Sin categoría

Luna llena y eclipse lunar en libra :: 2015

Estamos a unas horas de la Luna llena y eclipse lunar en el signo de Libra. El Sol en Aries refleja su fuego en la Luna en Libra, y la Tierra en perfecta alienación con estas dos luminarias, bloquea por unos minutos este resplandor. Esta alineación nos invita al equilibrio radical. Equilibrio interno. Equilibrio entre el adentro y el afuera. Equilibrio en la frontera del vínculo. Equilibrio entre nuestras necesidades personales y las de otros. Equilibrio de nuestra energía, de nuestro uso del tiempo.

Este eclipse cierra el portal abierto el 20 de Marzo, con la Luna nueva en Piscis y el eclipse total del Sol. Estas han sido dos poderosas semanas de clausura. La Luna llena de hoy actúa sobre los grados de la Gran Cruz Cardinal de Abril del 2014 y marca el cierre definitivo de tres años de transformación en los cuales hemos cruzado siete cuadraturas entre Urano en Aries y Pluto en Capricornio.

¿qué partes de nuestra alma hemos recuperado, reconstruido en estos pasados tres años?

¿qué emociones hemos reprimido, ignorado y censurado durante este tiempo?

¿de qué manera nos hemos abierto y expandido en este tiempo?

¿qué aspectos de nuestra vida necesitan un mayor equilibro?

¿consideramos el bienestar de otros tanto como el nuestro?

¿consideramos el nuestro tanto como el de los demás?

¿en qué aspecto de nuestra vida nos queremos enfocar de corazón, cuerpo y alma en esta nueva etapa del camino?

Esta Luna llena en Libra nos habla de la relación entre nuestra parte masculina y nuestra parte femenina. Marte y Venus, ambos regentes del Sol en Aries y de la Luna en Libra se encuentran ahora en Tauro. Marte y Venus están en Tierra firme y nos ofrecen el don de la estabilidad, la firmeza de la Tierra y la paciencia del Toro para sostenernos en medio del fuego transformador del Trino entre Urano, Júpiter y Saturno.

El fuego necesita la Tierra porque sin ella muere. La Tierra le ofrece una base estable al Fuego para que se exprese. El Fuego provee el principio activo que genera movimiento en la Tierra. Cuando la Tierra está desequilibrada se puede sentir abrumada por la velocidad del Fuego. Por su parte el Fuego puede sentir impaciencia con la lentitud con que la Tierra se mueve y cambia.

La energía de Tauro nos habla de integridad, de valorar nuestros recursos, de perseverar y de honrar nuestro cuerpo, sus necesidades. Nos habla de la importancia del placer y el deseo como extensiones del amor y la creatividad. Tauro es un signo de manifestación, por lo cual tenemos ahora Tierra fértil para enraizar la pasión de nuestros sueños y visiones.

La Luna en Libra nos invita al equilibrio entre nuestros deseos personales y los de los demás. Integridad implica actuar de acuerdo a nuestras verdaderas necesidades. Se trata de encontrar la fuente de nutrición en nuestra vida y examinar de qué maneras nos desequilibramos. Tal vez nos hemos sentido dispersos y atrapados en el fuego del exceso de actividad, de un lado para el otro, y nos hemos olvidado de cuidar nuestro Ser, nuestra esencia, que anhela quietud y renovación.

Este es un buen tiempo para compartir nuestras necesidades y deseos con los seres que amamos, con nuestra familia, con nuestros colegas. Es momento de identificar los recursos que disponemos para abrir espacio al amor, al placer, a la creatividad . Este es un tiempo para celebrar y nutrir nuestra vida amorosa. Cuando hablamos de vida amorosa, no solo nos referimos a la pareja o al vínculo romántico que, a menudo, nos ofrecen visiones limitantes y exclusivas del amor. Nuestra vida amorosa implica todas nuestras relaciones.

Nuestra relación primaria, con nosotros, nuestro cuerpo, nuestro tiempo, nuestros recursos. Nuestra vida amorosa con la vida, la tierra, el agua, las plantas, los animales. Nuestra vida amorosa con nuestras amistades, nuestros colegas, hijos, padres, hermanos. Y, sí, nuestra vida amorosa con nuestras parejas, nuestros amantes. Cuando abrimos el espectro de nuestros recursos afectivos, cuando descentramos el Amor del vínculo de pareja , nos nutrimos y de ahí expandimos la vibración de nuestro corazón. Esta energía expansiva nos fortalece, nos llena y nos satisface. Esta satisfacción y plenitud la llevamos entonces al seno de nuestra pareja y, en vez de reclamar amor, en vez de demandar, depender, exigir, podemos compartir, intercambiar, dar y recibir de manera equilibrada y justa.

Esta Luna llena y eclipse nos guía a ser honestos con nosotros mismos y a anclar el centro de la balanza en nuestra integridad. Esta Luna nos invita a ser sinceros y fieles con nosotros mismos, en todas nuestras acciones y decisiones. Un nuevo sentimiento de lealtad, de compromiso y de sabiduría se levanta de las cenizas del fuego transformador. Un fuego que ilumina nuestra mente, nuestro corazón y que inspira nuestra voluntad a actuar con consciencia e integridad.

Estamos despertando al poder de esta energía en nosotros. Cuando esté plenamente integrada sentiremos una nueva madurez y autoridad que va a gobernar nuestras decisiones y actitudes en todas nuestras relaciones.

Saturno retrógrado en Sagitario, como parte de un trino de fuego con Júpiter en Leo y Urano en Aries, nos invita a empoderarnos a través de la paciencia, el discernimiento justo y la estabilidad mental. Solo hemos de esperar con confianza para sentir cómo emerge la profunda llamada de nuestra verdad interior. Cuando escuchemos la voz de nuestra sabiduría solo hemos de seguir confiados la guía que nos ofrece.

Es así que podemos ocupar nuestro lugar en nuestros vínculos, desde una presencia que nos beneficia y beneficia a todos. El Universo nos invita para ser fuertes y humildes ya que la sabiduría del tiempo nos devolverá los frutos de nuestras intenciones en abundancia fértil. Este es un tiempo de entrega y confianza. De fe paciente y madura. Feliz Luna eclipsada a todos y todas !