luna llena·nuevos tiempos

luna llena en Géminis 2011 :: urano y los nuevos tiempos

Siete horas antes de la Luna Llena en Géminis Urano recupera su trayectoria directa en Aries. Urano empezó su movimiento retrógrado el 9 de julio, desde el grado 5 de Aries. En las próximas horas hará su estación directa y movimiento hacia adelante desde el grado 1 de Aries. El grado  uno de Aries es un punto sensible en la rueda zodiacal de 360 grados. Es parte del punto energético llamado el grado cero de Aries, puerta o umbral de la energía de la cuadratura cardinal, los cuatro signos que guardan las puertas de las estaciones : aries, la primavera, cáncer el verano, libra el otoño y capricornio el verano. Esta cruz ha estado muy activa desde finales del 2009 cuando una serie de ángulos se formaron entre planetas ubicados en estos signos : saturno en libra, pluto en capricornio y urano en aries.

A partir de la activación de estos ángulos hemos entrado en una espiral evolutiva y transformadora que nos ha ido presentando las diferentes manifestaciones del cambio, tanto en nuestra vida personal como en la colectiva.

La importancia del grado cero de aries es que marca un punto de conciencia entre el pasado y la muerte (piscis) y el futuro y el nacimiento (Aries). Es el umbral del eurobonos, la serpiente que se muerde la cola y que representa la naturaleza cíclica de nuestra existencia, en la cual el velo entre morir y nacer se rasga, y en el que la vida y la muerte son parte de una misma unidad.

El grado cero de aries representa un vínculo, un eslabón, una conexión. Esta conexión es vital ya que representa la llave que nos permite navegar la unidad y la totalidad : el mundo visible y el invisible , la integración de lo inconsciente en el campo de nuestra conciencia y la capacidad de recordar de dónde venimos, de nuestro camino transitado hasta llegar a donde estamos. Es un punto de iluminación en el que podemos desde la energía del hoy ,y de lo nuevo, mantener un canal abierto para lo aprendido en el pasado.

Este vínculo que el grado cero de Aries representa también nos habla de la conexión entre los seres sintientes desde la unidad, desde la totalidad. Esta conexión vincula lo personal con lo colectivo y lo colectivo con lo personal. Vincula nuestros movimientos y proceso internos con los externos, sean estos sociales, ecológicos , planetarios o cósmicos. Vincula nuestro proceso evolutivo individual con el grupal  ya que es a través del tejido de nuestra relación con nosotros mismos, con los demás , con nuestra comunidad, con la humanidad y con el planeta que participamos de la conciencia evolutiva que representa el grado cero de aries. Así como los proceso externos tienen un efecto en nosotros, nos influencian, así, y también, nuestros proceso interno participa y afecta el cambio colectivo. Lo que es adentro es afuera.

En mayo de 2010 Urano hizo su entrada en Aries después de 82 año. Esta entrada marca el principio de un proceso de despertar de nuestra conciencia. Podemos recapitular qué cambios radicales hemos experimentado desde esta fecha y podremos ver un patrón emerger, tanto dentro como fuera nuestro. La energía de Urano irrumpe en nuestra vida y en nuestra conciencia como un relámpago. Ilumina de golpe y despierta con la fuerza de la sorpresa. Representa el cambio radical, la liberación de lo que reprime u oprime. Rompe las cadenas y permite que la chispa creativa de lo nuevos emerja y nazca. Es el planeta que anuncia lo nuevo y que potencia su creación.

Cuanto más fosilizadas estén las estructuras del pasado en nosotros, con más fuerza vamos a sentir los efectos de Urano. En este sentido, el pasado año y medio nos puede arrojar luz sobre de qué manera esta energía está actuando en nuestra vida, ¿cuánto de lo que ocurre afuera de nosotros nos estimula , u obliga, a cambiar?¿ Cuán abiertos estamos al cambio o cuantas resistencias le ponemos a esta energía?

El hecho de que Urano cambie de dirección unas horas antes de este potente eclipse lunar le da un tono eléctrico a esta luna llena. Es posible que hayamos sentido esta electricidad unos días antes de la Luna bajo forma de nerviosismo, hiperactividad, insomnio, cambios súbitos, subidas y bajadas de energía, excitación, lucidez, destellos de inspiración, etc.

Urano nos viene a despertar de nuestro sueño colectivo y a mostrarnos dónde las estructuras fosilizadas de nuestro pasado bloquean nuestra liberación. La energía de Urano durante esta lunación nos viene a liberar de falsas creencias y conductas. ¿qué creencias  nos limitan, nos oprimen o reprimen? ¿qué forma toman nuestras creencias? ¿qué creencias del pasado están siendo desafiadas en estos momentos? ¿cuán concientes estamos de que nuestras creencias le dan forma a nuestra vida, la crean?

La luna llena en Géminis culmina la trayectoria que inició hace dos semanas con la luna nueva y el eclipse en Sagitario. Durante este tiempo hemos transitado por el umbral de los nodos lunares : dos puntos que representan nuestro camino evolutivo, el karma y el dharma. Durante la luna nueva pasada estuvimos integrando las lecciones del nodo norte de la luna, el dharma, en Sagitario; mientras que durante esta luna llena estaremos en contacto con la energía del nodo sur, el karma, en géminis.

Entre ambos eclipses tenemos la oportunidad de intervenir en nuestro diseño ya que los eclipses son profundos aceleradores de cambio. Entre eclipses podemos borrar la huella de códigos antiguos del pasado : patrones familiares, hábitos, adicciones, traumas, influencias, creencias, etc. También podemos crear nuevos patrones, nuevos circuitos creativos para abordar nuestra realidad de otra manera. Es un tiempo de semillas que podemos codificar con nueva información que con el tiempo, y en el tiempo, veremos emerger como nuevas realidades. ¿cuán conscientes hemos estado de nuestros pensamientos y de nuestros actos estas pasadas dos semanas? ¿cuánto hemos aprovechado esta oportunidad? ¿qué hemos aprendido en estas dos semanas? ¿qué nuevas ideas han nacido? ¿qué nuevas visión se ha abierto? ¿qué hemos sentido?

Esta luna llena en Géminis nos invita adentrarnos en el mundo de las ideas, los pensamientos y la palabra. Esta luna nos pide que aceptemos el despertar, permitamos que el cambio se manifieste dentro de nosotros, digamos que sí a la liberación de toda resistencia a este cambio y que nos abramos a lo nuevo. Esto nuevo puede estar emergiendo en nuestra mente en estos momentos, una nueva idea, una nueva energía que busca expresión y canalización. Este cambio puede estar llegando a nosotros a través de nueva información,  a través de la palabra de otros, a través de algún libro que nos esté ayudando a despertar, o a integrar lo que estamos experimentando y sintiendo.

Géminis también nos orienta hacia nuestras relaciones, nuestros vínculos más próximos, nuestros hermanos y cómo la manera en que nos comunicamos le da forma nuestras relaciones. Rige la edad en que desarrollamos nuestras capacidades motoras y cognitivas, cuando aprendimos a caminar y a hablar. Géminis nos habla de nuestra capacidad para aprender, para asimilar la información, nuestra relación con los estímulos externos. ¿cómo mirábamos al mundo cuando teníamos dos año? ¿cómo fuimos educados y guiados? ¿qué vivimos en ese periodo de nuestra vida? ¿qué resistencia o bloqueo del hoy pueda tener raíces o huellas de este periodo de nuestra vida?

Mercurio, el planeta regente de Géminis y de Virgo se encuentra retrógrado en Sagitario. Nuestros procesos mentales apuntan a una búsqueda interna de una verdad más profunda que nos permita enfrentarnos al cambio que nos rodea desde un nuevo lugar . Una verdad interna que nos ofrezca una nueva percepción, una nueva interpretación de lo que nos rodea e influencia. A medida que el cambio externo hace cada vez más visible que le exceso de información que nos rodea está mínimamente vinculado a la verdad, nuestra percepción se transforma. Cuanta más información y desinformación nos influencia, más necesario se hace que tengamos un eje interno en que nuestra verdad y nuestros valores nos guíen en nuestro proceso de transformación. Este es el proceso que estamos viviendo. Júpiter, regente de sagitario, en tauro nos muestra el camino en donde esta conciencia de la verdad tiene capacidad de expansión y de crecimiento, personal y colectivamente. Júpiter en tauro nos muestra que el valor supremo es la vida y el amor; amor a la vida, amor a la creación, amor a la belleza, a la tierra y a lo femenino. Júpiter en tauro nos muestra que el valor supremo somos nosotros mismos , que es en nuestra relación con íntima interna que encontrando nuestro propio valor supremo

Esta luna llena y eclipse nos invita a que pongamos una atención especial a nuestro entendimiento de lo que es la verdad . El Sol en Sagitario alumbra la Luna en Géminis esto quiere decir que la verdad superior (sagitario) de nuestra conciencia (el Sol) alumbra nuestra mente y nos enseña a aprender en el día a día, en nuestro cuerpo y nuestra psiquis. Esta luna llena nos invita a que abandonemos todos los puntos de referencias externos y que nos abracemos a nosotros mismos como nuestros maestros. Es en el auto conocimiento y en la escucha interna que sentiremos emerger la verdad de lo que somos, y es esta verdad la que nos muestra, nos enseña, cómo somos. En esta experiencia de “cómo somos” aprendemos . Es desde este aprendizaje interno, desde esta verdad interna reconocida y honrada en nosotros, que podemos reconocer y conectar con la verdad fuera de nosotros.

Es desde este lugar que la palabra puede participar como un vehículo de la verdad. Cuando nos expresamos verdaderamente, creamos una frecuencia, creamos una realidad. Esta luna llena nos invita a que pongamos conciencia en la palabra en nosotros. ¿cómo hemos usado la palabra? ¿cómo nos han hablado? ¿qué palabras nos definen? ¿quién nos ha definido con la palabra y cómo? ¿cómo nombramos la realidad? ¿cómo nombramos lo que sentimos, lo que nos pasa? ¿sabemos hablar?

Esta luna llena, y la energía de urano , alumbra todo lo relacionado a la mentira. Géminis es un signo dual, un signo de polaridad. La energía polar que se manifiesta durante esta lunación también tiene que ver con la mentira y con lo falso. Unos de los temas que se nos presenta en estos momentos tiene que ver con cuánto de lo que hemos aprendido, de los que se nos ha dicho que es verdad, en realidad es mentira. Esto puede estar vinculado a situaciones relacionadas al pasado con la familia o la pareja, como a nivel religioso, económico y político. Durante esta luna la línea entre los personal y lo colectivo se afina más y es posible que estemos en un momento colectivo en que estamos despertando de una gran mentira, lo cual también implica que estamos también en el proceso encontrar la verdad. Con urano la forma en que esta verdad nos libera es impredecible y sorpresiva.

Es un tiempo en que la aceleración de los eventos y los estímulos externos van a ir en aumento y la clave para poder navegar estos cambios descansa en nuestra capacidad de serenar nuestra mente, escucharnos y actuar con claridad e integridad. La energía planetaria tiene un tono de urgencia  y urano  le añade intensidad a esta sensación, sin embargo es en la quietud y el silencio, en nuestra capacidad de ir a hacia adentro que podremos encontrar nuestra capacidad de reconocer la voz de la verdad en nuestro interior.

En estos tiempo de intensificación de los cambios es posible que surjan muchas emociones fuertes, impredecibles, miedos, confusión, inestabilidad, altos y bajos emocionales, momentos de mucha claridad seguidos por dudas y miedos. Para otras personas puede ser un momento de sanación profunda en el que el cuerpo está dando  señales resistencia o depuración a través de algún síntoma, accidente, desequilibrio. También para otros puede ser un tiempo de mucha claridad, creatividad e inspiración. Lo importante no es tanto la forma que tome la energía sino la comprensión de que no importa la forma que tome es nuestra conciencia y nuestra aceptación del proceso lo que nos permite colaborar y contribuir al cambio colectivo.

Es la conciencia de que estamos todos atravesando lo mismo, cada cual a su manera, lo que nos ayuda a conectar con este tejido de despertar colectivo. Cuanto más conectemos con la conciencia de que nuestra vivencia personal no está aislada y que  todo parte de lo mismo más posibilidades de integrar el cambio y de crear el cambio tendremos.

Este es un buen tiempo para compartir, estar con otros, hablar, contar nuestra verdad, abrir nuestro corazón, unirnos en un mismo rezo, en un mismo canto, soñar juntos. La energía del géminis nos invita a pasar por este proceso juntos, a aprender juntos a crear nuevas realidades juntos, uniendo nuestros pensamientos y visiones en una misma dirección, una misma flecha.

Mañana es un buen día para levantar bellas palabras con nuestro aliento más sincero, para levantar bellos rezos para la humanidad, para nuestra familia, para nosotros, para que  nuestra percepción se abra, , para que soltemos radicalmente lo que nos perturba y nos liberemos de lo que nos pesa para que sintamos nuestra verdad vibrar con fuerza en nuestro interior. Es un buen tiempo.