luna nueva

luna nueva en acuario :

En esta Luna nueva en Acuario preséntate al Universo, al Gran Misterio, al Útero de la Creación, y siembra tu intención, pon un propósito para tu camino, crea tu visión.

La Luna nueva es el encuentro mensual entre el Sol y la Luna alineados de manera a que están en la misma constelación, el mismo signo. Este mes la Luna y el Sol celebran su encuentro en el grado cero de Acuario, signo orientado hacia el futuro, hacia la creación de nuevos paradigmas y visiones para la humanidad. La próxima Luna nueva , el 18 de Febrero, se repetirá en Acuario, en el grado 29, el último. Esta repetición pone un énfasis en la energía de este signo, sus misterios y lecciones.

Este encuentro del Sol con la Luna en el mismo signo simboliza una fecundación. El Sol insemina la Luna, de la misma manera que nosotros fecundamos nuestra realidad con nuestras intenciones. La energía sigue la flecha de nuestras intenciones, de nuestros pensamientos, conscientes e inconscientes. Lo que llamamos “sembrar intenciones” es poner nuestro foco en una intención, en un propósito para nuestra vida, y sostenerlo. El propósito puede ser querer experimentar una vida más creativa; tener más tiempo para disfrutar; tener la salud y la vitalidad para tener energía para mover nuestro sueño, nuestra visión, nuestros proyectos, nuestras relaciones; los espacios que queremos ver crecer y florecer en nuestra vida. El propósito puede ser aprender a cuidarnos, aprender a escucharnos, ser más fiel a nuestro corazón, a transformar hábitos, a cultivar virtudes. Nuestra flecha puede ser un pedido de ayuda al Universo para vivir una vida plena y abundante, creativa e íntegra. La intención puede estar vinculada a temas del pasado que precisan ser atendidos, sanados, integrados o puede estar enfocada hacia la creación de nuevas realidades para nuestra vida, con consciencia y libertad.

La Luna nueva en Acuario nos convoca a que abramos nuestra mirada sobre nuestra vida, a que abramos nuestra perspectiva para que nuevos paisajes se revelen, nuevas maneras de posicionarnos con nuestra realidad se expresen a través nuestro. Este es un proceso que pide ser sentido en nuestro interior como una liberación, una sensación de alivio. Casi siempre este es un lugar que nos convoca a lo fluido, fácil y sencillo. Este es un tiempo para suavizar las complicaciones y simplificar nuestras opciones.

El hecho de que tengamos dos Lunas nuevas seguidas en Acuario, nos habla de que de aquí al 18 de febrero tenemos una brecha abierta para hacer un trabajo de valoración de nuestra vida, ¿dónde estamos? ¿cómo nos sentimos con nuestra vida? ¿qué quisiéramos cambiar? ¿qué queremos preserva? ¿qué queremos cambiar? ¿qué queremos, o necesitamos, soltar?
La Luna gobierna nuestra emociones, nuestros sentimientos. Lo recomendable es este proceso de valoración que hagamos sobre nuestro camino, que esta mirada hacia nuestra vida, nuestra biografía sea amorosa y pacífica. No una mirada que evalúa entre lo bueno y lo malo, enjuicia, acusa, se avergüenza y culpabiliza. Esta Luna nueva nos invita a abrir nuestra visión y educar nuestra mirada para percibir desde el prisma de la Aceptación. La aceptación de nuestra vida es el primer paso para transformar nuestra realidad. Implica la aceptación de nuestras experiencias como un camino evolutivo. Nos invita a una mirada creativa hacia nuestra vida. No una mirada idealista, que oculta y escapa de la realidad. Sino una mirada que embellece y transforma, que reconocer y construye su lienzo, su vida, sus pasos con Amor. Una mirada que fecunda. Una mirada que crea nuevas realidades desde una percepción abierta a la unificación de todo como parte de nuestro aprendizaje. Es en nuestra biografía que encontraremos las respuestas a nuestras preguntas, y las llaves que abren puertas en el presente y otras que nos invitan a otros futuros posibles.

Si vamos miramos hacia nuestros pasos, el de nuestros padres y ancestros, encontraremos estelas de sabiduría, y la fuente de energía que empuja nuestros sueños. Si vamos hacia atrás con miedo, rechazo, si tememos atravesar el camino de la sombra en nuestro árbol y en nosotros, no estamos aceptando nuestro camino de conciencia, no estamos honrando nuestra herencia. Entonces esta Luna nueva nos convoca a que recorramos nuestros pasos, nuestro pasado, con una mirada de amor, con una mirada de aceptación. Así aprendemos a mirarnos con los ojos de la creación, rompemos el hechizo del juicio y experimentamos el bienestar de la reconciliación. Reconciliación con nosotros mismos, con algunas personas de nuestra vida, reconciliación con un camino, con una idea.

De aquí al 18 de febrero es un tiempo propicio para enfocar nuestra visión hacia cómo queremos caminar nuestra vida. Mirar hacia atrás ayuda a mirar hacia adelante porque el tiempo es circular. Recorre tus pasos y recapitula objetivamente tus aciertos y errores. Multiplica lo que funciona y elimina lo que no te hace bien. ¿qué te hace vibrar, disfrutar?¿qué te llena? ¿qué te quita energía? ¿qué te hace daños? Pon orden en tus prioridades y escucha lo que tu corazón te dice. A partir de mañana Mercurio estará tres semanas en movimiento retrógrado en Acuario, entre las dos lunas nuevas. Este es un tiempo de reflexión importante. No es tiempo de grandes decisiones. Es un tiempo para escuchar hacia adentro y observar hacia fuera. Es un tiempo para revisar visiones, revisar compromisos, relaciones y proyectos. ¿qué te quieres contigo llevar hacia el futuro? ¿qué sientes que ya no pertenece a tu visión?

Este periodo es la gesta de un gran cambio. Es buena idea tomarnos en tiempo para sentirnos y para posicionarnos de manera consiente y creativa ante las potencialidades que este ciclo lunar nos ofrece. Este es el preámbulo de un periodo de intensidades que viviremos entre Marzo y Abril. Una buena reflexión sobre el rumbo de nuestra vida a corto, mediano y largo plazo merece nuestro tiempo y atención.

La energía de Acuario es mental. Es la mente iluminada por el corazón. Acuario vierte el Agua en la Tierra. ¿qué mayor manifestación de Amor y reverencia que la de hacernos partícipes conscientes del fluido de la Vida? Somos Agua. Somos Amor. Este es el espíritu de Acuario. Es la Mente conectada a las Estrellas, al Gran Misterio que vierte su conocimiento en la Tierra. Acuario es la energía mental en su manifestación más creativa, que es la inteligencia que todo lo conecta , con la que somos uno, con la conciencia de la Tierra.

Esta Luna nueva nos invita a usar nuestra mente para poner claridad ahí donde hay duda o confusión. Es un buen momento para observar nuestras relaciones, nuestras redes, nuestros círculos y actualizarnos. Es un tiempo para observar los cambios sin juzgarlos, y la clave para navegar esta energía es tener una actitud abierta, flexible y creativa. Acuario es el signo de la innovación, y para acoger a lo nuevo, hay que hacer espacio. Acuario trae eventos rápidos e inesperados que tienen la capacidad de cambiar nuestra vida de repente. Para algunos este puede ser un tiempo de intensas revelaciones, confirmaciones, sentimientos potentes de voluntad de cambio que tienen un impacto directo en su medio ambiente. Es un tiempo en que se multiplican los caminos y las posibilidades, y a veces sentimos que tenemos que responder a los llamados de la vida sin tener claro lo que queremos. No es un tiempo para precipitarse. Sentir toma tiempo, y ahí donde hay prisa y presión vale la pena poner un gran signo de interrogación.

Estamos viviendo cambios acelerados través de nuestro mental, sobretodo si estamos conectados a Internet y nos distraemos y dispersamos con facilidad. La capacidad de sostener un foco, un propósito, se alimenta de nuestro corazón. Nos tiene que importar. Lo que hacemos nos tiene que importar de corazón para traspasar los laberintos de la mente deseante y confusa. La claridad mental nos ayuda estar, a ver y a sentir nuestro camino. Si no nos dejamos distraer, nuestros objetivos se manifiestan en la Rueda del Tiempo Libre. Esta Luna en Acuario nos convoca a poner un propósito para nuestra vida. Acuario nos convoca a que nuestra mente colabore creativamente con nuestro corazón. Nos convoca a que sepamos escuchar el latido de nuestro corazón y la grandeza del universo en nosotros en un mismo pulso.

El 2015 es un año que para muchos se va a expresar como un salir de un trance muy profundo. Un año en que se expande nuestra capacidad de discernimiento y de comprensión de la interrelación unificadora entre todas las cosas, llámese Vida, llámese Dios, que es el principio del Amor. El Amor como expresión de conciencia a través de nuestro corazón y nuestros sentimientos. Este es un tiempo para conectarnos con nuestro camino en el Amor. Si refrescamos y actualizamos nuestra mirada, hacia nosotros, y hacia la vida, podemos evaluar nuestra realidad actual con nuevos ojos, viendo nuevas posibilidades. Es un tiempo en que muchos van a reclamar su lugar en la larga cadena de almas despiertas que han encarnado y reencarnado a través de las épocas y de los tiempos.

Acuario nos recuerda que nuestra narrativa de vida, nuestro camino, está entretejido con el de la humanidad. Somos una misma mente. Esta Luna nos invita a poner conciencia en cómo participamos en la mente colectiva. También nos invita a mirar cuan atrapados estamos en la mente materialista, la mente consumista, la mente que está dirigida por unos intereses de mercado, y más allá, que monopolizan nuestra mente . Despertar es rasgar el velo de la ilusión. Hay muchos velos y cada cual tiene los suyos particulares que rasgar. Todos, de una manera un otra, sostenemos espacios velados en nuestro interior que nublan nuestra percepción. Este es un tiempo de rasgar de velos y de integración largos procesos que llegan a buen puerto. Es un tiempo en que largos y complejos caminos de vida iluminan de luz y de coherencia. Esta Luna nueva nos habla de una encrucijada , de nuevos caminos. Es un tiempo de sutiles aventuras y largos viajes internos. Hay oportunidades de conectar con verdades profundas e importantes que aclararán nuestro pasos otros futuros.

Urano el regente de Acuario está en Aries. Desde ahí nos invita a tener la suficiente valentía para reconocer lo que sentimos. Vivir desde una mirada amorosa y compasiva hacia nosotros, hacia nuestra vida requiere fuerza y firmeza. La energía pionera , rebelde, liberadora del cambio pide que tengamos tierra, que sepamos crear intenciones concientes, reales y las caminemos en una práctica coherente. La trampa de Acuario son los altos ideales que no están apoyados en la integridad de la Tierra. Si hay un desfase muy grande entre nuestra realidad material, lo que encarnamos, y lo que soñamos y visionamos, implica que hay que hacer un camino, hay que tejer puente entre lo que nuestra alma recuerda que es nuestro sueño y la realidad de cómo lo caminamos.

Este puente es Chirón, el sanador herido. Este puente de conciencia que repara la desconexión del olvido de nuestra conexión a la Fuente. Es el puente que nos lleva a los mundos invisibles para recuperar nuestra memoria. Es el puente de la conciencia que nos recuerda que solo el Amor es real. La integridad del Amor en nosotros, hacia nosotros, con nosotros y con todo lo que hacemos, sentimos, decimos, actuamos es real. Este es un camino de valores y de firmeza para vivir nuestra vida respetando nuestros valores, y el valor de la Vida.

Para la Luna de hoy puedes sembrar la valentía de soñar un camino de amor y coherencia, y en la luna nueva del 18 de febrero puedes sembrar la valentía de caminar un camino de amor y coherencia. Son dos etapas de un mismo tiempo creativo. Dos puertas de una misma oportunidad. No hay encrucijadas cuando el camino y el destino es el mismo. Feliz luna nueva en el caminito del Amor. Vamos todos al mismo lugar que es adentro.