magia·urano directo

urano directo en aries :: la magia de la libertad ::

El 25-26 de Diciembre (dependiendo en que parte de nuestro Planeta Azul nos encontremos) Urano recuperó su marcha directa. En estos momentos nuestro sistema solar se mueve en una misma dirección ya que no tenemos ningún planeta en movimiento retrógrado en nuestro cielo. Un espacio temporal poco común, único. Una ventana de once días en el que el movimiento de los planetas sigue una misma dirección. Once días ya que, el 5 de Enero, Mercurio comienza su marcha retrógrada en Acuario.

Todos los planetas se mueven en una danza sincrónica, y la Tierra- y nosotros que somos la Tierra- nos movemos en esta danza. ¿podemos sentir esta vibración? ¿podemos sentir este cambio de dirección? ¿podemos sentir la aceleración, la velocidad, de este momento?

Esta ventana abierta al movimiento sincrónico de los planetas nos ofrece una maravillosa oportunidad de experimentar conscientemente esta energía en nuestros cuerpos, en nuestra mente, en nuestras acciones. El movimiento retrógrado crea una internalización de la energía del planeta. Internalización quiere decir que la vivimos de manera subjetiva, íntima, personal. Al recuperar su marcha directa, las potencialidades del planeta, que durante la retrogradación se han expresado a nivel interno, se expresan hacia afuera. Tomando en cuenta que Urano está en Aries, y éste es el signo de la acción, la voluntad y el coraje, el signo de los nuevos inicios y comienzos, del nacimiento y de lo nuevo, podemos hacer la suma.

La palabra expresión, en su origen etimológico, nos habla de ir hacia fuera (ex) y de presión (presse en latín). Es probable que la acumulación de energía internalizada en los meses de la retrogradación de Urano -que es eléctrico- tiene ahora la posibilidad de liberarse. Si hemos sentido bloqueos a la hora de expresarnos libre y creativamente, de poner en marcha ideas innovadoras para nuestra vida, de canalizar y manifestar de manera tangible nuestras revelaciones internas, de comunicar valientemente nuestra verdad, ahora esta presión se libera. ¿cómo se quiere expresar esta energía? ¿qué está listo para nacer? ¿qué queremos parir?

Estos meses pueden haber sido depresivos, en el sentido que la presión interna causada por Urano retrógrado (desde el 26 de Julio), y la dificultad de poner en marcha nuestra ideas, haya causado frustración, decaimiento, duda y pérdida de confianza en nuestra capacidad de expresarnos y de manifestarnos. Si vamos hasta el fondo de esta presión conectaremos con el miedo. Miedo a lo nuevo. Miedo a crear. Miedo a ser diferentes. Miedo inconsciente que se diluye detrás de las distracciones y la pereza. O detrás del perfeccionismo, la exigencia y el control. Es probable que en estas semanas veremos esta narrativa revelarse, como si de un sueño hipnótico o represor nos despertáramos.

La buena noticia es que Urano ha recuperado su movimiento directo en un momento único en que todos los planetas están directos en nuestro cielo. Los planetas nos apoyan en nuestra expresión y, gracias a nuestra consciencia, con solo conectar con esta sincronía planetaria, la activamos en nosotros. No hace falta más. Solo ser parte. Solo participar.

Este es un buen momento para sincronizar nuestros deseos y aspiraciones con esta gran danza cósmica. Este es un buen momento para ponernos en marcha. Para poner en marcha nuestra ideas. Para movernos. Para acelerar algún proceso que se ha ralentizado en los pasados meses. Es un buen momento para coger velocidad. Para avanzar.

Es vital recordar que Urano es el Gran Liberador, el que despierta y el que nos lleva a experimentar nuevos territorios. Cuanto más sincronizadas y armonizadas estén nuestras expresiones, ideas y creaciones con la Conciencia Colectiva Planetaria, más potente es la fuerza de esta danza en nuestra vida.

Urano en Aries nos habla de la singularidad de cada individuo, de cada expresión única de cada ser humano al servicio del colectivo, de la humanidad. El mayor poder de este momento está en comprender que no hay separación entre lo personal y lo colectivo. Todos podemos tener una voz, una manera especial y singular de ser y expresarnos, sin embargo, lo importante es que estamos todos danzando juntos en esta vida, en este planeta, en este cosmos.

Hasta el 5 de Enero el cielo nos ofrece un contexto propicio para conectar con nuestra singularidad y, a la vez, tomar conciencia de cómo eso que nos diferencia de los demás, es precisamente lo que estamos llamados a entregar y ofrecer a la danza colectiva. Todos somos un regalo para la humanidad. Todos somos únicos. Cuando la ilusión de “lo que nos separa” es integrada al servicio del colectivo, entonces participamos de un bello y diverso tejido unificado por el respeto y la tolerancia a la diferencia. Nos unimos, como los planetas, en una danza común, sin perder nuestra voz, nuestra expresión única. Este proceso de “diferenciación en la unidad” requiere coraje, compasión y verdad ya que muchas veces el llamado inconsciente del grupo nos dicta que para pertenecer hay que callar.

De ahí que la palabra y el uso que le damos es vital en esta danza planetaria. El paréntesis de once días que crean Urano y Mercurio nos dice que la (r)evolución del presente pasa por superar la violencia de la censura, la dictadura del silencio, el secuestro de la expresión única y singular de cada Ser. Mercurio comienza su marcha retrógrada en Acuario, signo gobernado por Urano, signo libertario y revolucionario, transgresor, rebelde e innovador. ¿nuevas voces emergen? ¿nuevas formas de libertad necesitan ser nombradas? ¿cómo expresarnos libremente en una sociedad de memes , copias, marketing, negocio y modas? ¿quién nos escucha? ¿quién nos lee? ¿quién nos ve? ¿quién nos reconoce? ¿quién nos apoya en nuestra expresión única, libre y singular?

El hechizo de los poderes depredadores que explotan la vida y esclavizan la libertad de cada ser pasa por la palabra. La palabra es la espada del guerrero, la vara del mago. Estamos rodeados de palabras que venden. Palabras que convencer. Palabras que acusan. Palabras que crean realidades porque nos las creemos, sin interrogarlas, sin hacerlas nuestras antes de obedecerlas, mimetizarlas o repetirlas.

Son nuestras acciones y no nuestras dudas las que hacer la diferencia. Si dudamos de nosotros, si dudamos de nuestra voz, si dudamos de nuestro movimiento y de nuestra manera única y singular de sentir, pensar y hacer, ¿a quién favorecemos? ¿qué formas, códigos, modas obedecemos cuando no nos “atrevemos” a hablar?

¿quién siembra la duda en nosotros? ¿qué, quién nos hace sentir censurados? ¿en qué círculos reprimimos nuestra verdad? ¿qué espacios colectivos nos dominan a través de “lo aceptable” y lo “no aceptable”? ¿quién siente el llamado a ser una voz que danza libre, abierta, generosa, valiente, inspirada, transgresora en un mundo que tanto necesita de belleza y libertad? ¿realmente participamos de un proceso de Paz y Unión si callamos nuestra verdad por miedo a lo que los demás piensen de nosotros?

Entre hoy y el 5 de Enero es un buen momento para alinearnos con el movimiento planetario y usar esta sincronía para empoderar nuestra palabra al servicio de nuestra expresión más auténtica, genuina y verdadera. ¿cómo saber de qué estamos hechos si no nos atrevemos a experimentar y expresarnos?

Es un buen momento para escribir, para sacar hacia fuera lo que tenemos dentro, para abrir un espacio experimental de juego creativo y dar permiso a que el Espíritu de Urano, el Gran Mago, se exprese a través nuestro.

Es un buen momento para unirnos en la intención de sincronizar nuestros deseos personales con el bien común, llamémoslo Paz Mundial, Sustentabilidad Planetaria, Continuidad de la Vida, Cuido de los recursos, Amor.

Es un buen momento para cantar, rezar y predicar, desde cada uno de nosotros hacia el círculo y la familia humana, nuestras mejores intenciones. Intenciones de libertad creativa para todos los hombres, todas las mujeres, niñas y niños del planeta. Intenciones de reconciliación ahí donde la diferencia ha creado conflicto, separación y guerra. Intenciones de entusiasmo y gratitud por ser parte del Milagro de la Vida, por ser parte de la Magia de este Cosmos Danzante. Intenciones de compartirnos, de mostrarnos, de Ser.

Los planetas nos apoyan.

¿y nosotros? ¿nos apoyamos a nosotros mismos? ¿nos apoyamos mutuamente?

6 comentarios sobre “urano directo en aries :: la magia de la libertad ::

  1. Muy inspirador Paloma. Me recomendó Susana Senestrari, amiga desde hace años, tu página y estoy encantada. Abrazos desde Madrid y un gran 2016.

Los comentarios están cerrados.