activismo sagrado·astrología 2017·cuadratura cardinal·eclipse en leo·en primera persona·entre eclipses·júpiter en libra·luna llena·nuevos tiempos·soberanía creativa

luna llena en capricornio :: disolución :: entrega :: liberación ::

:: En primera persona::

Querid lectora y lector de Luna de Abril, hoy, en el umbral de la Luna llena en Capricornio, me dirijo a ti en primera persona. Hace tiempo que siento en mi corazón escribirte desde un lugar más personal. Luna de Abril cumplió siete años el pasado 14 de Abril. Siete años es un primer ciclo de Saturno, es un ciclo de consolidación y madurez. Los ciclos de Saturno siempre vienen con pruebas. Saturno es un gran maestro. Nos lleva hasta los huesos. Su función es poner a prueba los fundamentos, la estructura, sobre la cual edificamos nuestros sueños y visiones. Sin Saturno no hay posibilidad de materialización ni de continuidad. Durante este año no he sentido dudas sobre la continuidad de Luna de Abril aunque sí he sentido que las lecciones de Saturno me han permitido reevaluar y actualizar la integridad, los valores y el propósito de este camino.

Por otro lado, Saturno me ha convocado a un diálogo interno que me invita a un compromiso más íntimo en el que me permito explorar otras voces y narrativas dentro del paisaje astrológico. Una de las encrucijadas de este proceso implica una interrogación ética con relación a qué valores transmito, desde mi propia subjetividad, dentro del tejido de una narrativa transpersonal y colectiva. Saturno siempre nos convoca a la responsabilidad y a la autoridad.

Desde esta pequeña introducción, lo que intento transmitirte es que Luna de Abril representa mis valores . Por más que abrace y respete la neutralidad e integridad de los tránsitos astrológicos, la voz y el corazón que pulsa detrás de las palabras aquí compartidas tienen una raíz profunda en mi camino biográfico, en mi proceso de individuación y en mi intento de caminar con integridad, honestidad y sobretodo, en libertad.

No son La Verdad, ni tan siquiera mi verdad. Son la voz de un proceso orgánico- mutable y fecundo- de traducción creativa de lo que circula entre los Astros y la Tierra, de luna en luna. En este sentido Luna de Abril es la voz de una conciencia que se experimenta a si misma de manera flexible y que se hace cuerpo en mi propio sentir. Los talentos y recursos que emergen para traducir y darle cuerpo a esta experiencia están al servicio de esta flexibilidad. La llamo Gozo, Soberanía Creativa y hace parte de un paradigma de Paz y de Benevolencia que intento caminar en mi vida. Este proceso germina en casa –en mi corazón y tripas-,  y es lo que comparto aquí contigo.

La base y fundamento de esta experiencia (mi tierra) es Saturno. Esto es lo que ofrezco y esta es mi autoridad. Al ejercer esta autoridad, quiere decir que en algún punto de mi camino, me he autorizado a mi misma a compartir mis coordenadas entre Cielo y Tierra, mi camino entre lo personal y lo colectivo, mi propia experiencia somática de encarnación. Los planetas han sido mis guías, maestros y aliados desde que tengo 13 años y son parte de mi vida y cotidianidad. Pero como bien me recordaba siempre mi abuela, “las estrellas disponen pero no obligan”.

Las motivaciones para este compartir son la semilla de Luna de Abril. Estas motivaciones siguen vivas y vigentes, siguen siendo pertinentes. Si no lo fueran, probablemente esta primera cuadratura de Saturno me hubiese hecho cuestionar la continuidad de Luna de Abril. Agradezco profundamente la fuerza del maestro Saturno que revela las posibles fisuras en la estructura, en la raíz de mi árbol. Es el fundamento de mi existencia lo que alimenta la raíz de Luna de Abril y este año he tenido la oportunidad de darme cuenta del amor y el valor que le doy a esta relación. El amor y el valor que le doy a este lugar en el Universo en el que el Cielo se ancla en la Tierra y se comparte a través de mi corazón hecho voz.

De ahí la necesidad de abrir mi voz a la proximidad ya que Luna de Abril es realmente un lugar común, colectivo, en el que almas afines se reconocen hermanas y primas bajo las mismas resonancias planetarias. No es un lugar de prédica y menos una escuela, es un lugar común entre Cielo y Tierra que abraza la diversidad y promueve los principios del Activismo Sagrado y de un paradigma de Tolerancia, Esperanza y Benevolencia para la Humanidad. Mi deseo es poder ir articulando mi diversidad expresiva e ir compartiendo otras formas de hacer astrología en este lugar común. Ya veremos cómo se dibuja este camino. Por ahora te comparto dónde estoy en el camino.

 

La semilla intención de Luna de Abril fue en su tiempo acompañarnos en el pasaje de las siete cuadraturas entre Urano en Aries y Pluto en Capricornio entre el 2012 y el 2015. La Luna llena de mañana nos devuelve a este periodo en nuestro camino y nos invita a hacer inventario de la maestría alcanzada hasta ahora, de las lecciones integradas. También y sobretodo nos convoca a soltar lo que se está desprendiendo. Algo ha muerto : lo honramos, le agradecemos y le dejamos ir. No lo necesitamos para el nuevo ciclo que abre esta Luna. Esta es la relevancia de este pasaje.

Las próximas dos lunas nuevas serán ambas en el signo de Leo. La segunda, el 21 de agosto, nos ofrece el portal de un eclipse solar total que será visible de costa a costa en los Estados Unidos. La limpieza que se ha dado desde el Solsticio de Junio hasta ahora abre espacio para este nuevo ciclo evolutivo. Dos lunas nuevas en Leo y un eclipse solar nos habla de una necesidad de tener claro nuestro foco y propósito para poder sostener esta energía creativa y este fuego.

Es importante recordar que los eclipses se mueven en series. Podemos recapitular los procesos que se han dado entre el 11 de febrero de este año hasta ahora. Veremos que una narrativa se revela. El 11 de febrero tuvimos un primer eclipse lunar en Leo que abrió este nuevo ciclo. Aquí encontrarás el artículo.

Estamos a mitad del 2017 y esta Luna llena en Capricornio nos invita a revisar nuestros compromisos y los fundamentos y bases sobre las cuales queremos seguir caminando. Saturno es el planeta que rige esta Luna. Esta Luna traer la consolidación de un proceso de aprendizaje. Esta Luna hace una conjunción con Pluto y con Pluto no hay escapatoria. A favor o en contra, no importa cómo nos posicionemos, éste es un tiempo de síntesis. Esta síntesis o estructuración se da después de un proceso de muerte y disolución. La consolidación se da cuando rearmamos lo que se ha fragmentado y una nueva realización se revela.

Es una posición intensa emocionalmente. Es muy probable que – durante las pasadas semanas, en las que la Luna creció de Cáncer a Capricornio- nuestra aguas y nuestra base se hayan sacudido y removido . Este eje siempre nos devuelva a la raíz, al origen, a la familia, a los patrones heredados, a nuestro nacimiento, a nuestro linaje y herencia. Estas dos pasadas semanas han sido somáticas. Las hemos sentido profundamente en nuestra experiencia interna de nuestro cuerpo, en nuestra experiencia orgánica de estar vivos.

Esta es la lunación de las memorias celulares, las improntas de todo lo vivido y codificadas en nuestro cuerpo del olvido. Cuando emergen de lo oscuro desestabilizan la estructura de nuestra realidad. Nos duele y nos desarticula. Como poco, no es cómodo y como mucho desolador. De ahí que esta lunación nos convoque a tener mucho cuidado con lo que decidimos y hacemos en estos días ya que el ecosistema planetario en el que nos movemos es volátil y accidentado. Hay mucha sensibilidad y vulnerabilidad que nos convoca cuidarnos y tener modalidades de apoyo -interno y externo- que nos ayuden a sostenernos.

Pluto activa el miedo y la necesidad de recurrir al control para sobrevivir la disolución de la muerte. Es un tiempo intenso de purificación o, como se nombra en el camino de la cura, de purga. Hay un veneno que sacar y si no acompañamos este proceso con un sentimiento consciente y amoroso, éste parece devorarnos y aniquilarnos. De ahí el pánico primario visceral que emerge y sacude nuestras certezas más arraigadas. Pluto destruye. Pluto quiere que vivamos esta muerte con conciencia, que entreguemos nuestras resistencias y que nos entreguemos a la transformación.

Marte en Cáncer hace una conjunción con el Sol y una oposición con la Luna y ambos hacen una cuadratura con Júpiter en Libra. De ahí que estemos volviendo hacia atrás a recapitular los efectos de los pasados años. Esta Luna llena visibiliza la energía muerta que seguimos cargando. Tal vez lo creíamos un capítulo cerrado, algo resuelto. Tal vez algo vuelve para que lo dejemos ir de una vez. Tal vez una herida abierta está lista para cerrarse, o la que creíamos cerrada nos ha vuelto a doler. Esta Luna llena nos lo muestra, lo ilumina, lo visibiliza. Ya sea a nivel interno, a través somatizaciones que visibilizan el nivel de estrés emocional y transpersonal acumulado. Ya sea a nivel externo en situaciones o con personas que demandan respuestas y reacciones que desafían nuestras certezas y seguridad.

Cuanta más necesidad tengamos de huir de nuestro paisaje y responsabilidad interna, más nos vendrá el drama a buscar desde afuera para que la energía se libere. Cuanto más nos acompañemos desde un lugar de benevolencia y cuido amoroso, más dulce, es la disolución y la liberación.

Esta Luna llena tiene voz de conflicto y accidente. La temperatura del drama está en aumento, y sin una buena base interna, sin un buen sentido de apoyo y refugio personal y/o vincular, puede que la presión quiebre la estructura que intenta sostenernos. Este puede ser un tiempo de rupturas. Estas rupturas pueden ser conscientes, o pueden ocurrir por un mero accidente o descuido. La invitación es a reconocer que la intensidad nos abraza a todos y que una buena expresión de auto-cuido y amor es escuchar y honrar nuestra necesidades, no forzarnos a acciones o intercambios innecesario y abrazar lo que sentimos sin juicios ni condenas.

Hay olas que se corren desde arriba. Si tenemos la fuerza creativa y la vitalidad para sostener esta intensidad de manera constructiva, esta poderosa Luna es maravillosa para usar nuestro poder y tenacidad para adelantar procesos creativos. Si tenemos el foco, la determinación, la integridad y la energía para dirigir estas fuerzas hacia puertos constructivos es probable que esté siendo un tiempo de consolidación, certeza y confianza. Eso quiere decir que hemos actualizado nuestra energía , hemos revisado la estabilidad de nuestra base y estamos preparados para sostener nuestro crecimiento de manera cuidada y consciente.

Hay olas que conviene correrlas por debajo del agua. Ante la intensidad reconocemos el posible peligro de ir más allá de nuestros límites y elegimos la recogida y la espera. El Sol en Cáncer nos recuerda que nuestro nido, nuestro refugio es un lugar sagrado y que ir hacia adentro en recogimiento es una manera de preservar la energía para tiempos más propicios para la acción.

Ambos caminos, arriba o abajo, requieren maestría, confianza y presencia. Cada cual sabe lo que necesita. Lo importante es la escucha y el respeto íntimo a lo que nos hace bien.

Merece tomar en cuenta que Capricornio es un signo práctico, realista y conservador. Es probable que bajo esta Luna algunas idealizaciones y fantasías se revelen poco viables en la práctica. La desilusión puede revelar las fisuras de nuestras expectativas y proyecciones: los lugares en que los hemos entregado nuestro poder, energía y recursos, en relaciones o proyectos que no son reales. En estos pasados años también hemos atravesados valles de autoengaños y mirajes. Esta Luna llena puede mostrarnos el rostro de nuestros errores de juicio y criterio, nuestras escapadas y distracciones, y su costo hoy.

Saturno -regente de esta Luna-  está ahora en el último tramo de Sagitario. A fin de este año entrará en Capricornio. Es ahora, en este último tramo, que se revelan las lecciones de este tránsito de dos años. Los desengaños en el cuerpo de nuestras creencias y dogmas, la voz de las doctrinas y maestros, incluso las voces arquetípicas que nos han inspirado hasta ahora están perdiendo su poder. Esta disolución puede ser aterradora si hemos dependido de estas leyes morales y espirituales para crecer. Si hemos dado el poder a maestros y gurús, si hemos entregado nuestro tiempo y foco en la búsqueda de la trascendencia, esta Luna puede representar una toma de tierra potente y dolorosa. Tal vez nos damos cuenta que en el intento de palear nuestro dolor existencial y darle un sentido a nuestra vida nos hemos saltado pasos fundamentales en nuestro proceso de individuación.

La cuadratura de la Luna y Pluto, el Sol y Marte con Júpiter en Libra nos puede mostrar que nuestras ilusiones han estado atrapadas en proyecciones vinculares. Puede que esta Luna nos muestre que hemos cometido un error de juicio, que no hemos sabido ver o abrazar la diferencia de otra(s) persona(s). Nos puede revelar que hemos sucumbido al poder del enemigo externo como una expresión de algo ajeno y separado de nosotros mismos. A lo mejor despertamos a una realización de que hemos sostenido relaciones en la que circulan luchas de poder, o dinámicas de víctima, abuso, salvación. Esta Luna desenmascara alguna mentira, engaño, agenda oculta que hasta ahora podíamos intuir sin la certeza o la claridad del hoy. Estas revelaciones nos pueden doler y a la vez liberar. Este es el poder de Pluto, liberarnos.

Esta Luna puede revelar cómo nos aferramos a algún tipo de relación, ya sea en el presente o en el pasado. En el presente la invitación es a aceptar que el rodearnos de personas que nos apoyen, acepten y abracen tal como somos, sin interferir con nuestra singularidad y camino expresivo, hace parte de nuestro derecho sagrado. No necesitamos perpetuar relaciones que expresen una negación de nosotros mismos. Requiere coraje (corazón) reconocernos y valorarnos lo suficiente como para poner un límite a lo que no contribuye a una expresión respetuosa de intercambio creativo.

Este límite empieza dentro de nosotros, cuando elegimos aceptarnos así como somos y estamos, más allá de lo que otros piensen o crean. Esta no es una renuncia a ser responsables en nuestras relaciones sino una invitación a reconocer que para crecer necesitamos que nuestra base interna esté sana. Cualquier guerra que estemos viviendo fuera de nosotros nos está mostrando un lugar interno que no hemos habitado y honrado. La Luna en Capricornio nos pide responsabilidad y ésta, antes de poder ser expresada y compartida a nivel externo, ha de pasar por nuestra propia base. Ha de pasar por  la mestría y responsabilidad de sustentarnos a nosotros mismos.

Si nos aferramos a una relación del pasado, esta Luna nos puede revelar cómo la versión que tenemos de lo que ha pasado -o dejado de pasar- está sujeta a ser interrogada y actualizada. Nuestra versiones de los hechos no siempre son confiables. La idea que tenemos del cómo y el porqué sucesos de ayer han desencadenado determinadas respuestas puede cambiar hoy. La disolución o muerte a la que esta Luna nos convoca puede estar pidiéndonos que soltemos la idea de tener razón, o de haber perdido , o de me pasó esto o lo otro. Aceptar que muchas veces no tenemos idea de porqué actuamos o respondemos al conflicto de determinada manera puede ser liberador. Esta Luna nos invita a dejar ir las viejas guerras, los viejos desacuerdos, las antiguas partes de nosotros que siguen atrapadas en un tiempo muerto hoy. Son fantasmas en nuestra mente y memoria, y dejarlos ir abre espacio para el renacimiento de algo nuevo, fresco y actualizado.

Si sentimos resentimiento, tristeza, rencor, sed de venganza, celos ( y esta Luna nos ofrece la riqueza de estas narrativas) lo más probable es que partes de nosotros estén atrapadas en un tiempo espacio antiguo. La profundidad de esta Luna nos da acceso a lugares ancestrales de dolor que merecen nuestra atención y respeto. Tal vez el desafío es no huir, no escapar. Tal vez el desafío es quedarnos en casa, abajo, y reparar lo que esté roto, con amor.

Es importante acentuar que, tanto a nivel personal como a nivel colectivo, estos próximos seis meses son vitales. Todavía tenemos que ver cómo se expresa el eclipse en Leo del 21 de agosto para tener una idea de las narrativas que se irán desplegando y tomarán cuerpo en el 2018.

Vale la pena nombrar el hecho de que el próximo año Urano y Chirón cambian de signo y Saturno estará en Capricornio. Esto abre la puerta a un nuevo escenario colectivo en el que los recursos, la seguridad, las estructuras, la economía y los valores que sostienen nuestro sistema de vida estarán bajo una renovación. La Luna llena de mañana nos ofrece una oportunidad de soltar lo que no queremos o lo que no podemos sostener hacia delante. Hay algunas cosas que hoy no parecen pesar tanto, y que en algunos meses no podremos cargar. Si esta Luna nos revela lo que hay que soltar, la invitación es a escuchar y aceptar, sin miedo.

Aquí está el artículo de la Luna nueva en Capricornio, de hace seis meses. Puede ser útil volver a leerlo ya que la Luna llena de mañana es el espejo y culminación de las siembras de esta Luna nueva.

Les deseo a cada una y uno un buen pasaje. Gracias por la escucha y la comunión.

Hasta la próxima Luna.

 

:: Las  fechas de los próximos talleres de Alquimia Lunar están aquí  ::

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

 

 

14 comentarios sobre “luna llena en capricornio :: disolución :: entrega :: liberación ::

  1. Gracias Paloma! Hace un rato que no leo sistemáticamente de los acontecimientos astrológicos y justo está luna llena me.encontró.en casa.cuidandome.para recuperarme.de. Un.malestar al.pulmón. así que ví que publicaste y me gustó leerte nuevamente. Una sola consulta: recomendaste leer sobre la luna nueva de hace 6 meses para completar la info pero el.link que copiaste.si no me.equivoco,lleva de título: luna llena en cáncer.está ok? O te referías al link que le antecede sobre.la.luna nueva en capricornio que publicaste el 28 de diciembre de 2016??

  2. Gracias Paloma!!! lo que dices e interpretas es un bálsamo para mi, clarísimo, así lo estoy viviendo en cuerpo y alma,,,, gracias sinceras, de corazón a corazón

  3. Muchas gracias, querida por tus informes. Ya se que màs que informes son los sentires de tu existencia. Siempre es asi. Me complace saber que tanta gente joven comparte este maravilloso camino. Deseo que tu nuevo giro sea tan fructìfero y profund. Por mi edad, me atrevo a sugerirte que nunca te olvides de jugar. Un abrazo desde mi alma.

  4. Un placer y una calma leerte. Ahí ando; hacia adentro, rescatándome, comprendiéndome, abrazándome. Un abrazo.

  5. Hola Querida Paloma, desde la ignorancia te pregunto: es igual para el hemisferio sur? Muchísimas gracias, esperamos oír tu voz…por que no imagen también…?
    Bendiciones!!! Betina ( sagitario con luna en Leo y asc. en Libra… :D)

    1. Hola Betina,
      La narrativa de los planetas y la rueda del zodiaco es la misma para todos en el planeta. Un abrazo!! y gracias por tus palabras 🙂

Los comentarios están cerrados.