo fragmentado. A partir de Abril tendremos la oportunidad de sentir y experimentar lo que este nuevo ciclo de Chirón nos trae. Por ahora, estamos acompañando un cambio en nuestra conciencia, personal y colectiva. No se trata de conquistar una meta, sino más bien de abrazar el proceso. Tal vez nos tengamos que rendir para decir que sí. Tal vez nos tengamos que retirar. Tal vez solo necesitamos nombrar en la intimidad de nuestro ser, lo que está queriendo ser nombrado. Tal vez solo tenemos que abrir la puerta.

***

Para más información sobre la imagen que acompaña este texto,  acércate a Astrología Visual

***

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright textos e imágenes ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

 

6 comentarios sobre “luna nueva en Piscis :: un nuevo cuerpo de palabras ::

  1. Paloma, aún hay tiempo para comprar los audios? Intento ingresar en el link sin lograrlo.
    Espero tu respuesta, somos un grupo de amigxs de Argentina que nos organizamos para comprarlo juntxs! Gracias!

  2. Gracias Paloma por tus narrativas, por esa impecabilidad que me llega, dicho de forma breve, me inspira para mantenerme en la confianza al andar el camino y me hayuda en dejarme parar.
    Gracias por los audios del 2018, los hemos compartido con Olga, ella fue ese puente que me llevo a ti, suavizan mis dias y han habierto entendimiento practicando la expresión del corazón con la voz y la escritura y lo mejor, ha mirar de frente mis temores. Mi alegria y vitalidad se nutren de ello.

  3. SUBLIME!!! Que coincidente con mi proceso!! Muchiisimas gracias x poner mis pensamientos caoticos expresados en palabras inteligibles para poder comprender. La verdad no puede tragarse y hacerla desaparecer..la verdad ha de resplandecer! Cueste lo q cueste…

Los comentarios están cerrados.