astrología 2016·luna nueva

luna nueva en acuario :: valentía en la diferencia

Quien dijo que todo está perdido, yo vengo  ofrecer mi corazón “– Fito Páez

El sostén de todos mis sueños es la sabiduría colectiva de toda la humanidad en su conjunto“– Nelson Mandela

Las sociedades en declive no tienen uso para los visionarios “– Anaïs Nin

Acuario es el penúltimo signo de la rueda evolutiva y como tal nos habla de un nivel avanzado en nuestro proceso de crecimiento como humanos encarnados en esta tierra. Urano, el planeta regente de Acuario gobierna esta Luna. Urano está en Aries el primer signo de la rueda, arquetipo del guerrero, de la valentía y la voluntad de actuar. Acuario es el signo del colectivo y Aries el del individuo. Esta Luna nueva en Acuario nos habla de la relación entre el individuo y la sociedad, y nos ofrece una guía para encontrar la afirmación individual de nuestra singularidad dentro del tejido colectivo. Como se da la relación entre nuestros deseos personales y como se entretejen en la red social y comunitaria es el tema principal de esta lunación. Esta Luna nos habla de encontrar nuestro lugar, ejercer nuestra voluntad, compartir lo que somos y hacemos.

La imagen de Acuario es un hombre o una mujer con una rodilla anclada en la Tierra que vierte Agua de un Cántaro. Este Ser Humano se ofrece en servicio como instrumento y canal para regar la Tierra con el Espíritu del Agua. Una imagen que nos habla de una manera de ocupar nuestro lugar, de ofrecernos como herramienta y canal para que la Sabiduría del Cielo -el Agua- fluya hacia la Materia, la Tierra. Acuario es un signo que nos habla de una manera de servir, de una manera de estar y de una manera de hacer en armonía entre Cielo y Tierra. El Agua es vida, Esencia Sagrada que viene del Cielo y fertiliza la Tierra. Es Geometría Sagrada, patrón original : un orden, un diseño que viene del Reino del Espíritu y abre el terreno fértil de la manifestación en la Materia.

Acuario no es un signo de agua, sino de aire, rige nuestra mente. Este símbolo nos habla de un concepto, de una idea, de una inspiración que fertiliza nuestras creaciones y nuestras ofrendas hechas acciones. Nos habla del reino creativo de nuestra mente -ideas, visiones, ideales- al servicio de la vida, en armonía con el orden sagrado universal. El agua está en un cántaro, objeto creado por el humano y herramienta útil con la cual canalizamos, conducimos, encauzamos esta esencia sagrada que es y da la vida. El cántaro representa nuestra creaciones, nuestros proyectos, nuestra ofrendas en servicio a que el mensaje del cielo inspire a la tribu a través nuestro. Acuario nos habla de la fecundidad de nuestras inspiraciones que armonizadas entre espíritu y materia permite que nuestras creaciones sean canales para la vida. Nos habla de un proceso, de un orden, de una secuencia de acción creativa : esencia, visión, inspiración, forma, manifestación, servicio, ofrenda, vida.

Acuario es el signo de los visionarios, los individuos canales conscientes entre espíritu y materia en servicio a la familia humana. Es el signo de los visionarios, creadores, inventores, pioneros; los que canalizan formas originales y únicas de fecundar y crea vida, ideas, formas y procesos. Acuario es innovador, creador, y rebelde. Rebelde porque este proceso creativo suele irrumpir con otro orden : el del control a través de formas impuestas por quienes tienen el poder de decidir cómo han de ser y hacerse las cosas.

Acuario crea formas nuevas y al hacerlo suele irrumpir con las formas establecidas. Es en este sentido que es evolutivo y revolucionario. Nos habla que el respeto por la creatividad sagrada hace visible un(a) orden creado que limita este proceso natural. Una autoridad. De ahí que Acuario esté vinculado a la transgresión, a la originalidad, al genio, a la revolución. No importa el ámbito, Acuario nos devuelve siempre a la conexión directa con el espíritu, al nuevo código, al nuevo patrón. Científico, artístico, económico, comunitario, espiritual, vincular, Acuario está un paso adelante, rompe la forma, crea una nueva y en este proceso respeta un orden sagrado que nos habla de libertad, diferencia, originalidad.

Todos tenemos Acuario en nuestro mapa del cielo. ¿en qué área de nuestra vida se expresa este espíritu? ¿en las relaciones? ¿en la manera en que hacemos negocio? ¿en nuestra espiritualidad? ¿en nuestra sexualidad? ¿en el uso que hacemos de la tecnología? ¿ en nuestro rol en la comunidad? ¿en la manera en que ejercemos liderazgo? ¿en cómo creamos familia? ¿en nuestra maternidad, paternidad?

Esta Luna nueva en Acuario invoca al espíritu visionario que late en cada uno de nosotros a despertar del sueño de la obediencia, de la imitación, de la repetición a autoridades éticas y estéticas que nos separan del derecho a crear directamente desde la fuente. Nos pide que reconozcamos y honremos eso que nos hace diferentes, eso que nos singulariza, eso que llamamos sueño, locura en nosotros. Nos invita a que invoquemos la energía del guerrero para vencer la batalla interna que nos dice que no. Batalla interna que libramos de cara a la prohibición a ser diferentes. Batalla interna con el miedo a destacar, a transgredir, a salirnos del molde, de la caja, de la línea. Batalla interna con nuestro deseo de ser creadores de algo nuevo y diferente en nuestra vida, en nuestra comunidad, en el planeta, que nos habla de un miedo que nos prohíbe caminar nuevos territorios. Voces internas que nos dicen : quién te crees que eres, nadie te entiende, eres raro, extraña, escóndete.

Los visionarios abren camino, cartean nuevos territorios, conquistan el miedo. Muchos visionarios en otras épocas fueron perseguidos, condenados, y el tiempo les dio la razón. Esta Luna nueva en Acuario nos invita a invocar a nuestro guerrero visionario para que nos inspire a abrir nuevos caminos, a conquistar nuevos territorios. Nos inspira a vencer el miedo a ser señalados, exiliados, rechazados, acusados. Nos invita a ser valientes en nuestra diferencia.

Esta Luna nos habla de una herida profunda en nuestra capacidad de creer y crear en que otro mundo es posible, para nosotros, para todos. Sin embargo, más que nunca es vital revivir este espíritu revolucionario, esta confianza creativa, esta autorización a ser lo que somos, sin miedo, sin culpa, sin vergüenza. Marte, regente de Aries, está en Escorpio y hace una cuadratura con la Luna y el Sol en Acuario. Es posible que sintamos la violencia de estas prohibiciones ancestrales, juicios antiguos que como flechas envenenan nuestra visión y bloquean nuestra libertad de sentirnos y ser diferentes.

¿Qué importa lo que piensen y digan los demás en la medida en que somos fieles a nuestra esencia y a nuestra visión? Cada uno de nosotros es un canal sagrado entre cielo y tierra, esta es la libertad suprema inherente a nuestra humanidad. Todos somos el agua, el cántaro y el canal. Nuestra herida es que tenemos grabada la memoria de siglos de persecución en nuestros huesos, en nuestra sangre, que nos dice que salirnos del orden, singularizarnos y dar forma a nuestra diferencia es peligroso. No podemos negar que así ha sido. De ahí que las dictaduras siempre han censurado a los libres pensadores, artistas, rebeldes. Es parte de nuestra historia. Es también nuestro poder.

Entonces esta Luna nos habla de una encrucijada: ¿obedecemos al miedo o obedecemos a nuestra esencia? ¿obedecemos al pasado o damos un paso más hacia nuestra libertad? Una libertad que vivida y encarnada individualmente es también la expresión de un deseo de libertad colectiva. ¿No es acaso esta la función del artista, del creador, del genio: la de dar voz al alma de la humanidad, la de atreverse a caminar y abrir paso ahí donde otros no han ido? Este es el espíritu que ha habitado y encarnado en hermanos y hermanas que han sido llamado herejes, que han sido torturado y acusados por simplemente honrar y defender no solo el derecho a la expresión y la libertad de ser, sino sobretodo el derecho a honrar el orden sagrado de la creación. Honrar el lugar natural que nos corresponde.

Esta Luna nueva nos invita a honrar la gracia de la diferencia y a invocar el espíritu imperecedero de la creatividad que ha sobrevivido siglos de opresión y represión. No invita a superar los traumas del pasado y transformarlos en el poder que necesitamos hoy para darle una oportunidad a nuestra humanidad a crear otra realidad. Nos invita a abrazar la valentía y honrar lo que nos diferencia como parte de lo que nos une.

El 2016 ha empezado con un freno, con una sensación de inmovilismo, y de un profundo trabajo interno con nuestras sombras. Nos ha convocado a mirar hacia adentro a encontrar las causas de nuestro bloqueo creativo. Vivido de manera fértil este ha sido un mes de empoderamiento muy profundo. Ahora, con Mercurio directo, nos encontramos y sentimos con energía renovada para dar un paso hacia lo incierto con más confianza, más vitalidad. Sin embargo sigue siendo un tiempo de incubación psíquica. Eso no implica que no estemos activos, implica que cuidemos las semillas de lo realmente nuevo e innovador, lo que recién nos atrevemos a honrar como posible dentro nuestro. Sigue siendo un tiempo de oscuridad creativa.

Para muchos este es un tiempo de maestría interna que nos autoriza a liderar, a ir delante de la manada, a encarnar nuestra diferencia como fuente de inspiración para otros. ¿en qué ámbito estamos llamados a liderar, expresarnos libremente, a dejarnos ver? ¿en que ámbito estamos listos para salir de las sombras, el silencio y brillar? ¿en qué ámbito nos hemos empequeñecido para no hacer ruido, para no destacar, para no llevar la contraria? ¿en qué ámbito nos hemos dejado intimidar por lo que otros piensan de nosotros? ¿en qué ámbito hemos internalizado los juicios y las acusaciones más o menos sutiles o explícitas de otros? ¿en qué ámbito hemos sacrificado nuestra verdad interna a cambio de la aprobación y ausencia de conflicto?

Este puede ser un tiempo en que nos demos cuenta de la violencia a la que nos hemos sometido. Violencia sutil en muchos casos pero que ahora se revela poderosamente conectada a una historia más amplia, una historia de todos. La Luna Nueva en Acuario nos indica que para manifestar nuestros sueños y visiones tenemos que aceptar y abrazar que probablemente seremos señalados o rechazados. No podemos complacer a todos. En este sentido es vital reconocer que este impulso creativo y expresivo que se quiere manifestar a través nuestro es nuestro espíritu. Es sagrado. Esta Luna nueva nos invita a honrar esa chispa de singularidad que nos hace diferentes como la expresión más pura de nuestro espíritu. Entonces este es un tiempo para abrazar esta colaboración interna en comprensión de que somos canales y que más allá de un derecho, nuestra expresión es la expresión de la fuente de la vida en nosotros. Es un servicio.

Nadie ni nada nos puede revocar este lugar sagrado en nosotros. Esto no implica que sea cómodo o fácil en la medida que tenemos mayor o menor resistencia a la incomprensión, crítica y juicio externo. La realidad es que el juicio es interno. Es la voz de nuestra educación, de lo que se nos dijo, de lo que hemos internalizado como verdad: es la voz de una inquisición violenta que hemos hecho nuestra. Esta Luna nos libera de estos programas y nos invita a alinearnos con esta valentía que supera el : calla, escóndete, no brilles.

No hablamos de una espera desde el miedo, ni tan siquiera la cautela, sino de un cuido estratégico de nuestro proceso creativo. Necesitamos un tiempo interno para reconocer las etapas de nuestro proceso, de nuestra particular manera de querer y sentir hacer las cosas. Acuario nos invita a colaborar con el tiempo del espíritu, y el espíritu quiere que honremos la oscuridad. Los ciclos creativos en armonía sagrada abrazan el proceso iniciático de morir y renacer. Las ideas y visiones se desvanecen si no las cuidamos, si no las acogemos y le damos tiempo para germinar en nosotros.

Esta colaboración interna con el espíritu de la creatividad nos recuerda que cuando damos un salto evolutivo, un sí puedo, también se activa una negación a evolucionar. Esto es lo que experimentamos como estancamiento, bloqueo creativo, duda, confusión. Esto es solo una etapa que si la honramos la transformamos en poder y energía que fertilizará el camino a seguir. ¿cómo salgo de aquí? nos preguntamos. No neguemos esta voz. Al contrario, el proceso creativo sagrado nos pide que la honremos. Es sagrada.

Marte en Escorpio nos recuerda que somos la punta de la flecha de nuestro linaje, de nuestros ancestros. Somos la revolución visionaria de nuestro linaje en la medida que nuestra consciencia de hoy sana y libera la energía congelada en la opresión que vivieron nuestros ancestros. Somos la chispa creativa que le da continuidad a una historia antigua que nos habita . Somos la revolución del cambio ya que caminamos territorios nuevos que nuestros abuelos y abuelas tal vez no tuvieron la oportunidad de conocer. No podemos caminar como si esta corriente ancestral no existiera, empujando hacia adelante e ignorando el dolor de esta censura ancestral. Esta Luna nueva nos invita a que hagamos un trabajo de honra de nuestro linaje con la consciencia de que desde el punto de vista evolutivo somos la continuidad tanto de la vida como del trauma. Esta Luna también nos habla de una sanación profunda, de una oportunidad de liberarnos de estas negaciones, de dejar morir un poco más el miedo a brillar, a ser y expresarnos en la totalidad de nuestra libertad.

Esta también es una Luna propicia para hacer un llamado al espíritu libertario de nuestros ancestros, los artistas genios, hombres y mujeres cuyo espíritu latió al ritmo de la vida. Lo hayan podido expresar o no, lo hayan vivido en carne o no, este espíritu está vivo, nos pertenece, somos su voz y su oportunidad de manifestarse. El agua en el cántaro es eterna y la humanidad la necesita.

7 comentarios sobre “luna nueva en acuario :: valentía en la diferencia

  1. gracias de corazón, ayer en el Círculos de la Arboleda de Gaia te nombraron como fuente de sabiduría. La valentía de la diferencia es la luna nueva de Acuario, la serie de preguntas me han resonado dentro de mío como el agua de Lourdes que aportó la facilitadora.
    Un abrazo para ti Paloma

  2. Resonando con todas las palabras, cada cosa es mi momento actual, mi hoy, todos los sucesos actuales…Gracias por tus palabras-faro que hoy además de resonar son completa guía, impulso creativo, expansor…GRACIAS.

  3. Qué brillante y articulada eres, Luna de Abril !!! ¿Conoces sobre los acuarianos “Camelots” o “Aquatells? Son los que nacieron en el 1962 con 5 planetas en acuario – también tuvieron un eclipse lunar en luna nueva en acuario. Supuestamente han habido varios estudios e investigaciones a cerca de estos acuarianos. Había una expectativa de que este grupo iniciaría una revolución o abrieran un portal. Pero busco y busco y no hallo mucho. ¿Será que se olvidaron de ellos? ¿Será un secreto? ¿Será que las expectativas eran muy altas y no sucedió nada?

    1. Hola Llovizna, nunca escuché del término, aunque si sabía que ese año había un stellium en Acuario. Muchas gracia por la información. Investigaré ! suena pertinente 🙂 un abrazo y gracias por escribir , paloma

Los comentarios están cerrados.