astrología 2017·cruz mutable·el corazón del leo·liderazgo compasivo·luna llena·soberanía creativa

luna llena en virgo :: diálogos con la herida :: un sentimiento cálido

Las influencias astrales para esta Luna son :: el Sol en conjunción con Chirón y Mercurio en Piscis y en oposición a la Luna en Virgo hace una cuadratura con Saturno en Sagitario. Venus retrógrado en Aries se acerca a su conjunción-fecundación con el Sol (el 25 de marzo). Esta es la semilla creativa que nos acompañara durante 18 meses a lo largo del nuevo ciclo de Venus. Urano y Eris danzan juntos en Aries.

Queridas y queridos amantes de la Luna, mañana celebramos la Luna en Virgo, signo vinculado a la sanación y el cuido. Esta Luna en Virgo nos convoca a sanar nuestra mente y a cuidarnos de la rigidez de ideas y creencias que endurecen nuestra percepción y mutilan la regeneración creativa de nuestro poder mental. Esta Luna revela guiones y narrativas antiguas que obstaculizan el paso a nuevas soluciones, nuevas visiones. Si vuelve a surgir una escena del pasado, tenemos dos opciones : la respuesta de siempre, o una nueva respuesta. Esta Luna nos invita a cruzar el puente que separa la respuesta de siempre de la nueva. Este puente, implica un cambio, una voluntad, una conciencia y un deseo.

Este cuidado mental implica una vuelta al cuerpo. Una vuelta al sentir orgánico de nuestro cuerpo para equilibrar los bucles repetitivos en los que nuestra mente nos atrapa. El calor del cuerpo contrarresta el frio de nuestra mente. El frio de nuestros pensamientos alimentados del juicio, la crítica y la exigencia necesitan del cálido sentir de nuestro cuerpo para derretirse, fluir, encauzarse.

El miedo a lo nuevo nos impide contemplar nuevas vías para expresarnos. Nos limitamos a repetir las voces del pasado en nuestra cabeza, presos del miedo a contemplar nuevas visiones. Nuevas visiones que tal vez implican una renuncia, un admitir y aceptar algo que hasta ahora hemos rechazado dentro, fuera. Admitir un error. Admitir un malentendido. Admitir una falsa percepción. Admitir una limitación. Admitir nuestra herida.

Virgo es crítico y puede tener dificultades en aceptar las imperfecciones del camino. Sin embargo, también es práctico y sabe que para materializar hay que integrar, discernir, discriminar. Este separar el grano de la paja de Virgo se puede expresar desde un lugar frio y abusivo, haciéndonos sentir inadecuados o inútiles, o puede venir de un lugar cálido, orgánico y creativo. Un lugar en el cual la pureza de nuestra intención integra y desintegra los errores como parte de un todo. En este contexto el error es parte de un proceso de creativo vivo. Es parte del crecimiento.

Esta Luna nos invita a corregirnos con dulzura, compasión y amor. Nos invita a sanar las heridas del abuso de la exigencia, del juicio y la crítica destructiva. Nos invita a reconocer la violencia de la crítica que destruye sin ofrecer soluciones, la que hemos internalizado como nuestra, pero que nada tiene que ver con nuestra verdad y con nuestro ser. Esta Luna nos invita a abrazar el arte de la crítica constructiva, la que entiende que los errores son oportunidades de cambios creativo, la que ve soluciones, las comparte y las pone en práctica.

Esta Luna nos invita a participar de una cultura de paz colectiva dejando de ser tan duros y exigentes con nosotros mismos. Nos invita a interrogar las voces y las autoridades que perciben y hablan a través nuestro desde esta dureza y rigidez.

Esta Luna nos revela la posibilidad de una apertura mental que nos libera del miedo a evolucionar, a cambiar, a salirnos del guión de sufrimiento y martirio que hemos heredado. Liberarnos de las dictaduras mentales que nos dominan puede doler en la medida en que una parte de nosotros se ha identificado con estas creencias y ha asumido su identidad como una expresión de nuestro ser. Sin embargo, en la medida en que nos reconocemos como seres creativos, libres y soberanos, podemos observar estos pensamientos, sentir su energía y su poder sobre nosotros. Podemos reconocer de dónde vienen y, sobre todo, a qué y a quién sirven.

¿la inhibición de nuestra esencia creativa sirve al amor? ¿la exigencia sirve a la tolerancia? ¿el juicio nos sirve a la aceptación? ¿a quién sirven? ¿quién se beneficia de nuestra represión y miedo? ¿quién gana si no nos expresamos? ¿quién quiere que nos callemos?

Esta Luna llena en Virgo, nos revela la heridas profundas que nuestra alma carga en su memoria ancestral. Heridas de prohibición. Heridas que censuran, que inhiben. Heridas que nos hablan de siglos de represión y abuso contra la expresión de la libertad. Heridas que nos habitan de múltiples maneras a través de dogmas y leyes, de juicios y etiquetas implacables, dolorosas, violentas.

Bajo esta Luna llena podemos dar la bienvenida a las voces de la herida, a los síntomas de malestar que se expresan. Solo quieren ser reconocidos, aceptados, escuchados.

Elegir implica desear de corazón y con sinceridad. Esta Luna llena en Virgo nos invita activar nuestra voluntad para desear traspasar los fantasmas de nuestra mente e iluminar un aspecto de nuestro poder personal vinculado a la luz sanadora y creadora de nuestros pensamientos. Cada deseo emanado con pureza y amor desde el fuego de nuestro corazón ilumina nuestros pensamientos, abre nuestra visión. Cada idea que nace de nuestro corazón, y fecunda nuestra mente, es un acto de soberanía creativa, es una chispa de la creación de la cual todos somos guardianes y custodios devotos y amorosos.

Recordemos que el 2017 es un año de Fuego Creativo :: el Fuego del Corazón Alquímico de Leo (el camino del Dharma de este año) y el fuego de la Independencia Creativa de Aries (fecundación de Venus) se unen en una alianza de poder, amor, creación y libertad. Estos dos signos juntos, iluminados por la pasión y por la intensidad de un deseo de servir, se expresan a través de nuestro liderazgo personal sagrado. Este liderazgo nos habla de una renovación de nuestra expresión personal, y de la valentía de Ser lo que Somos. Cada uno de nosotros es una expresión de la sanación. Cada uno de nosotros tiene algo único, singular y esencial que compartir. Cada uno de nosotros es un líder.

Para asumir el poder de este fuego, para sostener la fuerza liberadora y creativa de los próximos 18 meses, estamos llamados a enfrentar las voces inquisidoras dentro nuestro que nos dicen : “no brilles”, “no te enseñes”, “no te muestres”, “es peligroso”, “serás humillado, acusada, exiliada”, “calla”, “adáptate”, “escóndete”, “obedece”, “quién te crees que eres”, “se te suben los humos”.

Bajo esta Luna llena es un momento propicio para expresar creativamente estas voces dolidas, dominantes, acusadoras, críticas y despiadadas que mueven los hilos de nuestra mente y percepción. Es un buen tiempo para escribir, para confesar, para sincerarnos, para sacar hacia fuera eso que nos tortura y oprime. Este sacar hacia fuera no es una escusa para vaciar nuestra violencia internalizada en otras personas, al contrario, se trata de hacernos cargo de estas voces que nos pueblan y encauzarlas con consciencia hacia una expresión creativa, no destructiva.

Este hacernos cargo implica hacernos responsables de lo que habita en nuestra mente y discernir la realidad de la fantasía antes de volcarnos hacia fuera en reclamos, juicios y acusaciones. Saturno en cuadratura con el Sol, Chirón y la Luna indica que se levantan memorias ancestrales de injusticias cometidas en nombre de la ley, el orden y la moral. Estas memorias emergen del fondo de nuestro ser para ser liberadas. Como colectivo humano todos y cada una de nosotros llevamos aspectos de estas memorias en nuestra vida personal. Esta herida compartida es un aspecto de la unidad y es también un camino compartido hacia la sanación. De ahí que todo lo que hagamos en un plano íntimo y personal es parte del tejido colectivo y viceversa. De ahí que nuestro liderazgo interno y personal es vital en este tiempo de transformación colectiva.

Virgo es un signo de hechos y Piscis de fantasías. Nuestra mente puede estar dominada por narrativas que desde nuestra perspectiva interna son sentidas como la verdad y que, sin embargo, no pasan el filtro del hecho, la realidad. Esta Luna llena revela la fisura, la disociación, que puede haber entre lo que percibimos y lo real. Nos invita a la coherencia y la integridad de sustentar nuestras proyecciones y fantasías con hechos. En una realidad colectiva de ficciones y simulacros, de engaños y trucos, es cada vez más urgente que desde la intimidad de cada uno de nosotros, recordemos cómo caminar con hechos y acciones concretas. Esta es la tierra de Virgo. No es tan importante lo que pensamos, o lo que intuimos, o lo que visionamos, como lo que hacemos. Lo que hacemos habla por nosotros. Los hechos hablan por nosotros.

De ahí que encauzar estas voces de manera íntima primero, permite que nos hagamos dueños de nuestros pensamientos y luego elijamos corroborar hacia fuera su pertinencia y realidad. La energía herida se quiere expresar, sí o sí. Es su función : salir a la superficie, emerger para ser liberada. Estas memorias dolorosas nos indican el camino de la liberación. Son parte de un proceso creativo.

Si no nos escuchamos primero, si nos saltamos el paso de hacernos responsables de lo que generamos desde nuestra mente y si, de manera impulsiva o reactiva, lo sacamos hacia fuera antes de darle voz y espacio dentro nuestro, no estamos honrando el dolor de nuestra alma. Lo estamos expulsando de nosotros para que otros se hagan cargo de nuestro dolor. Deshonramos nuestro dolor. Deshonramos nuestras memorias. Sentimos el alivio de la expresión, pero no hemos hecho el camino interno, no las hemos acogido. Entonces vuelven y repetimos ciclo.

Es probable que bajo esta Luna hayan vuelto algunas memorias en búsqueda de liberación. No las neguemos. Hagamos tiempo para ellas. Este es el camino de nuestra medicina personal. Este es el camino de nuestra ofrenda a la sanación colectiva.

Virgo sana a través de las manos. Sana haciendo. Sana poniendo las manos en la masa. Sana trabajando, usando el tiempo para crear forma. Virgo sana a través de lo pequeño, de los detalles. Sana a través de la práctica. Virgo ama la tarea. Esta es la tarea. Es íntima. Es personal. Implica acciones. Hechos. Implica hacer.

Coger un pedazo de barro, darle forma al dolor, expresarlo, moverlo en la materia. Coger un pedazo de papel, escribir, dialogar, nombrar, permitirnos decirnos la verdad, sin miedo al juicio, solos ante nuestra propia censura y juicio. Caminar en la tierra, abrazar al árbol, cavar un agujero, enterrar nuestro pasado, agradecer el camino, con todo, sin negar nada, pedir permiso para seguir, ofrendar nuestro amor y servicio, agradecer la herida. Así bajamos la mente al cuerpo, calentamos lo que está congelado en nuestra mente con nuestra acción y movimiento.

Esta Luna en Virgo revela las áreas en las que necesitamos tomarnos un tiempo para digerir e integrar los intensos cambios y transformaciones que estamos viviendo. Estos cambios se dan simultáneamente en diferentes aspectos de nuestra vida : trabajo, familia, vínculos, creatividad, servicio, cuerpo, mente, espíritu, emoción, amor, alimentación, movimiento, colectivo, individual, afuera, adentro. Este proceso de digestión e integración revela un hilo sutil que teje oculto una narrativa unificadora que da coherencia a lo que aparentemente vivimos como fragmentación y disociación. Este hilo unificador nos puede revelar conexiones invisibles entre distintos aspectos de nuestra vida revelando un nuevo orden. La Luna llena en Virgo nos invita a un reordenamiento de nuestra realidad, un descartar, discernir, sentir, pensar, recolocar, implementar, hacer y deshacer. Cuanto más orgánico sea este proceso más fácil y sencillo será integrar nuestra dificultad en reconocer que estamos aferrados a viejas estructuras , valores y creencias que interfieren con esta renovación.

Esta Luna nos recuerda que el eje que sostiene esta diversidad de acciones, compromisos y propósitos es nuestra integridad energética : nuestra salud y bienestar. La tendencia de Virgo es a cuidarlo todo antes que si misma. Servicio y servilismo no son lo mismo, de ahí que el camino de la integridad al que Virgo nos convoca implica el arte de cuidarse uno mismo antes que los demás.

Esta Luna llena nos pide un tiempo. Un tiempo real para nosotros, para nuestra sanación, para nuestro diálogo con nuestra herida. Tome la forma que tome esta sanación nos da la oportunidad de dar un paso más hacia la libertad. Un paso pequeño que mueve montañas. Un paso hoy que es parte del paisaje de mañana. Aprovechemos la oportunidad de corregirnos. Abracemos los errores, celebremos su medicina. No le temamos al dolor. Es un portal.

 

:: Las nuevas fechas de los talleres de Alquimia Lunar están aquí  :: en Abril en Madrid y en Junio y Julio en Barcelona ::

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

11 comentarios sobre “luna llena en virgo :: diálogos con la herida :: un sentimiento cálido

  1. Muchísimas, muchísimas gracias. Leer lo que escribes y la sabiduría que compartes me regala mapas que me ubican. Así mi historia, dentro de la Historia Universal, adquiere más significado y sentido. Gracias de corazón. Sat Nam.

  2. Como siempre gracias Paloma, es un gozo leerte y sentir como tus palabras resuenan en mi interior.
    Buena luna, un abrazo

  3. En momentos tormentosas de lunas intensas, leerte me calma y me trae paz, haciéndome sentir que somos parte de las estrellas. Gracias! ❤

  4. Gratitud infinita a tus saberes compartidos! Cada luna llena te leo y conecto con cada palabra. Linda luna y altas energias para ti querida.

    Un gran abrazo

  5. Muy interesante la información, gracias por compartir, me interesa porque uno puede entender lo sientes y percibes para darle el rumbo que uno considere pertinente. Gracias gracias gracias

  6. INFINITAS GRACIAS PALOMA, ESTA LUNA ME RESUENA MUCHÍSIMO.
    TE LEO SIEMPRE Y CON MUCHA ILUSIÓN.

  7. Me has venido inspirando desde hace algún tiempo. Muchas gracias por todo lo que compartís, aunque no te conozco fisicamente sé que mi alma ha hablado con la tuya.
    Abrazo desde Nicaragua.

Los comentarios están cerrados.