astrología 2016·diosa de la discordia·eris·nuevos tiempos

eris :: guerrera de lo femenino :: la que cambia el juego

Esta semana, además de estar viviendo  la impredecible centrífuga de la Cruz Mutable –Saturno en Sagitario, Neptuno en Piscis, Júpiter en Virgo y el Sol y Venus en Géminis – y caminar en el inframundo de Marte retrógrado en Escorpio, experimentamos la primera de tres conjunciones entre Urano (cambio súbito) y Eris (el caos y la discordia). La próxima conjunción entre Urano y Eris será en Septiembre de este año y la última en Marzo del 2017.

Para muchos este año ha resultado desconcertante. Y qué bueno, son buenas noticias, porque eso que teníamos concertado, eso que creíamos tener bajo el control de nuestras creencias está revelando ser una capa más de condicionamiento y de obediencia a modelos de ser y pensar que responden más a intereses ajenos que a nuestra propia voluntad creativa y soberana. Creencias inculcadas por sistemas y valores que no hemos sabido desafiar hasta ahora. Capas de dominación se disuelven y con ellas el poder que hemos entregado a otros, por miedo a ser, por miedo a hablar, por miedo a ser humillados, descubiertos, avergonzados, castigados, rechazados. No tomemos este proceso en vano, no rechacemos estas sombras. Estas toxinas y venenos que brotan hacia fuera son la expresión de la sanación que hemos invocado. No tomemos este proceso en vano ya que estamos haciendo espacio para lo vital, estamos haciéndonos reales y verdaderos para sostener lo que somos con integridad.

En medio de este proceso, estas pasadas semanas se ha activado una energía errática, eléctrica, inconstante, irritable, abrupta, extraña, desconocida que ha añadido más leña al fuego de la incertidumbre del año. Esta energía está vinculada a la unión de Urano y Eris en Aries. Tomando en cuenta el cuadro general de la astrología de estos meses, el artículo de hoy tiene el propósito de presentarnos a Eris, la Diosa de la Discordia : la que rompe el juego, la que se atreve a proponer la posibilidad de otros juegos. La que nos habla de libertad radical. La que dice, basta, no quiero, así no, no me gusta.

Este es un tiempo de desacuerdos. Para poder integrar este proceso de “no estar de acuerdo” al servicio de una intención de conciliación y de paz, nos encontramos ante un verdadero desafío. Para entender la función de la discordia, primero hemos de estar de acuerdo que lo acordado pertenece a un pacto hecho en el pasado. Lo que caminamos hoy está encuadrado en unos acuerdos previos. Si queremos cambiar el acuerdo, hay que pactar uno nuevo, y si hay resistencia a este cambio por parte de alguna de las partes envueltas, entonces, emerge la discordia.

La concordia parte de la premisa de un acuerdo, de una verdad compartida, de unos principios y valores que honramos juntos en los cuales confiamos y sobre los cuales construimos, creamos. De ahí, que la voz de la discordia lo que revela es un pacto o acuerdo pasado que ya no sustenta el equilibrio o la armonía que queremos crear en el presente.

Este es el mundo al cual despertamos. La realidad pactada hasta ahora, lo acordado sobre lo que somos como humanidad está empezando a resquebrajarse.

La discordia es la voz que expone lo falso del acuerdo, lo oculto en lo pactado, esa sombra de la ley que sustenta lo que llamamos realidad. Si la realidad consensuada – ese cuerpo de leyes y acuerdos que gobierna nuestra existencia- está en manos de una élite dominante, de una hegemonía patriarcal , entonces la voz de la discordia es esa que se atreve a exponer el juego, a delatar y a romper el hechizo de una falsa concordia.

Desde el punto de vista mitológico ,como diosa del caos y la discordia, Eris genera malestar y rechazo. Al romper la armonía los dioses del Olimpo la evitan. La excluyen. De ahí que Zeus, no la invitara a la Gran Fiesta del Olimpo. Eris, indignada, furiosa y despechada por no ser valorada como una igual, expresa su venganza y lanza una manzana de oro grabada con la frase : para la más bella. Hera, Atenea y Afrodita toman el desafío y compiten entre sí por ser la más bella y le piden a Zeus que elija. El Dios de los dioses delega la decisión en Paris, príncipe de Troya. Paris elije a Afrodita y ésta para recompensarle le ofrenda a Elena, esposa de Menelao. Paris reclama su premio y secuestra a Elena, y así da inicio la Guerra de Troya.

Desde el punto de vista astronómico el planeta Eris fue descubierto el 8 de enero del 2005. Durante un año fue considerado el décimo planeta de nuestro sistema solar hasta que la comunidad astronómica decidió crear una nueva categoría de cuerpos celestes, denominados planetas enanos. Eris pasó a ser parte de esta categoría y con ella Pluto. Pluto, que hasta ahora había sido el planeta más lejano de nuestra sistema solar, pasa de ser un planeta a un planeta enano. Si tomamos en cuenta que la función de Eris es la de cambiar el juego, el primer juego que rompe es el del orden y la organización de nuestro sistema solar. Aquí el mito entra en juego ya que simbólicamente Eris no es valorada como un planeta y a la vez tiene el poder de llevarse con ella a Pluto, el rey de inframundo.

Eris, como Diosa de la Discordia, como voz femenina que incomoda, no tiene lugar en nuestra sociedad ni en nuestra psiquis. No tiene lugar en nuestro juego. Pertenece al panteón de las diosas oscuras, voces del exilio femenino viva en hombres y mujeres que caminan los márgenes, que se atreven a exponer el dominio de un juego letal, abusivo, violento. Junto a Lilith y a Ereshkigal, Eris expresa esa dimensión no lineal del tiempo. Es la que se sale del tiempo consensuado, la que nos libera del tiempo falso. La que nos saca del engaño y la mentira. Es la que delata.

Ella es esa parte intuitiva, elíptica, cíclica, errática, impredecible que hace contrapeso al orden patriarcal dominante en nuestra sociedad. Se une a las partes exiliadas que llamamos sombra que al no estar integradas las proyectamos hacia fuera, las demonizamos en otros, las rechazamos. Ella es la mala. La desobediente. La que incomoda.

Eris es una Diosa Guerrera Femenina pero a diferencia de Marte que lucha para imponer, Eris lucha para exponer. Eris es la que se niega a aceptar los códigos morales y los conformismos de obediencia y orden. Eris representa la capacidad de alumbrar -sacar a la luz- los siglos de degradación y abuso de lo femenino. De nuevo, no es una cuestión de genero, sino de esa parte de nuestra dualidad exiliada que necesita ser integrada, de vuelta a casa. Urano, es el que despierta, y parece que este año Eris se despierta dentro nuestro para romper los hechizos de un juego que nos ha dominado por mucho tiempo.

Como guerrera femenina apoya la intención más pura de nuestra alma y también nos confiere la autoridad y el poder para salirnos del juego, para exponer las falsas leyes, para rebelarnos y decir basta, hasta aquí, no juego más. Tiene el Don de hurgar sin miedo hasta contactar los demonios disfrazados de ángeles y cuando lo hace no descansa hasta que todos hayan sido exorcizados. Es implacable e impecable en cuidar y proteger nuestra verdad e integridad, y nos ayuda a ir más allá de donde nuestros ancestros han transitado para alcanzar la verdadera soberanía espiritual.

Eris tiene un don y un poder : sin parpadear, rompe implacable toda huella y expresión de los hechizos patriarcales. Necesitamos a Eris para romper el hechizo del juego, sistema, economía perversa que atenta contra la humanidad y continuidad de la vida en este planeta. Necesitamos a Eris para cortar de raíz los hechizos de nuestra mente que secuestran nuestra voluntad, que nos hacen actuar fuera de nuestro libre albedrío, que nos hacen marionetas de ficciones ajenas.

Eris está indignada. Ella es la voz detrás de los movimientos políticos y sociales actuales que no entran en la demagogia del pasado y que saben que el camino está fuera de la maquinaria política. Los llamados anti-sistemas, los que delatan la agendas ocultas, los pioneros que revelan las oportunidades creativas de cómo habitar este planeta de una manera íntegra, sin violencia. Los que nos inspiran a vivir otro paradigma para el hoy y el mañana. Los que saben que este juego es solo una versión de la realidad. Ella es la activista marginal e irreverente que inspira a sacar a la luz todo lo perverso, lo corrupto. No da tregua.

Es la guardiana y protectora de quienes honran la Vida que late en el corazón de Gaia, el Sagrado Femenino. Confronta la falta de integridad de nuestros discursos, nuestros compromisos a medias y es implacable con quien atenta contra la integridad de lo femenino, de la Vida. No se traga ninguna mentira y como guardiana de una verdad que nos supera, crea discordia en un mundo en que lo acordado es realmente un monopolio de alma y un robo de energía. Para ella no hay ley, no hay orden, solo el conferido por el tiempo sagrado que va más allá de lo que conocemos. Es lejana y antigua. No juega. Rompe el juego.

Eris está muy alejada de la Tierra, por lo tanto tiene una órbita muy amplia y un movimiento extremadamente lento. Tarda unos 400 años en dar la vuelta al Sol. Cuando un cuerpo celeste es tan lento, sus efectos no son tangibles o accesibles de manera personal consciente. De ahí que la conjunción que hace Urano (el que despierta) con Eris nos ofrece una oportunidad de conectar con este arquetipo y ver cómo se expresa y mueve en nuestra vida, en nuestro entorno, en nuestras relaciones y en nuestros procesos creativos.

Estas tres conjunciones entre Urano y Eris en Aries son la voz de una nueva era, de un nuevo tiempo, ajeno, extraño, diferente, necesario. Un cambio de juego : inesperado, abrupto, innovador. Un nuevo camino. Una nueva manera de hacer las cosas.  Una autorización a caminar y ser de otra manera. Eris y Urano juntos nos ofrecen la Libertad y la Irreverencia Sagrada para hacer frente a los falsos dioses , los falsos profetas: para honrar la verdadera libertad del Ser.

10 comentarios sobre “eris :: guerrera de lo femenino :: la que cambia el juego

  1. Eris maravillosa. Diosa o planeta enano que hace vibrar toda mi rebeldía femenina sobre el orden establecido, por quien?
    Que me empodera para creer en mi más que nunca…
    Bienvenida!! No te alejes mucho, ahora que te conozco, no quiero perderte….

  2. Gracias Paloma, que buena mensajera estas hecha cuantas fechas me llegan en tus escritos.Gracias hermana, gracias alianza y gracias feminidad, divinidad y humildad.Un abrazo gigantesco.Carlota

    Date: Sun, 19 Jun 2016 16:07:38 +0000 To: carlota.rc@hotmail.com

    1. Hola!
      Como saber y que significa tener Eris en nuestra carta … Creo k es mi regente Jajajaj…..
      Bromas pero me encanto y me identifico mucho.
      Cuéntanos más, por favor !
      Y muchas gracias

      1. Ángela, muy buena pregunta! espero poder contestarla en los próximos artículos que publique sobre Eris. Todos tenemos a Eris en nuestra carta natal. Lo que hay que mirar es que ángulos de la carta toca, con qué planetas dialoga. He visto cartas de personas que tienen a Eris en conjunción con el Sol, o con la Luna, por ejemplo, y sus vidas son voces y expresiones contundentes de este arquetipo. Gracias por a pregunta! Un abrazo, Paloma

  3. hermoso , increible como se siente iris , esoty muy feliz de leer esto , lo siento latirr fuerte!! te agradezco por compratir!!!!!!!!!!!!!

Los comentarios están cerrados.