astrología 2016·cruz mutable·cuadratura neptuno y saturno·entre eclipses·luna nueva·mercurio retrógrado·talleres de alquimia lunar

luna nueva y eclipse solar en virgo :: la puerta pequeña ::

Mañana la Luna nueva en el grado 9 de Virgo hace una conjunción casi exacta con el Nodo norte de la Luna. Este es un eclipse Solar que solo será visible en su totalidad desde Africa del Sur, especialemente Tanzania. Su efectos son globales. El Sol y la Luna están ahora en Virgo y la Luna llena y eclipse lunar será en Piscis será el 16 de Septiembre. El eclipse de mañana es el último en el eje Virgo-Piscis.

Los eclipses siempre se expresan en pares y las dos semanas entre los eclipses es un portal de alquímico de transformación y de iniciación a la maestría de crear con conciencia un nuevo patrón para nuestra vida.

La semilla de la intención sembrada en la Luna nueva en Virgo crecerá hacia su plenitud de Luna llena en Piscis. Lo hará bajo la mirada del Dragón del Cielo, el guardián de nuestro destino, el de la humanidad y el del mundo. El tiempo entre eclipses se hace maleable, flexible, creativo. Es dinámico, cuántico, mágico, misterioso, sagrado.

Los eclipses no nos hablan de un destino cerrado, ni de un augurio escrito en piedra, al contrario, nos hablan de una oportunidad de (re)escribir nuestro destino, de mover las narrativas de nuestra vida- y las planetarias-, de cambiar el curso y la dirección de nuestra mente y de nuestras acciones en nuestra vida personal y colectiva. Son tiempos de poder y el poder siempre nos convoca al cuido, a la integridad y al discernimiento. Si hay algo a lo cual nos invita este eclipse solar en Virgo, es al cuidado, a la atención al detalle, a la discriminación, a separar el grano de la paja y al discernimiento que precede el deseo. Nos convoca a la maestría de elegir. Elegir es un arte.

Para abrazar la tarea a la que Virgo nos convoca necesitamos digerir e integrar la narrativa mutable -interna y externa- que se ha movilizado a lo largo de este año. Es un tiempo complejo, rico, diverso, desafiante, lleno de oportunidades de crecimiento y también, si no estamos atentos, de posibles deslices costosos. Estamos en un proceso de síntesis, integración y resolución. Esta narrativa se ha ido desarrollando por fases a lo largo del año y ahora entramos el clímax y la culminación de este proceso.

Al día siguiente de la Luna nueva en Virgo, el dos de septiembre, Mercurio (regente de Virgo), y ahora retrógrado en este signo, hace una conjunción con Júpiter. Este encuentro es importante en la medida que Júpiter hace su entrada en el signo de Libra el 9 de Septiembre en el que transitará por un año. Este encuentro con Mercurio es la “despedida” de Júpiter de Virgo. Este evento nos habla de una tarea completada. Un ciclo de crecimiento concluye.

Esta conjunción nos habla de la resolución de una etapa de aprendizaje. De aquí al 9 de Septiembre Mercurio, reflexivo e interno, nos invita a recapitular sobre qué crecimiento(s) se ha(n) dado en lugares pequeños e imperceptibles de nuestra vida; qué proceso hemos sostenido desde la fe y la confianza sin “aparentes” resultados; qué hábito(s) hemos logrado integrar en nuestra cotidianidad que hace que nuestra vida sea más saludable, íntegra, eficiente, práctica, plena y gozosa. Tal vez hasta hora no lo hemos visto o reconocido. Tal vez nuestro esfuerzo haya actuado invisible y ahora este puede ser un tiempo en que las piezas del rompecabezas caen en su lugar y se completa la visión y podemos ver lo que antes estaba oculto.

Podemos apreciar nuestro esfuerzo, saborear los frutos- resultados. Se visibiliza nuestra devoción al trabajo. Nuestra práctica nos sostiene. Puede ser un tiempo de cosecha, de satisfacción y plenitud para quien haya sostenido su foco, su confianza y su fe, sin dejarse distraer por las dudas, las interferencias, las seducciones neptunianas o las luchas defensivas de Marte.

Júpiter no volverá a este sector del cielo hasta dentro de 11 años. Su entrada en Libra augura un cambio de clima y de atmósfera bienvenido y auspicioso. Un cambio que necesitamos y esperamos, ya que Júpiter, el planeta de la expansión y la abundancia, está mucho más cómodo y feliz en Libra que en Virgo. Si tomamos en cuenta que Venus también está en Libra, signo donde expresa sus mejores cualidades, este mes de eclipses y desafíos también nos trae unos movimientos que nos van a permitir sentir más armonía y equilibrio. Un renovado aire de concordia nos ayuda a endulzar nuestros pasos y a suavizar nuestra percepción.

El 10 de septiembre Saturno en Sagitario y Neptuno en Piscis hacen la última de tres cuadraturas entre sí (la primera fue el 26 de noviembre del 2015 y la segunda el 18 de junio de este año). Este evento también nos habla de la conclusión de un ciclo. El efecto Saturno-Neptuno nos seguirá acompañando, ya que estas cuadraturas son el fractal de un cambio que irá desplegando su narrativa en los próximos años. Sin embargo la intensidad de la fricción entre estos dos planetas y el impacto que tiene en nuestra psiquis y en nuestro paisaje emocional y espiritual culmina este mes.

Una de las características que intensifica este eclipse solar es que hace una oposición con Neptuno en Piscis y una cuadratura con Saturno en Sagitario. Este eclipse forma una cuadratura en forma de T entre el Sol, la Luna, Saturno y Neptuno. Por otro lado Marte por fin ha concluido el camino iniciado en Abril con su proceso de retrogradación y transita por un nuevo territorio. En su recta final Marte hizo una conjunción con Saturno que ha intensificado la frustración, la polarización, la separación y la oposición. Estamos con la resaca de esta energía.

Para muchos las revelaciones del año han sido sorprendentes. La luz se oscureció, la sombra reveló su belleza y los disfraces se han caído para revelar lo oculto, lo verdadero, el engaño, la ilusión, las falsas lealtades, la raíz del amor, la alegría de estar vivos, el espectro de la muerte, la celebración agradecida y conmovedora de reconocernos, el terror de ver las falsas alianzas disolverse sin piedad.

Hay una sensación de agotamiento. Estamos agotados de intentar controlar los eventos de nuestra vida, de luchar contra los obstáculos, de poner límites. Estamos quemados. Quemados por el fuego de la defensa. Agotados de defender nuestro punto vista, de no escuchar(nos), de exigir(nos) tanto, de reclamar(nos) tanto. Agotados de la crucifixión del sacrificio, de entregarlo todo y no recibir lo que tanto necesitamos. Estamos secos de necesitar tanta conexión, unidad, profundidad verdadera y encontrarnos con valles de espejos y cortinas de humo de juicio, vergüenza, rechazo que nos devuelven a los pozos del pasado, incrédulos, confusos, perdidos en el laberinto de las acusaciones y responsabilidades no asumidas. Y nos rendimos al cansancio, desarmados, desnudos, y aceptamos mirar la realidad, de frente, a los ojos, como adultos despiertos que han rescatado la infancia dolida, herida, de nuestras entrañas.

Realidad cruda para algunos. Realidad deslumbrante. Realidad que libera. Realidad que nos ha ido desgarrando poco a poco, paso a paso en el camino. Desgarre de parto, desgarre de raíces enfermas que nos hablan de sanaciones profundas. Sanaciones que nos han dolido y que aún queman y que, sin embargo, abren paso a lo nuevo. Y lo nuevo, que como brote pequeño emerge de la noche oscura del alma, nos dice: sí hay vida, sí hay esperanza, pequeña, sutil, humilde, y hay que cuidarla, cuidarnos. Y nos comprometemos a trabajar con “lo que hay”, eso que vive y que quiere crecer. Y nos comprometemos al descanso. Y nos comprometemos a la tarea de ser un cuerpo, una sangre-agua que circula, un corazón que late y reconocemos de qué estamos hechos. No somos una ficción. Estamos encarnados y somos reales y soberanos, y esta realidad es más potente que cualquier creencia programada en nuestro inconsciente.

Es un tiempo de resolución porque hemos sostenido nuestro foco con paciencia, en silencio, en reverencia. Un foco flexible y abierto que nos ha permitido adaptarnos a las narrativas contradictorias, a las corrientes psicóticas del pasado que converge con el futuro, del presente que requiere nuestra atención plena, nuestro centro y amor.

En Virgo encontramos refugio de la extrema polarización entre lo real y lo falso que permea nuestro medioambiente colectivo y personal. ¿A quién creer? A los hechos. Virgo nos ofrece el foco que nos saca del debate. Nos ayuda a clarificarnos. Claridad que nos fecunda. Somos tierra fértil para esta nueva semilla de Luna nueva, para esta intención de ver y de discernir. Tenemos una oportunidad, una brecha, una puerta. Virgo nos dice que esta puerta es pequeña. Hacia lo útil, lo práctico. Nos dice que esta puerta apunta a los hechos por encima de las creencias y las ideas. Esta puerta apunta a lo real.

La conjunción de Marte y Saturno en Sagitario nos puede haber traído sentimientos de frustración, de deseo de avanzar y de miedo simultáneamente. Algo nos desafía o motiva a crecer, a hacernos adultos. A lo mejor la invitación ha sido a la espera . Tal vez una situación cómoda y familiar tiene que cambiar. Tal vez hemos tomado decisiones importantes. A lo mejor algo que llevaba su curso se ha detenido y nuestra dirección “ha sido” cambiada. Si nos hemos adaptado, flexibles y sin luchar, es probable que sintamos que hemos alcanzado un nuevo nivel de maestría y madurez, una profundidad liberadora, un lugar más seguro y real en el cual enraizarnos, anclarnos, encarnarnos, habitarnos.

La nube de confusión pierde su espesura, y algo que estaba profundamente oculto se revela. Tal vez un pacto antiguo de obediencia, una adicción a la victimización, una promesa de sacrificio, o una memoria de martirio ha usurpado nuestra capacidad de entrega amorosa y de servicio en gozo. Esos hechizos antiguos pierden fuerza en la medida que aceptamos ver e integrar la verdad y la realidad que se revela detrás de los humos que se disipan. Humos del ego que se aferra a las creencias aprendidas. Humos tóxicos de endoctrinamientos y reclutamientos energéticos que dejan de someternos a acciones que nos traicionan y nos hieren. Humos hechiceros que nos encantan y enamoran, nos entretienen en películas familiares y que nos desvían del propósito y de la tarea.

Este es un tiempo de paciencia. De ir poco a poco. De dar pequeños pasos con cautela, testando las aguas y las corrientes de los tiempos y las agendas que confluyen. Es tiempo de discriminar atentos entre la repetición de un patrón y la oportunidad de elegir una nueva senda. Es tiempo de darnos cuenta de lo que repetimos, autómatas. Este es un momento en que tenemos realmente la oportunidad de abordar estas narrativas antiguas de otra manera. La prioridad está en poder discernir con claridad, y si hay duda saber esperar. Esperar hasta ser capaces de elegir, plenamente. Es tiempo de dejar de ser elegidos por las circunstancias y preguntarnos paso a paso, ¿quiero? ¿esto es sano e íntegro para mi? ¿me siento bien haciendo esto? ¿me apetece? ¿me hace bien? ¿es útil y necesario? ¿cuál es mi prioridad?

Durante estas dos semanas entre eclipses convergen estas narrativas y es desde el centro que hemos ido fortaleciendo durante el año que podemos ubicarnos, elegir y cambiar el patrón. Es un tiempo de reinvención en el cual las leyes antiguas ceden paso a la renovación de nuestro propósito del alma. La clave para elegir está en discriminar entre qué y quién sostiene la luz de la esperanza, la sanación del alma y la sabiduría de lo que extingue y apaga esta luz. La clave está en el cuerpo que sostiene la evolución del alma. Nuestro cuerpo se abre y se cierra, dice sí y dice no. Si nos tomamos el tiempo y el cuido de escucharnos encontraremos la puerta, el eslabón, el puente de renovación. Un ciclo cierra. Otro abre. El que abre lo creamos nosotros. La puerta está abierta.

Para quien quiera dar algunos pasos hacia atrás aquí les incluyo el artículo de la Luna llena en Virgo del pasado mes de Febrero.

Para quienes estén por Barcelona en Septiembre y Octubre aquí encontrarán las fechas del nuevo ciclo de talleres vivenciales de Alquimia Lunar.

Buen camino!

 

 

 

 

15 comentarios sobre “luna nueva y eclipse solar en virgo :: la puerta pequeña ::

  1. Muchas gracias Paloma por tu labor. Toda las lunas que envías tienen sentido, cada palabra, cada frase, es perfecta.
    Hay belleza, claridad, profundidad y sanación en tus informaciones.
    También hay música.
    Moltes Gràcies!

  2. Siempre tienes las palabras adecuadas para cada momento Paloma, y a menudo doy gracias por aquel dia en que un buen amigo me recomendo tu espacio. Gracias de nuevo, porque guias mis pasos por este camino que es la vida.
    No nos conocemos personalmente, pero me voy a tomar la libertad de mandarte un abrazo, porque es lo que me pide el corazon en estos momentos.

  3. Muy buenas, preciosa e interesantísima aclaración !!!!
    Disculpa mi atrevimiento pero me gustaría preguntarte por;
    Cómo afectará a una tauro de 21 de abril de 1975, me esperan decisiones importantes y mi claridad no es plena!!
    🙏 Muy agradecida

  4. si alguna vez venis a argentina con gusto te recibimos en nuestro hogar, que comenzo a gestarse en el abril pasado. vivimos juntxs cuatro amigxs que te leen publicacion tras publicacion y sos parte encaminadora de nuestro proceso de aprendizaje, en este año tan intenso y loco. solo puedo agradecerte desde lo profundo de mi corazon por toda la sabiduría de tus palabras. ansio conocerte alguna vez. abrazo fuerte. rocío

  5. Buenos días Paloma. Siento tan claras tus palabras que ponen transparencia a mi proceso.Hoy es mi segundo día en la casa de Alicante y esto lleva consigo esperanza, materialización de lo nuevo, soltar patrones y anhelos antiguos, dando la bienvenida a la falta de merecimiento y a todo lo que se abre cuando lo tocó, le doy las gracias y me aplico compasión y amor a mi misma, a esa belleza natural que la niña la escondió para protegerse y soltar esa necesidad de protegerme confiando y amando precisamente lo que me mueve, me inspira, me da vida y me moviliza por dentro y por fuera. Sanación del alma para crear tu propia vida expandiendo tu Corazón,el Espíritu que vivo está y grande se hace con cada un@.Gracias Paloma!!! El día 5 me traen la mudanza. Y en cuanto me asiente te pasaré la dirección pues quien sabe si te apetece o te gustaría y en mi casa Paloma eres superbienvenida!!!Un abrazo grandísimo de Carlota.

    Enviado desde mi dispositivo Samsung

    1. Querida Carlota, muchas gracias por tus palabras y sobretodo por la invitación! quién sabe si los vientos soplan un día a favor 🙂 muchas bendiciones para este cambio y materialización que estás ahora transitando. Mudanzas como la que estás viviendo mueven simientos profundos : muchas fuerza! Un abrazo grande! Paloma

  6. Gracias Paloma, siempre es un placer recibir tus mensajes, ayudan a ordenarme internamente! Abrazo fuerte desde Sicilia

  7. HOla Paloma, De nuevo yo, aún no me haz podido confirmar una cita contigo. Te había comentado que las citas aparecen todas ocupadas hasta bien entrado el año que viene. Tengo interés en una conexión vía skype. Lo único es que me reintegro hoy al trabajo y no salgo antes de las 5pm Te lo agradecería mucho si podemos concertar una cita. De nuevo mis datos: Gabriela Kwasniewski (vivo actualmente en Dūsseldorf, Alemania ) Fecha de Nacimiento 4.9.1961. 18:00h LUgar Caracas Venezuela

    De nuevo miles de gracias anticipadas.

    Buena entrada en Septiembre saludos cordiales Gabriela

    Von meinem iPad gesendet

    >

  8. Hola, No se puede entrar en el Link de los Talleres en Barcelona de Sept y Oct. ¿Podrían enviarme de nuevo el enlace?

    Muchas gracias!! Carmen

Los comentarios están cerrados.