astrología 2016·cruz mutable·cuadratura neptuno y saturno·el tiempo es amor·entre eclipses·gran madre·luna llena·venus :: belleza magia amor

luna llena en libra :: eclipse lunar :: mariposa de agua ::

El 23 de marzo, al medio día en Europa, el Sol recién entrado en el signo de Aries y la Luna en Libra hacen su oposición mensual. Esta Luna llena cierra el periodo entre eclipses que se abrió con la Luna nueva y Eclipse solar en Piscis el 9 de Marzo.

En el umbral de esta Luna llena cerramos un ciclo y abrimos otro. Un Eclipse lunar implica que la Tierra se cruza entre el Sol y la Luna, cubriendo momentáneamente la luz solar reflejada sobre la Luna. Este Eclipse en Libra es un cierre y un inicio.

Con la alineación de siete cuerpos celestes en Piscis –sol, nodo sur, mercurio, venus, neptuno, chirón y ceres– estas dos semanas nos han traído la Medicina del Agua multiplicada en estos arquetipos. Aguas antiguas que se han agitado gracias a estos Dioses reunidos en este lugar del Cielo. Nuestro Dioses, los que nos habitan, los que somos: tonos, expresiones y colores de una misma voz, la nuestra, la de nuestra esencia y nuestra verdad. La aparente fragmentación se unifica en una expresión coherente. Piscis es la unión final: el regreso a la Fuente.

Estas pasadas semanas nos han hablado de un doloroso sentimiento de separación de la Fuente y, a la vez, de un hermoso reencuentro con el camino de vuelta a casa. La cueva húmeda del Amor Eterno que nos habita está abierta, ha sido liberada de los falsos guardianes, voraces de emociones y sentimientos del pasado. Detrás de estas cortinas emocionales acumuladas a través del tiempo, este Lugar Sagrado en nosotros ha sido recuperado, renovado, vuelto a habitar. Este recorrido, esta iniciación al camino hacia nuestra verdad y belleza interna, ha desarmado un código muy antiguo. Un engaño ha sido deshecho. Una mentira ha sido revelada hasta llegar y encontrar la raíz de lo intruso, lo letal, lo corrupto. Un territorio invadido ha sido recuperado. Aunque todavía no lo veamos, o no lo sintamos, esta es la narrativa oculta e invisible de este pasaje. Este es el poder de nuestra sombra. Este es el camino de la sanación de nuestra alma.

Las almas más sensibles, las más conectadas con el corazón, las que llevan tiempo trabajando para la sanación y la verdad esencial de su ser, lo reconocen y lo saben. Para quienes vibramos el Ser de Agua Viva y Consciente en nuestro interior, este es un momento largamente esperado. Es el permiso creativo de levantar el vuelo de la belleza liberada. Las mariposas del agua despliegan sus alas. Es un nuevo tiempo. Los próximos seis meses revelaran las nuevas formas, los nuevos patrones que quieren dejarse ver.

La sutileza de la verdad interior se empodera detrás de las máscaras que hemos acumulado, por lo cual, este pasaje también revela nuestra caída, nuestro fracaso, nuestra mentira : la que hemos alimentado y que no podemos sostener más. Quienes estamos en una búsqueda creativa genuina y sincera sabemos que este pasaje, aunque doloroso, oscuro y amargo, también resuena la dulzura de la libertad. Cuando conquistamos terrenos esenciales del alma, lo que llamamos dolor es solo la expresión de esta libertad creativa que nos habla, que nos dice : gracias. Nos crujen los huesos al levantarnos de las tumbas en las que nos hemos enterrado, inconscientes, dormidos por el sueño narcótico de otros.

Entonces, para quienes han caminado el sueño ajeno, para quienes se han sometido a las voluntades visibles o invisibles de fuerzas ajenas a si mismos, este tiempo ha mostrado el rostro feroz de una falsedad depredadora que nos dominaba. Bienvenida sea esta revelación que abre camino para lo fértil y para lo fecundo que es la vida que brota incondicional del manantial de Agua que nos habita.

Para muchos este puede ser un tiempo de voracidad y demanda externa que implica, sobretodo para los más empáticos, un desgaste energético. Los ladrones de energía tienen menos sombras en las cuales esconderse. Quedan al descubierto tácticas ocultas de sobrevivencia basadas en abuso, humillación, vergüenza, culpa, victimismo, sacrificio y martirio. Estamos construyendo un nuevo sistema de defensa, un sistema de auto cuido que acoge la empatía profunda sin perdernos en las energías que el sentir intensamente conlleva.

Júpiter y el Nodo Norte en Virgo, signo opuesto a Piscis, son los receptores de esta transformación invisible. Virgo nos recuerda que nuestro cuerpo es la Tierra, es ahí que el Agua fecunda el cambio tangible. Nuestra regeneración espiritual se expresa a través de nuestro cuerpo, de nuestro cuido, de nuestra rutina diaria, de nuestra puesta en práctica. Es aquí que se revela nuestro crecimiento, nuestro cambio y nuestra verdad. Un ir y venir entre el abrirnos y el protegernos, el deshacernos y reconstruirnos, puede haber tocado nuestra salud, nuestra energía vital. A medida que traumas antiguos se revelan para ser liberados, nuestro cuerpo expresa la necesidad de retiro, de quietud y silencio. Esta necesidad, si es honrada, abre espacio para nuevas germinaciones vitales. Este es el lugar en el que crecemos. El no de nuestro cuerpo es un a un proceso que nos pide entrega, confianza y valentía.

En esta Luna llena el Sol y Mercurio están en Aries y desde ahí nos ayudan a expresar nuestro proceso interno hacia lo externo a través de la palabra y la voluntad de actuar de manera innovada y creativa. Para muchos la energía de Aries es como salir de un pozo, para otros un verdadero renacer. Sin embargo, en esta lunación, seguimos impregnados por la narrativa de los demás planetas en Piscis.

El proceso de sanación sigue su curso, esta vez con la ayuda y apoyo de la fuerza de Aries que nos dinamiza hacia la acción. Esta Luna llena tal vez culmina un largo proceso de silencio. Tal vez abre el camino para una nueva manera de nombrar nuestra historia, de usar el poder de la palabra para valientemente abrir un nuevo camino creativo para nuestro ser. Tal vez el Fuego de la Palabra de Aries logra expresar la dulzura sanadora del Agua de Piscis. Tal vez la vulnerabilidad encuentra el poder de una voz sincera que penetra la resistencia ajena. Tal vez nuestros no, dichos desde el agua de nuestra esencia, son recibidos con amor y respeto. O tal vez, necesitamos romper hechizos con palabras contundentes que pongan límites definitivos a lugares de abuso y faltas de respeto profundas.

Este lugar dinámico entre lo externo y lo interno que la frontera entre Aries y Piscis revela se da a través de nuestros vínculos, a través de nuestras relaciones. Este es el territorio de prueba en el cual, tanto los límites, la necesidad de cuido, la voluntad de compartirnos, como la capacidad de sostener nuestra verdad ante los demás, se revelan. La Luna y el Eclipse se dan en Libra, signo que busca el equilibrio y la armonización, signo que teje puentes de encuentro en el espejo de la relación con los demás.

Esta Luna llena nos habla de la posibilidad de enfrentarnos a nuestros rivales. Esos maestros externos (voz de nuestro rival interno) que con su reflejo nos desafían a definirnos, a ser menos ingenuos, a ser más autónomos e independientes. Rivales sagrados que nos devuelven el espejo de nuestro guerra interna, de nuestra necesidad de aprobación y acogida, nuestro victimismo. Rivales que dolorosamente nos ayudan a amarnos, cuidarnos y respetarnos más. Es vital reconocer y honrar dónde y con quienes nos sentimos cómodos y podemos ser auténticos . También es vital reconocer qué o quién todavía nos quiere en nuestro rol del pasado y no se adapta a nuestro cambio. Cambio que ha de ser compartido, colaborativo y co-creado. En este espacio no hay lucha : solo amor sincero y aceptación radical de la libertad y la necesidad ajena como espejo de la nuestra.

La Luna en Libra nos habla de un camino de paz y de concordia, de colaboración, armonización y belleza en nuestra relaciones. Sin embargo, el Sol en Aries nos recuerda que la paz no es equivalente a decir que sí a todo, o a que el deseo de los demás defina lo que somos y cómo nos hemos de sentir. La dinámica de esta lunación nos habla de un proceso de disolución de nuestra adicción a sacrificarnos por los demás, de entregar nuestra sacralidad al servicio de otros por encima de nuestro bienestar. Esta Luna nos invita a revisar todas nuestras relaciones, tanto presentes como pasadas, y reconocer los patrones vinculares que repetimos.

La triple conjunción de Chirón (la historias que nos contamos desde nuestra herida), el Nodo Sur (lo que hemos heredado y aprendido) y Ceres (la gran madre nutricia o castradora) en el grado 22 de Piscis, nos habla de una sanación de los patrones ocultos de nuestra vinculación primaria. La Luna siempre nos va a devolver al patrón básico emocional desde el cual hemos sido gestados, el que pasa por nuestra madre y su linaje. Este Eclipse lunar en Libra nos habla de la oportunidad de disolver un patrón heredado en nuestra relación con La Madre, la biológica, o con el arquetipo, que nos impide abrazar la renovación que el Amor nos pide en nuestras relaciones presentes.

Esta lunación revela nuestros patrones de nutrición o desnutrición, de nuestras necesidades más básicas y primarias. A lo mejor conectamos con una carencia afectiva muy antigua, con un hambre ancestral o con una voracidad que no tiene fondo y nos deja profundamente insatisfechos en el amor. Tal vez estamos listos para liberar nuestras estrategias afectivas de cómo llenar el vacío del desamor, la ausencia de sentido de pertenencia, la carencia de alimento espiritual, la pérdida de conexión con la vida. Pueden emerger memorias de abandono, desamparo, miedo vital a la existencia. Esta sanación implica aceptar disolver el guión en el cual nos hemos refugiado hasta ahora y que ha dado forma a nuestra vida. Guión de cómo nos damos, de cómo recibimos, reflejo de lo aprendido desde el vientre de nuestra madre, codificado en nuestro condicionamiento, en nuestra biografía. Podemos darnos cuenta que damos de más, o reclamamos de más, para compensar lo que no hemos recibido, para llenar este vacío trascendental.

Esta Luna llena puede que revele lo que no hemos sabido expresar hasta ahora, lo que no hemos tenido aún la valentía de nombrar, la historia oculta que callamos o que se esconde de la luz de nuestra consciencia. Es un buen momento para estar atentos a las relaciones que nos devuelven a un lugar de des-empoderamiento. Lugar del secuestro de nuestra alma a merced de nuestro pasado. Ese complejo vincular heredado que hemos internalizado como nuestro : voces y palabras presas detrás de lo que creemos ser. Sanar a la Madre es rescatar la abundancia oculta, las semillas fecundas escondidas detrás de nuestro personaje familiar. Los límites que no supimos poner en el pasado, en nuestra infancia, porque no teníamos elección, porque estábamos a la merced de las narrativas de nuestra familia, son ahora necesarios, imprescindibles, para gestar vida nueva.

La crisis espiritual implícita en el proceso al cual Piscis nos invita afecta nuestras relaciones. De ahí la importancia de no confundir nuestra empatía y compasión con acciones en las cuales nos vemos entregando nuestra energía de manera desmedida en nombre de un ideal, por más noble y elevado que parezca. La trampa de dar la teta a todos y sentir nuestra propia desnutrición, de cuidar a todos y dejarnos en último lugar, no nos hace íntegros, ni coherentes, ni verdaderos, ni responsables, al contrario. Solo perpetua la idea de que la expresión del amor pasa por el sacrificio.

Toda relación sana nos habla de un equilibrio. Y el equilibrio es algo que ha de ser reconocido y valorado por las dos partes. Es un acuerdo. Es un entendimiento. De ahí que la palabra ha de mediar para definir bien los márgenes del vínculo, para nombrar y valorar si estamos de acuerdo, o no. En esta frontera nace el miedo. Todo es más fácil en lo ambiguo, ya que lo no dicho ampara nuestras interpretaciones más subjetivas, mientras que la palabra nos confronta a la posibilidad de nuestros errores. Toda relación nos habla de un aspecto de nuestra relación con nosotros mismos, de ahí que esta Luna nos invita a mirar nuestra falta de definición, nuestra ambigüedad : ese lugar en el que jugamos a estar, pero en el que realmente no estamos.

La palabra define, clarifica, compromete. Lo que no se nombra no existe, por lo tanto en el no dicho hay una huida a darle forma y nacimiento a lo nuevo, así como hay un miedo a lo que ha de morir en nosotros para que la relación renazca y florezca. Venus, regente de Libra y por lo tanto la guardiana de esta Luna, en conjunción con Neptuno, nos advierte del escapismo a la verdadera intimidad, a la vez que nos invita a abrazar el poder de la humildad y bajar nuestras guardias y confiar en que el vínculo y la persona no es lo mismo.

Venus nos recuerda que la clave para el Amor, tanto como para la creatividad, es abrazar el ciclo de vida-muerte-vida. Entonces, en esta Luna llena démosle la bienvenida a todos los finales en nuestras relaciones ya que también contienen la semilla del renacimiento del Amor. El Amor no es el vínculo. El amor es el encuentro entre almas que se renueva eternamente. El vínculo muta para poder dar forma al Amor eterno. Y este empieza en casa. Buena Luna!

15 comentarios sobre “luna llena en libra :: eclipse lunar :: mariposa de agua ::

  1. hola luna mia, me gstari seguirte, pero no recuerdo donde un cariños saludomuak

  2. Hola Paloma, mi nombre es M.Dolores, y hace tiempo que sigo tu blog y he de decirte que tus palabras resuenan tan profundamente en mi interior.Muchisimas gracias .

  3. Hola paloma, soy francesa, acabo de descubrir tu blogg, me gusta mucho como te expresas, tus palabras resueñan en mi, gracias por compartir, Merci!!

  4. Profundo entero y , belleza que inspirA, tiempos de amor y perdon, gconciente por recordar este magicoperdonto en que retornamos eretornamosos de vuelta. Mañul

  5. Hermosa mariposa agua ….gracias por tan bellos mensajes llenos de sabiduria…..un abrazo dulce a tu cuerpoalma!

  6. Uaaaau! Muchas gracias!
    Bendita la luz de estas palavras, que esta luna ilumine a todo los seres***

  7. Gracias Paloma por expresar por guiar por explicarnos los procesos de evolución y mi proceso se desarrolla y evoluciona en el soltar en el proceso de vida – muerte – renovación y desde ahí empoderarme de mi energía soltando todo lo consciente y lo no tan consciente que cuando te abres y confiar con la entrega profunda y respetuosa en mi proceso en mi vida que deseo profundamente expresar desde el Ser mas bello, natural y amoroso.Buena Luna de limpieza, de soltar y de renovacion.Gracias Paloma Mensajera de Nuevo!!!

  8. Paloma, siempre tan acertada poniendo en palabras y organizando lo que anda en todos nuestros corazones. Infinitas gracias, buena vida-muerte-renacimiento de esta luna y eclipse ! Muchos besos

  9. Hoy generé inesperadamente el final de una relación laboral de años, y más allá del sufrimiento efímero, sentí la libertad de saber que algo nuevo empieza. Gracias por estas palabras.

Los comentarios están cerrados.