astrología 2016·cruz mutable·júpiter en libra·luna llena·mercurio

luna llena en géminis :: corregirse es de sabios

Mañana la Luna culmina su ciclo mensual alrededor de la Tierra y se encuentra de cara al Sol. El Sol refleja su luz sobre la superficie de la Luna que la devuelve a la Tierra como luz en la noche. Cuando hay una Luna llena la Tierra está alineada entre el Sol y la Luna. Este es un momento espejo para la conciencia, un tiempo de claridad interna se hace externa. De ahí que sea un tiempo de revelaciones, ya que lo que está en lo oscuro de la Luna (nuestro paisaje interno) se revela gracias a la luz del Sol. Esta idea de algo revelado -hecho visible y dado a la luz- se magnifica o toma una mayor relevancia cuando esta alineación se da en el eje de Géminis y Sagitario.

Estos dos arquetipos se complementan y forman una unidad vinculada a la verdad, la información, la comunicación, la mente, la conciencia, las creencias, los dogmas, los maestros… por nombrar solo algunos aspectos de las múltiples dimensiones de la Sabiduría. Esta Luna llena nos invita a honrar la Sabiduría del Universo. Nos convoca a un proceso de maduración interna para afinar nuestra conexión con la Sabiduría en nosotros.

El Sol en Sagitario nos recuerda honrar nuestra flecha, intención y corazón en armonía con un Propósito Sagrado. ¿a qué venimos? ¿porqué estamos aquí? ¿quiénes somos y cómo contribuimos? ¿en qué o quién creemos? ¿qué queremos crear? ¿qué ideas fecundan nuestra mente? ¿quién o qué siembra sus semillas en nosotros? ¿lo elegimos?

Esta Lunación nos pide que tomemos conciencia de la dimensión del juego-realidad en la que nos estamos moviendo y que ubiquemos nuestra diana en el lugar que le corresponde. Un lugar elegido con propósito y conciencia. El Sol en el grado 22 de Sagitario se encuentra muy cerca del Centro Galáctico, origen de nuestra Galaxia, fuente de la verdad de nuestro origen. Tal vez estas narrativas nos queden grandes de cara a nuestro día a día. Sin embargo, esta Luna llena nos recuerda que lo de arriba es espejo de lo de abajo y viceversa. Nos recuerda que el macrocosmos y el microcosmos son resonantes entre sí y que somos nosotros -gracias a nuestra intención, flecha y propósito consciente – los Arqueros Sagrados que hacen de puente y conexión. Somos los que recibimos los mensajes y somos los que los comunicamos. Somos los que tenemos la visión y somos los que la manifestamos. Somos los que creemos y los que creamos. Somos la verdad y su experiencia.

Esta Luna llena nos puede traer revelaciones importantes vinculadas a la manera en que queremos manifestar nuestra visión. Revela tal vez una nueva manera de hacer, pensar y actuar. Nos muestra tal vez una verdad interna que esta lista para ser compartida, dada a la luz. Para algunos este puede ser el momento de un parto largamente gestado. Una sensación de claridad ilumina el tiempo por venir. Esta claridad nos permite apuntar la flecha, ver la diana. Bajo esta Luna es probable que la visión abra y nos muestre los pasos a seguir, el proceso que hay que crear, las etapas del camino y lo que hay que corregir, refinar y revisar.

Para muchos esta puede ser una sensación de alivio ya que una de las características del 2016 ha sido desde sus inicios la sensación de que algo no abre, de que algo no se mueve, de que hay algo estancando. De una manera u otra, algo nos ha detenido, algo nos ha ralentizado. Esta Luna llena marca un cambio de energía que irá desplegándose hasta entrado el año 2017. Entonces bajo esta Luna es una buena idea estar atentos a los mensajes internos y externos que surgen y se presentan. Ideas que como chispas se encienden, soluciones a problemas, métodos que abren nuevas posibilidades.

La Luna en Géminis acoge estas revelaciones solares de Sagitario y las encausa en nuestra cotidianidad. La expresión o manifestación de la Verdad Superior de Sagitario -tome la forma que tome en nuestra narrativa personal- se revela en nuestro ecosistema próximo: en nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestras acciones.

Esta Luna llena activa nuevamente la energía de la Cruz Mutable que nos ha acompañado todo el año, específicamente el eclipse solar en Piscis del 8 de marzo y el eclipse lunar -también el Piscis- del 16 de Septiembre. La Luna llena hace una cuadratura con Chirón en Piscis. Esto implica que tenemos una cuadratura en T entre Piscis, Sagitario y Géminis. Virgo el cuarto signo que completa la cuadratura acoge el Nodo norte de la Luna, el camino del Dharma.

Virgo -signo que completa la Cruz Mutable- nos indica el camino práctico a seguir para que la energía de Sagitario pueda ser expresada de manera íntegra a través de la energía de Géminis. En un plano concreto esta configuración nos invita a discriminar y corregirnos. Para manifestar la visión que se revela es probable que tengamos que hacer ajustes y cambios para darle forma y espacio a esta visión renovada. Se activa un proceso crítico de reflexión e interrogación creativa importante. Esta crítica es importante verla como un proceso positivo de cambio y no como la voz de un juicio y reproche. Corregirse es de sabios. Corregir es una manera de integrar la experiencia y hacer los ajustes necesarios para perfeccionar y afinar.

Esta corrección se da en nuestra mente y en nuestra percepción. Luego es una corrección que podemos llevar a la palabra, a la comunicación y de ahí a nuestras relaciones. Lo que nombramos creamos. Cómo lo nombramos y desde qué lugar en nosotros lo hacemos da forma y color a nuestras creaciones. Esta Luna llena nos convoca a corregir nuestra postura a través de nuestros diálogos internos y externos. Corregir nuestra postura para apuntar y dar en la diana.

Hay varios aspectos a los cuales Géminis nos invita corregirnos. La sombra de Géminis es la superficialidad. La falta de profundidad expresa una desconexión de la verdad. De ahí que la sombra de Géminis es la mentira, la conversación superflua, el chisme. En su aspecto más profundo nos habla del poder destructor de una percepción errada y cómo nuestra realidad es creada a base de malos entendidos, falsas lecturas del entorno, interpretaciones subjetivas que no toman en cuenta la diversidad y la pluralidad. Esta distorsión gesta palabras engañosas y destructivas que aunque no parecen ser entregadas con la intención de dañar sí perturban el orden natural y crean realidades tóxicas.

La cuadratura con Chirón en Piscis nos dice que detrás de esta desconexión hay heridas emocionales profundas. Detrás de lo que percibimos y pensamos hay un cuerpo emocional cuyas raíces llegan a nuestra primera infancia y a la manera en que aprendimos, pensamos, hablamos. A menudo usamos la superficialidad, el chisme y las conversaciones inconscientes como una defensa emocional. Hablar desde nuestra verdad nos pone en “riesgo”, ya que la herida es profunda y nos hace vulnerables. Es más fácil hablar de otros que de nosotros, es más fácil conectar con otras personas hablando de todo y de nada que mostrarnos, es más fácil llenar el vacío con conversaciones ausentes de verdad que sostener el silencio que revela la verdad. Esta Luna nos revela que todos, a mayor o menor grado, compartimos esta herida. Esta Luna nos convoca a cada uno de nosotros a contribuir desde lo más íntimo de nuestro ser a corregirnos. Nos invita a tomar conciencia de las palabras que compartimos, los mundos que creamos con lo que pensamos.

Tal vez este el paso evolutivo que los planetas nos convocan a dar es a superar el hechizo de escondernos. A mostrarnos y a usar la palabra para presentarnos, para entregar nuestra verdad : quienes somos, lo que somos. Esta es la sanación que Chirón en Piscis nos ofrenda. La flecha de la palabra nos lleva al corazón de nuestra esencia, ahí donde somos capaces de nombrar lo que sentimos, de presentarnos auténticos. Sanar es dejar de escondernos detrás de las palabras que otros quieren escuchar. Sanar es nombrar.

Saturno en conjunción con el Sol en Sagitario hace una cuadratura con Chirón en Piscis. Es probable que esta Luna nos muestre el costo que ha tenido nuestra falta de madurez emocional y espiritual. Tal vez la revelación de esta Luna haga visible el camino interior de esta inmadurez : ingenuidad, idealismos sin raíces, creer ciegamente en figuras de autoridad, jugar el juego de otros, callar lo que sentimos, negar lo que sabemos.

En estos momentos pueden revelarse verdades difíciles de digerir, de ahí que el espíritu compasivo y amoroso de Chirón en Piscis nos invita a corregirnos con empatía, con dulzura, con cuido, con gratitud. Saturno nos puede herir con su juicio y exigencia rígida, con su dogma. Esa ley que nos devuelve a ser pequeños, que no nos deja crecer y ser. La corrección y la autocrítica constructiva son parte un proceso creativo, no son una cacería de brujas (interna o externa) que nos congela bajo la memoria del control de una autoridad dura y fría.

Mercurio, planeta regente de esta Luna -y del Nodo Norte de la Luna- hace una conjunción con Pluto en Capricornio, signo donde hará su marcha retrógrada el 19 de Diciembre- hasta el 8 de Enero. Esta constelación nos habla de una revisión de nuestras estructuras. Mercurio y Pluto nos invitan a soltar el control, el dominio del miedo, a flexibilizar nuestra rigidez, a liberar energía antigua. Viejas creencias, viejas leyes, viejas maneras y antiguas obediencias son liberadas. Esta liberación apacigua nuestra alma. Permite que se serene y se entregue al proceso de conectar más profundamente con la Sabiduría en nosotros.

En Capricornio visitamos las estructuras y fundamentos de nuestra vida. Este es un buen tiempo para redefinir nuestras prácticas y hacer los cambios necesarios para que sean más sólidas y eficientes. Mercurio y Pluto juntos nos invitan a interiorizar hoy las transformaciones que se materializarán más adelante. Los ajustes internos hechos hoy desde una perspectiva madura rendirán sus frutos en el futuro. La transformación de nuestras ideas y creencias abrirán camino para nuevas creaciones.

Este proceso es importante ya que nos estamos aproximando a un gran cambio de conciencia que se va a expresar a través de tres oposiciones entre Júpiter en Libra y Urano en Aries. Este cambio comenzará el 25 de diciembre y nos acompañará hasta Septiembre del 2017. Estas oposiciones nos hablan de un tiempo en que una serie de acontecimientos colectivos van a despertar nuevas capas de nuestra identidad, de nuestro Yo Soy. También realzan la importancia de cada evolución individual dentro del tejido de la evolución colectiva.

La sed de lo nuevo nos empuja a crecer y a superar las limitaciones de nuestros condicionamientos y de nuestras heridas. Nos invita a hacer lo necesario para crecer y madurar, para poder sostener nuestra visión, en los meses próximos. La energía de esta oposición entre Urano y Júpiter es creativa, expansiva, liberadora. Nos habla de un salto visionario, de una expansión de nuestra capacidad de afirmarnos con coraje y valentía en un mundo cambiante e incierto. Nos habla de un cambio colectivo que nos necesita a cada uno de nosotros presentes e íntegros. La tarea de hoy -y de estas próximas semanas – es la de revisar, corregir y afinarnos en conciencia de que somos parte de un tejido más amplio, de un escenario de cambio colectivo importante. Estamos contribuyendo, desde donde estamos, cada uno de nosotros, a una nueva visión. Que la Sabiduría guie nuestras intenciones y nuestro pasos. Que nuestra flecha apunte al corazón de la Verdad para que podamos ser sus mensajeros y creadores aquí y ahora. Buena Luna a todos y todas.

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

12 comentarios sobre “luna llena en géminis :: corregirse es de sabios

  1. Gracias Paloma. Ojalá sigas iluminando nuestro camino por mucho tiempo. Gracias, de corazón a corazón.

  2. Me maravilla leerte, me gusta hacerlo después de la lunación correspondiente porque es un contínuo ratificar. GRACIAS MIL GRACIAS

  3. Me encanta la oposición de Urano a Jupiter . Y si es cierto elo 2016 nos tuvo apretados es hora de integrar.

  4. Gracias Paloma.
    Tus palabras han sido escritas para mí. Calman mi malesrar, son un bálsamo, una luz en las tinieblas. Gracias!

    1. Gracias Paloma, Tu pausa de la luna nueva , me sirvió para hacer una pausa en una actividad que me estaba demandando mucho esfuerzo. Y me tranquilizo, con las posibilidades que se habren en esta luna llena.

Los comentarios están cerrados.