astrología 2016·cruz mutable·cuadratura neptuno y saturno·gran madre·luna llena·magia

luna llena en virgo :: el eslabón perdido ::

La Luna llena en Virgo de hoy abre una puerta a un proceso que culminará cuando el Sol esté en Virgo dentro de seis meses. En estos meses viviremos dos eclipses en marzo y el movimiento de Marte retrógrado. La Luna llena en Virgo un proceso que nos prepara para estos tránsitos.

El 17 de abril Marte empieza su marcha retrógrada en el grado 9 de Sagitario. Marte recupera su movimiento directo en el grado 23 de Escorpio el 30 de junio. Marte está ahora en el grado 25 de Escorpio. El planeta de la acción y la voluntad ya está transitando el territorio de su retrogradación. Marte saldrá del periodo de sombra a finales del mes de agosto cuando vuelva al grado 9 de Sagitario y a partir de ahí camine un nuevo territorio. Este es uno de los tránsitos más importantes del 2016.

Cuando Marte termine su proceso de entrada y salida de Sagitario a Escorpio habremos superado una iniciación vinculada al poder de la verdad como semilla de toda intención que nos inspire a Ser y Estar. Poder personal, coraje, vitalidad, fuerza, vigor son algunos de los temas que se presentan en este ciclo. Este es un pasaje que nos ofrece una oportunidad de alinearnos con un lugar más profundo dentro nuestro, un lugar en nuestro proceso creativo que precede la intención, que precede el deseo. Un lugar más verdadero que necesita nuestra voluntad y valentía para entrar en las cavernas de nuestras mentiras y autoengaños inconscientes. Marte retrógrado es un detective psíquico que como buen guerrero iniciado está dispuesto a rescatar la (una) verdad oculta que bloquea nuestro crecimiento.

Esta Luna llena en Virgo abre la puerta a un proceso de sanación que se irá desarrollando por etapas. Sanación quiere decir empoderamiento. El poder de hacer el viaje interior, de recorrer los laberintos que nos habitan, reconocer los guardianes de las puertas que más miedo nos da atravesar. El poder de sanar. El poder de reconciliarnos. Puertas bien ocultas detrás de nuestras máscaras, detrás de nuestros roles, detrás del ideal que creemos ser o que hemos construido para sobrevivir. Viaje necesario para encontrar el eslabón perdido, la llave de la puerta que conecta nuestro sueño con un proceso creativo y nuestra capacidad de materializarlo. Viaje al corazón de un proceso, de un método, de una manera coherente de tejer el puente entre nuestro sueño y la materia.

Nuestra medicina es el reconocimiento que todo lo oscuro que percibo “fuera de mi” tiene una resonancia interna. Cuando cada cual se hace cargo de sus des-hechos, se hace cargo de su material tóxico y se hace cargo de su salud crea medicina para compartir. Es una forma de permacultura emocional. Dejamos de forzar nuestra energía y la de otros. Dejamos de fagocitar recursos ajenos, dejamos de consumir atención, dejamos de jugar juegos de poder. Calmamos la voracidad que todo lo quiere ahora, ya. Nos hacemos responsables del juicio que colocamos en la mirada ajena y reconocemos que es solo un espejo del juicio que vivimos internamente. Los dramas que se arman a nuestro alrededor responden a un cuerpo memoria interna de dolor, de vacío de luz, de olvido que grita por expresarse, que se muestra como puede, y cuando puede, hasta que nos detenemos, dejamos de quejarnos, nos remangamos y trabajamos : nos hacemos cargo de lo que sentimos de verdad, profundamente.

Nuestra debilidad es el agujero negro energético de la inconsciencia: lo no visto y nombrado en nosotros. Una ausencia de luz, una ausencia de presencia y consciencia, que actúa como fuerza magnética. Un agujero negro interno, portal del tiempo, fuga de la energía no refinada de lo innombrado. Lo no integrado. Esta energía atrae. Nuestra debilidad atrae. Nos enchufamos a la resonancia energética similar y nos retroalimentamos en la herida de la inconsciencia. Otros se enchufan en nuestro complejo inconsciente y se alimentan. Esta es una dinámica de abuso invisible.

La premisa de que somos responsables de lo que atraemos desde la inconsciencia de nuestra herida es lo que escusa todo abuso, en la medida que quien tiene la debilidad es responsable de atraer : de ponerse a disposición, sumisión, servicio de la demanda del otro. Estas son las premisas de la Nueva Era Tóxica que se van revelando y visibilizando con la disolución de Neptuno en Piscis y la alineación de Saturno en Sagitario : si bien es cierto que somos responsables de lo que atraemos esto no implica que el otro no sea responsable de abusar, invadir o transgredir nuestro espacio. No podemos forzar otra persona a ser abusiva con nosotros, tratarnos mal o alimentarse de nuestra energía. No podemos excusar a quien nos ha herido. No es nuestra responsabilidad. Pero si podemos enfocarnos en nutrir el amor propio y el valor propio para que nuestros límites y nuestro discernimiento se fortalezca. También nos podemos enfocar en sanar el trauma y no proyectarlo en los demás.

Ser sensibles y sentirnos vulnerables no es una debilidad. Es lo que la humanidad necesita porque estamos aquí para transformar y sanar el trauma. Quien nos haga sentir vergüenza o culpa; quien nos fuerce a poner límites; quien nos fuerza a entrar territorios de protección y defensa; quien nos hace sentir estúpidos; quien nos dicta lo mal que hemos hechos las cosas; quien nos critica sin interrogar su mirada; quien se agarra de su herida y miedo para hacernos reproches; quien nos enjuicia; quien nos hace sentir desposeídos e impotentes está activando el campo de nuestra vulnerabilidad, está pisando nuestro territorio sensible, sin cuido ni consciencia. Esto implica que está permitiendo que su zona oscura se conecte con la nuestra.

Poner límites es reconocer que no queremos que otros abusen de nuestra debilidad. Entonces nuestra vulnerabilidad es nuestro poder. Si la persona que clama autoridad sobre nosotros, si la persona que nos hace sentir débiles estuviese en su integridad, en vez de empujarnos y exigirnos, respetaría nuestro espacio y proceso, desde el apoyo, la sabiduría y la compasión. Esto es lo que llamamos la piedad del proceso. Un estado de compasión solidario en la conciencia del trauma compartido.

Muchos ven la debilidad ajena y sus batallas como una oportunidad para sentirse superiores o poderosos y en vez de sentir compasión, muestran falta de respeto y hostilidad y lo justifican. Esta es la mentalidad del bullying energético. Estamos crucificados y nos crucificamos los unos a los otros. El llamado es a resucitarnos a nosotros mismos, elevándonos y clamando soberanía sobre estas fuerzas oscuras. Esto lo hacemos honrando quien somos, nuestras heridas, todo nuestro dolor y tratando a los demás con respeto y bondad, especialmente si están sufriendo.

Para todo esto necesitamos energía y esta Luna llena en Virgo nos invita a programarnos en nuestros hábitos y prácticas para asegurarnos una fuente de energía vital y abundante para los meses que vienen. Esta Luna llena en Virgo nos convoca a poner en marcha un plan de salud, de purificación y de limpieza, de ordenamiento y compromiso con la tarea y la práctica que rendirá frutos durante la retrogradación de Marte; especialmente cuando esté en Escorpio. La astrología de este momento nos invita a corregir los hábitos que nos desvitalizan. En una persona puede ser el exceso de trabajo, en otra la falta de sueño, en otra demasiado gluten o azúcar, en otra falta de movimiento, o de juego.

Esta Luna llena en Virgo nos invita a alinearnos con la tarea y a ponernos al servicio de este proceso que se irá desenvolviendo a lo largo de estos meses. El 9 de marzo cruzamos el portal de la Luna nueva en Piscis y primer eclipse solar del año. Esta Luna nueva de marzo es la última del año astrológico. En Abril tendremos la Luna nueva en Aries con la que abrimos un nuevo ciclo de crecimiento de 13 Lunas. Entre la Luna llena de hoy y la Luna nueva en Piscis, el 9 de marzo, tenemos un margen de tiempo para recapitular todo lo que queremos soltar, todo lo que ya hemos reconocido como veneno, toxina, violencia, inconsciencia. Es un tiempo de limpieza profunda de modelos muy antiguos. Una oportunidad de soltar y alienarnos con un propósito de auto-cuido energético personal y colectivo importante.

Esta Luna llena en Virgo nos invita a cultivar una práctica que fortalezca nuestro sistema inmunológico, que eleve nuestras hormonas de placer, que nos haga vibrar, que nos conecte con nuestro cuerpo de deseo, nuestro gozo vital, para que reine detrás de todo intento, detrás de nuestras intenciones, deseos y acciones.

En estos tiempos la verdad necesita ser vivida y encarnada con valentía. Saturno en Sagitario está desmantelando una a una nuestras creencias, mostrando las fisuras de nuestro orden espiritual, de nuestros principios y valores; de nuestra filosofía de vida, de nuestra prédica. Para muchos este es un tiempo de seriedad y madurez, en el que el juego creativo de nuestra existencia nos pide mucha más atención en la intención. Saturno está mostrando las fisuras de nuestras creencias espirituales en la medida que la verdad en nosotros emerge con poder y fuerza, y desbanca creencias que ocupaban el trono de nuestra soberanía creativa, de nuestro poder ser libres.

La batalla interna parece ser entre la verdad que florece poderosa desde adentro y las verdades que seguimos y aceptamos de fuentes externas, vengan de maestros, sistemas, dogmas o doctrinas. Este es un tiempo en que podemos sentir y percibir una fisura entre lo que hemos aprendido y nuestra experiencia propia, vivida y encarnada en nuestro cuerpo. La vibración de la verdad en nuestro corazón es innegable. Es probable que estemos dándonos cuenta que los lugares que hemos frecuentado hasta ahora ya no resuenan como verdaderos dentro nuestro. Este desfase, esta confrontación con algo que se desencaja en el tiempo, este eslabón perdido, es la grieta que está generando confusión, caos, miedo, duda, rigidez, control, dificultad en avanzar, bloqueos.

Esta es la historia de Marte retrógrado en Sagitario y en Escorpio. Avanzamos con el poder de la verdad hacia la conquista de nuevos territorios de crecimiento y evolución, nos sentimos listos para la aventura de ser libres, y somos llamados a recorrer nuestros pasos, volver hacia las sombras del pasado a recuperar, a corregir, a cerrar algo que quedó abierto, a sanar el corazón de un engaño oculto, a liberar nuestra alma de venenos tóxicos. El inframundo nos llama de vuelta y nuestro guerreo interno está listo para la tarea. Queremos estar despiertos, fuertes y valientes para transmutar y transformar toda sombra en luz, para bailar sobre las brasas del cambio y para vibrar el poder de la verdad en nuestra vida. Sin miedo, sin censura, sin violencia. Con amor, entusiasmo y gozo.

En esta Luna llena en Virgo reconocemos y honramos nuestra medicina, la medicina de nuestro Ser a nuestro servicio : de nuestro bienestar, de nuestro cuido. Somos Sagrados día a día en una práctica esencial que pasa por el vínculo con nosotros mismos en consciencia, amor y respiración. Salud es reconocer la ruta del bienestar interno e integrar las prácticas adecuadas para sostener nuestra consciencia vital, nuestra energía. Entramos en un proceso de empoderamiento que pide nuevas renuncias que liberan nuevos territorios internos que a su debido tiempo abren su paso en nuestras manifestaciones en la materia. Atención al detalle nos dice Madre Virgo : creamos el camino, eslabón a eslabón.

14 comentarios sobre “luna llena en virgo :: el eslabón perdido ::

  1. Magistral!!! Comprendiendo que estoy en sintonía absoluta con esta luna… yo le estaba llamando momento oruga, oscuro, desolador, letárgico, estaba juzgándome por haber ignorado esas debiidades y sostener inconscientemente ciertas máscaras tanto tiempo … este artículo me recuerda soltar y ponerme con lo que en realidad importa, y me muestra la luz para explosionar una vez más, en mariposa.

    Me encanta el concepto de permacultura emocional!!!… Haciéndonos cargo de nuestra salud creamos nuestra medicina para compartir. I Love it!! 😀 ❤
    Gracias.

  2. Muy interesante. ¿Esto es lo que va a pasar con personas del signo virgo?. No sé si lo he entendido bien, pero parece que vamos a florecer. No sé si me equivoco.
    Muchas gracias.

  3. Gracias por informar-transmitir…lo que RECIBES! Creo que la cadena de Amor es esto, compartir con el otro

  4. Gracias por derramar luz sobre nuestras consciencias con este articulo… Me llega de una forma clara e inspiradora…

  5. Tenemos tarea…si no es ahora..cuando?…gracias por este articulo inspirador q es un chute de energia!
    Beatriz

Los comentarios están cerrados.