activismo sagrado·astrología 2017·el corazón del leo·el tiempo es amor·luna nueva·mercurio·venus en aries

luna nueva en géminis :: el fuego que nos habla ::

“He estado pensando mucho sobre la credibilidad que concedemos a otros y sus opiniones negativas sobre nosotros. ¿Por qué le damos tanto poder a las perspectivas de quienes nos conocen menos de lo que nos conocemos a nosotros mismos? Me doy cuenta de que el origen de esta conducta reside en la impronta de la relación entre padres a hijos y en la conciencia colectiva de la vergüenza, pero ¿por qué es tan difícil para muchos de nosotros reclamar ese poder y decidir por nosotros mismos cómo nos sentimos, quiénes somos y las decisiones que hemos tomado? ¿Qué tiene que suceder para que nuestros auto-conceptos puedan ser verdaderamente auto-determinados? “—Jeff Brown

Hoy cruzamos el umbral de la Luna nueva en Géminis, tercer signo de la rueda evolutiva del zodiaco y primer signo del elemento Aire. Géminis trae la brisa del cambio que levanta las semillas y moviliza los sueños. Del egocentrismo primario de Tauro -centrado en si mismo, en su sobrevivencia y seguridad- nos movemos al reino de Géminis, la curiosidad. Hay un mundo fuera de nosotros, no estamos solos, interactuamos, estamos rodeados de personas, información, estímulos y esto nos convoca, nos interesa, tiene un efecto y un poder sobre nosotros.

El aire invisible nos rodea, todo lo abarca y todo lo conecta. Con Géminis conectamos con el mundo y el mundo nos fecunda a través de nuestros sentidos. Lo que vemos, lo que escuchamos, lo que olemos y tocamos, lo que saboreamos a través de los cinco sentidos, entra dentro nuestro, moviliza nuestras neuronas, nuestra química y genera respuestas. Esta fecundación que se da en Géminis crea mundos en nuestro interior. De ahí que las semillas que nos fecundan germinen dentro nuestro en forma de percepciones, gustos, interpretaciones, ideas, visiones que devolvemos y proyectamos al mundo. Géminis gobierna los lenguajes y la comunicación.

Géminis gobierna nuestro cerebro, sus dos hemisferios, nuestra manera de aprender, integrar la información, asimilar el conocimiento. También nos habla de cómo aprendimos, quién nos enseño, qué escuelas y creencias nos formaron, cómo construimos nuestro lenguaje y nuestras interpretaciones. Géminis nos habla de la información que nos fecunda y crea mundos dentro y fuera de nosotros. Nos habla de la realidad que creamos a partir de nuestras creencias.

En Géminis abrazamos la dualidad de nuestros dos hemisferios y sus diferentes tiempos y lenguajes. Géminis nos habla de lo que separa y de lo que une, de la relación entre lo diferente, opuesto. ¿cómo es la danza de nuestra dualidad? ¿es una historia de amor o es una guerra? ¿cómo es nuestro diálogo interno? ¿ cuán distante es lo que pensamos de lo que sentimos? ¿lo que pensamos y sentimos de lo que decimos? ¿hay diálogo entre nuestra parte masculina (acción) y femenina (receptividad)? ¿entre nuestra luz y nuestra sombra? ¿es tierra desconocida o existe un territorio compartido?

Géminis es dual y nos lleva a contemplar los dos lados de una misma moneda. Nos invita a abrazar las diferencias, la paradoja, y a aceptar lo fluctuante y cambiante como expresión de la realidad. En Géminis el cambio se balancea entre la multiplicación de puntos de vista y opciones. De ahí que una dificultad de este signo es encontrar su centro y tener un propósito claro. Para Géminis enfocar y sostener un proceso a largo plazo es difícil. Con tantos estímulos, con tanto que experimentar, tocar, saborear ¿cómo elegir con claridad? Con tantas posibilidades y distracciones, con tantos caminos, ¿cómo reconocer el propio? Con tantas escuelas, doctrinas, dogmas, interpretaciones, leyes y creencias y versiones de la verdad ¿cómo reconocer lo verdadero de lo falso, la fantasía de la realidad ¿quién o qué nos fecunda? ¿qué o quién nos influencia?¿elegimos o somos elegidos? ¿cómo percibir con claridad? ¿cómo tener soberanía sobre nuestras visiones ?

Esta Luna nueva en Géminis nos invita a observar en qué aspectos de nuestra vida expresamos o se expresa la confusión y la ambigüedad. La falta de claridad es síntoma de voces separadas dentro nuestro que piden reunirse, encontrarse y dialogar. Este proceso implica tomarnos un tiempo para discriminar ¿qué voces nos pueblan? ¿qué quieren? ¿de dónde vienen? ¿qué mensaje tienen para nosotros? ¿qué energías internas piden movimiento, acción, expresión a través de nuestros sentidos? ¿qué nos motiva a ir hacia este lado, o hacia otro? ¿el miedo? ¿el deber? ¿la obligación? ¿la culpa? ¿alguna autoridad? ¿el deseo? ¿la pasión? ¿el gozo? ¿el amor?

Con la Luna nueva en Géminis es un momento propicio para interrogarnos. Interrogar el malestar, interrogar nuestras elecciones y motivaciones. Tomarnos el tiempo para interrogar y para escuchar las respuestas abre la puerta a una tercera opción que nos saca de la polaridad. El camino del medio, lo tercero, la vía de la integración.

Mercurio –planeta regente de esta Luna- transita ahora por Tauro, signo de Tierra, de lentitud y de parsimonia, signo sensual y corporal. Esta influencia de Tauro sobre Mercurio nos inspira a calmar y mitigar los vientos agitados de nuestro universo mental y traerlos a la lenta realidad de nuestro cuerpo. Esta Luna nueva en Géminis -influenciada por Tauro- nos invita a apaciguar la prisa y la precipitación (interna o externa) para tomarnos un tiempo, para ralentizar, digerir y escuchar con todo nuestro cuerpo. Ahí la alquimia del tercero, eso que reúne las voces de la dualidad, se expresa y manifiesta a través de la revelación de nuestra verdad interior. Una verdad sentida, no solo pensada.

Para esto hemos de bajar del cielo de nuestra mente hasta las raíces de nuestro cuerpo y abrirnos a sentir. Esta Luna nueva en Géminis nos invita a la danza interna de la escucha sentida corporalmente. Los mensajes vendrán de lo hondo y profundo de nuestro ser. Tal vez esta apertura revela cómo nuestra mente nos distrae de lo esencial. Este es un buen momento para observar y sentir lo que dice nuestra mente y lo que dice nuestro cuerpo. ¿están de acuerdo o en desacuerdo? ¿qué sensaciones emergen? ¿qué sentimientos se expresan? ¿con qué necesidades conectamos? ¿qué deseos o frustraciones se revelan? Esta Luna nueva nos invita a sentir estas voces en lo profundo de nuestras tripas y acoger sus mensajes con una escucha abierta y flexible, con curiosidad.

Bajo esta Luna, Venus en Aries – planeta regente de Tauro- hace una cuadratura exacta con Plutón en Capricornio. Este ángulo se ha ido formando desde la Luna llena en Escorpio del pasado 10 de mayo. Estas pasadas dos semanas pueden haber abierto puertas que creíamos cerradas. Verdades ocultas, secretos, miedo a ver y sentir, emociones reprimidas, miedo a perder el control, nos hablan del paisajes de la sombra -personal y colectiva- buscando consciencia y luz. Este tránsito nos habla de una oportunidad de liberar y soltar viejos apegos, pactos y alianzas, ya sea con personas, situaciones, energías y creencias que nos atan al pasado.

Venus en cuadratura con Pluto nos habla de un patrón de abuso energético. Una autoridad ha dominado nuestra mente, nuestra percepción y nuestra interpretación de nosotros y de la realidad. Nuestros pensamientos creativos y visiones han sido secuestrados por poderes que no hemos elegido conscientemente. Esta Luna nueva nos invita a liberar nuestra mente de este control para que podamos recuperar nuestra capacidad de generar pensamientos soberanos, libres de influencias ajenas no elegidas.

Venus en Aries nos convoca a la valentía de honrar nuestros valores, nuestra verdad por encima del dominio energético de la autoridad moral. Nos convoca a la valentía de recuperar nuestro poder creativo. La cuadratura de Venus y Pluto puede haber despertado miedos intensos a ser juzgados, humillados, acusados, dominados. Puede haber despertado envidias y proyecciones, luchas de poder y territorialidad, obsesiones mentales y posesiones arquetípicas. Esto se puede haber dado a través de una confrontación real y explícita con un abuso de poder o intención de dominio externo. También de manera más sutil a nivel interno con voces verdugo del pasado internalizadas a través de nuestros propios diálogos.

Con la entrada definitiva del Nodo Norte de la Luna en Leo (el pasado 10 de Mayo) entramos en un periodo de cambio creativo. Venus en Aries acaba de cruzar el grado en el que comenzó su retrogradación. Sentimos el llamado a actuar. Sentimos este fuego.

El fuego de la creatividad y de la expresión personal está encendido y está generando un movimiento interno que nos estimula a salir al mundo, a querer crear una realidad acorde a nuestros deseos, con autenticidad y valentía. Hay una fuerza libertaria y expresiva que nos da el coraje y el valor para creer en nosotros. Se abre una visión esperanzadora de que sí es posible vivir con mayor pasión, integridad personal y gozo.

Sin embargo, este fuego necesita tierra, cuerpo y raíz para no arrasar, para no quemar. Las ráfagas de nuestra confusión mental pueden agitar y avivar este fuego. Puede estimularnos por momentos efímeros y después perder su fuerza. Ahí nos encontramos sin la energía y sin la voluntad para caminar nuestra visión, para materializar nuestras ideas, para llevar a cabo nuestros propósitos e intenciones.

La Luna nueva en Géminis nos permite darnos cuenta cómo los programas mentales que nos han fecundado en el pasado moldean nuestra manera de percibir e interpretar nuestro presente. Estas creencias y estas formas de aprendizaje no están actualizadas y limitan nuestra capacidad de responder creativamente a las demandas de nuestro proceso creativo actual. Nuestras respuestas están moldeadas por lo que aprendimos, por los recursos que hemos desarrollado para sobrevivir. De ahí que experimentemos la sensación de un “corto circuito” llamado confusión. ¿cómo se hace? ¿cómo se camina esto que sentimos? ¿con qué lenguaje podemos expresar lo que está despertándose en nuestro interior? ¿qué voz tiene este fuego?

Venus en Aries, el Nodo Norte de la Luna en Leo y Saturno en Sagitario nos indica que los tres signos de fuego están activos juntos. La próxima Luna llena será en Sagitario. Uno de los dones de Sagitario es que nos inspira a desarrollar nuestro código ético desde un lugar muy profundo y esencial. En Sagitario conectamos con valores que vienen desde el centro de nuestro ser. Lugar que emerge cuando levantamos las capas de las falsas representaciones, las capas de la moral y el dogma, creencias que se desprenden gracias al fuego de nuestra verdad interna. Fuego que derrite la rigidez, que disuelve el dominio de un pensamiento que nos controla a través de miedo a Ser. Miedo al castigo. Miedo a la vergüenza.

Somos  herederos de una cultura de la vergüenza , de autoridades rígidas y dominantes. Somos herederos de infancias incompletas cuya falta de alegría y gozo se refleja hoy a través del miedo a lo ajeno, miedo a lo nuevo y al riesgo. Hemos aprendido que es más fácil juzgar que abrazar la diferencia. Cuando nos damos cuenta del imperio de estas creencias en -y sobre- nuestra mente y cómo dominan nuestro devenir decidimos elegir vivir nuestra vida desde un código ético que contempla el gozo y el disfrute como un camino de integridad personal. Reconocemos y valoramos el merecimiento y la libertad de expresar nuestra diferencia como un camino ético propio y compartido.

La libertad de expresión empieza con nuestra capacidad de sentir y ver la verdad. La verdad dentro. La verdad del dominio que ha tenido lo invisible sobre nosotros. Lo invisible como aquello olvidado, escondido detrás de los velos del tiempo. Esta Luna nos convoca a sacarlo todo a la luz para que la raíz del trauma, llamada vergüenza, no tenga más poder sobre nosotros. Lo que llamamos secretos -o esqueletos en nuestro armario- son solo el miedo a ser completamente abiertos ante todos, libres y sin vergüenza de ser. Tarea heroica ya que las voces represoras internas una vez desplazadas y conquistadas en nuestro interior nos muestran que afuera de nosotros, la sociedad en la que vivimos, el sistema que nos sostiene, está edificada sobre este miedo ancestral a ser humillados y avergonzados.

Distracciones y complicaciones pueden estar ralentizando la materialización de nuestros deseos, obstruyendo la claridad de nuestra visión. Demandas de nuestro tiempo y atención parecen querer limitar la luz y el fuego creativo que quiere crecer y expandirse. Es fácil pensar que alguna fuerza nos quiere detener u obstaculizar. Sin embargo, las realidades y situaciones concretas que piden nuestra atención pueden también ayudarnos a nos caer en la trampa del narcisismo y del egocentrismo. Tal vez el tener que estar atentos a factores externos nos ayude a crecer de una manera más íntegra, es decir con menos prisa y precipitación, con cuidado.

El nodo Norte el Leo nos invita a que confiemos en nuestra singularidad, en nuestra autenticidad. Somos adultos que rescatan la inocencia y valentía del Eterno Niño Solar para nutrir nuestro deseos y sueños actuales. Este tránsito nos llama a liberarnos de los condicionamientos sociales y culturales, de las matrices familiares e ideológicas, mentalidad de grupo, realidades consensuadas y cerradas para que podamos ser dueños de nuestro ser y devenir. Nos invita a abrazar un proceso de valorización íntima y mostrarnos en nuestra verdad, en la luz, para que nuestros valores esenciales, para que el núcleo de nuestro propósito vital, de nuestra entrega a la vida, llamada misión, se nos sea revelada y la podamos compartir. Este es el camino que nos libera de entregar nuestro poder a quienes nos critican, juzgan o avergüenzan. Si nos enfocamos en lo positivo, creativo, real y lo proyectamos sin miedo entonces uno a uno iluminamos el mundo.

Este tiempo es un llamado al fuego del amor que arde desde nuestro vientre, corazón y mente y que ilumina nuestra mirada desde lo más profundo de nuestro ser. Estamos llamados a conquistar la raíz, llegar a la base, al corazón de lo que llamamos nuestro inframundo y que no es otra cosa que la cueva de la herencia y de la memoria, el templo de la tierra en nosotros. Este fuego que ilumina nuestro corazón es nutrido de la llama profunda de haber abrazado el trauma y haber encontrado la perla, el tesoro, la miel que brota oculta detrás de nuestra herida.

Sin embargo, que importante es poder llevar a cabo este proceso cuidando amorosamente de nosotros mismos siendo claros y firmes en la comunicación de nuestras necesidades y de nuestros límites. Se trata de expresar nuestra compasión sin violar el santuario de nuestra paz interior, sin sacrificar nuestra integridad energética. Esto no solamente nos cuida y nos protege sino que también demuestra que no estamos dispuestos a colocarnos en el rol de víctima en nuestros intercambios y relaciones.

La integridad emocional y mental a la que esta Luna nueva nos convoca nos pide que resistamos el impulso de relacionarnos con los demás a través de sus quejas o problemas. Queremos ser capaces de estar abiertos y receptivos, accesibles, con desapego e independencia, sin absorber el drama ajeno, sin hacerlo nuestro. Nuestra sensibilidad es un recurso valioso cuando no se confunde con el dolor ajeno.

La compasión viene del agua profunda de nuestro ser. Solo así traspasamos lo que nos separa de otros para darnos cuenta que desde el corazón de nuestra raíz nos encontramos con la raíz de otros y que desde ahí el dolor no solo es nuestro sino que es compartido. Así lo es también el gozo de resucitar, trascender y levantarnos juntos. Desde ahí podemos abrazar la benevolencia y la empatía como un camino y una forma de Activismo Sagrado. Desde la verdad y sinceridad de nuestro camino abrimos caminos y fecundamos al mundo.

:: Las  fechas de los próximos talleres de Alquimia Lunar están aquí  :: Quedan plazas para el taller de Julio y ya están las fechas de para el mes de Septiembre y Octubre.

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

Navegador de artículos

12 comentarios sobre “luna nueva en tauro :: lo que importa :: el fuego del amor ::”

  1. Gracias por el Cielo, la Tierra y el Sol. Al Espiritu presente y consciente. ¡Qué bella y sabia es esta amorosa y compasiva Venus de Fuego!, que avanza con su antorcha abriendo nuevos caminos de libertad, dando calor y fuerza creadora al corazón humano para que despierte a la auténtica Vida, después de la noche fría del desamor y del olvido, encerrado en la casa rígida de las viejas y concensuadas creencias.

    ¡Muchas gracias, Paloma! ¡Buena semana para todas, de luna en luna!

  2. Cada vez que anuncias que no va a haber artículo para la próxima luna sufro jajajaja. Hermosas palabras como siempre. Mucho amor desde México.

  3. Excelente!!! Gracias Paloma por tu conocimiento, fluidez y claridad. Y tambien a los que comentan porque que se sienten tan cercanos y afines. Es reconfortante y empoderador saber que somos much@s comprometidos con esta experiencia terrenal de danza evolutiva. Un gran abrazo a tod@s =)

  4. Gracias Paloma. Tus palabras me ayudan a entender mi proceso de estas últimas semanas desde un lugar más amplio que mi pequeño yo y mi biografía personal. como dice Anto, comprender la belleza de como todo está conectado. Desprenden sabiduría y sosiego.

  5. verdaderamente hermoso! siempre me siento muy identificada con tus palabras, es increíble ver con tanta claridad como todo esta tan conectado, y como es la sabiduría universal tan perfecta. gracias un abrazo infinito lleno de amor

  6. Gracias Paloma.He saboreado todo el texto como un recogido sentido, algo me hace salivar, sonreír y ver plasmado mi propio proceso en evolución, en todas las fechas que yo veo en tus textos.Gracias por compartir algo que me sirve de apoyo, de entender mis procesos un poquito más para hacerme un abrazo más amorojo y más cuidado cada día y así también poder abrazar a todas las personas que acompañó. Y así sentirme más viva más útil y al servicio de la Vida con todo mi Amor mi sostén y mi compasión para mi misma y para brillar más allá del Sol!!!Abrazo graaaaaandeeee!!!Carlota

  7. Hola, no podía esperar más!! A esta publicación. He estado refrescando la página estos días. Nos haces vivir el presente 🙂 muchas gracias y todo mi apoyo para continuar preciosa
    Un abrazo

Los comentarios están cerrados.

Guardar

Guardar

4 comentarios sobre “luna nueva en géminis :: el fuego que nos habla ::

  1. Entusiasmo que contagia y alegra el alma. Ese trino de fuego (no sé si sea correcto llamarlo así?) en conjunto con el Nodo Norte en Leo me emocionan. Andamos sincronizad@s. Gracias!

  2. Me gusta Me lo apunto Ahora además de ser creadora e inspiradora soy Activista y me ha molado Activista Sagrada!!! Me mola.Gracias Paloma.

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

Los comentarios están cerrados.